callejero chicharrero

El antiguo camino del Manicomio que se convirtió en la calle Febles Campos

La vía que recuerda a uno de los héroes que lucharon contra la erradicación de la epidemia de cólera de 1893, en la capital, une en la actualidad la calles San Cristóbal y Domingo J. Manrique, en el barrio Salamanca
Manicomio Provincial de Santa Cruz de Tenerife, en 1905. DA

El camino del Manicomio que transcurría por el barrio Salamanca de Santa Cruz de Tenerife hasta llegar a la puerta del Hospital Psiquiátrico, en recibiría en 1936 el nombre de calle Febles Campos, en recuerdo del fundador, director y mecenas de esta Institución.

A lo largo del recorrido de esta calle se encuentran en la actualidad el CEI José Antonio y la parroquia de Fátima y su Plaza, entre otros lugares emblemáticos.

Juan Febles Campos (1859-1937), uno de los médicos distinguidos por su abnegación y sacrificio durante la epidemia de cólera morbo que azotó esta capital en 1893, tenía su consulta en la calle San Felipe Neri, 16, actual Emilio Calzadilla. En 1884 sería nombrado Secretario de la Academia Médico-Quirúrgica de Canarias, actual Real Academia de Medicina de Santa Cruz de Tenerife.

Fue presidente de la Diputación Provincial (1896), alcalde de Santa Cruz de Tenerife, entre 1899 y 1901; vicepresidente del Cabildo Insular (1913); delegado Regio de Industria y Comercio, y Consejero del Banco de España, y miembro destacado del Gabinete Instructivo, del que fue secretario en 1881.

Como inspector de Asilos Benéficos, en 1892 tuvo la iniciativa de dotar a Santa Cruz de Tenerife de un Hospital Psiquiátrico, ante la situación deplorable e inhumana en que se encontraban los enfermos mentales que estaban alojados en unas dependencias del Hospital de Nuestra Señora de los Desamparados (Hospital Civil).

La compra del solar de 20.000 metros cuadrados, situado en la Cruz de Ventoso, próxima al puente Zurita, elevado a escritura pública el 5 de julio de 1894, fue financiado en gran parte de su peculio particular, si bien tuvo la ayuda moral de sus socios, Magdalena Ravina del Campo, como secretaria, y del arquitecto Antonio Pintor Ocete. También, la Sociedad de Edificaciones y Reformas Urbanas –La Constructora-, presidida por el arquitecto Manuel de Cámara, aportaría 5 acciones.

Juan Febles Campos
Juan Febles Campos

Proyecto del manicomio

El proyecto del Manicomio de Tenerife, presentado en septiembre de 1894, obra del arquitecto Antonio Pintor Ocete, al seguir las corrientes higienistas del siglo XIX constituiría un ejemplo novedoso en Canarias pues incluía una avenida de 150 metros de largo por 20 de ancho, con cuatro hileras de árboles, una zona destinada a jardines y huerta, y un pequeño bosque para el recreo de los pacientes, realizado por el señor Ballester, ingeniero jefe de montes.

El recinto estaba dotado de varios edificios, uno central, destinado a la administración, servicios, hidroterapia, electroterapia, cámara oftalmoscopia, gimnasio y botica, y dos laterales a este, distribuido en cuatro pabellones, destinados a los pacientes mentales, separados por sexos, edad y patología, con doce habitaciones en cada uno, sala para reuniones y demás servicios necesarios para un correcto funcionamiento, la capilla, un lavadero y un cuarto destinado al vigilante.

 Las obras del primer pabellón, que comenzaron en enero de 1895, estaban concluidas a finales de ese año, de manera que sirvieron de estancia a los repatriados de Cuba. El segundo pabellón, y la galería que le unía con el primero, fue financiado por donativos aportados por el Ayuntamiento, la Junta de Caridad de Señoras y particulares. Dentro del solar del recinto hospitalario se construyó un depósito de agua, situado a mayor nivel, elemento imprescindible a la hora de la higiene y la hidroterapia.

Como en los estatutos de la sociedad se comprometían a que una vez construido el edificio se le haría entrega a la Diputación Provincial, este hecho ocurrió el 22 de agosto de 1917, cuando desde el Hospital se trasladaron los primeros 40 pacientes, 22 mujeres y 18 hombres. Curiosamente, el transporte de estos enfermos se realizó en el tranvía.

En la actualidad, el Hospital Psiquiátrico de Tenerife o Sanatorio Psiquiátrico Provincial, cuenta con el Área Externa de Salud Mental, dependiente del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, y el Hospital Febles Campos, dependiente del Instituto de Atención Sociosanitaria.

TE PUEDE INTERESAR