cd tenerife

La tranquilidad del CD Tenerife, cuestión de méritos propios

El defensor Álex Muñoz destaca el buen momento que vive el plantel de Rubén Baraja y el trabajo que han hecho para poder estar mirando hacia un objetivo más ambicioso que evitar el descenso
Undabarrena cae sobre Borja Valle en el partido ante el Deportivo
Undabarrena cae sobre Borja Valle en el partido ante el Deportivo
Undabarrena cae sobre Borja Valle en el partido ante el Deportivo. Sergio Méndez

Se lo ha ganado a pulso. El CD Tenerife, pese al mazazo final del encuentro de esta última jornada ante el Deportivo de La Coruña, disfruta de su mejor momento de la temporada. Solo una derrota después de la reactivación de la competición y una imagen sólida e indisoluble como colectivo han enviado a los de Rubén Baraja a puestos tranquilos, donde las eliminatorias por el ascenso están más cerca que los lugares de peligro.

“Ahora tenemos que creer, estamos ahí porque lo hemos merecido y tenemos que dar lo todo hasta el final”, dijo uno de los fijos en el esquema de Baraja, Álex Muñoz. El defensor blanquiazul, casi insustituible, pieza básica en el once inicial, reconoció que el grupo está comprometido para seguir luchando por estar lo más arriba posible y sin renunciar a nada.

“Estamos en buen momento ahora, el equipo está compitiendo bien y las sensaciones son buenas”, dijo el zaguero zurdo, quien admitió que en esta última jornada “el Deportivo de la Coruña nos planteó un partido difícil”, que acabaría con un empate al final después de una jugada donde la defensa blanquiazul no estuvo fina a la hora de defender su portería.

“Estamos en una buena dinámica y queremos alargarla”, explicó un Muñoz que desveló que venía “de un año complicado”, aunque fue positivo al señalar que “de todo se aprende” y no se arrepintió, para nada, de haber elegido la Isla, porque “estaba convencido de que venía al sitio correcto”.

Muñoz también incidió en que, a estas alturas de campaña, tras el parón y el condensamiento del calendario han llegado a un punto donde “se nota el cansancio”, pero no es ninguna excusa para ser ambiciosos y tratar de recompensar a una hinchada que, “aunque no está con nosotros, notamos su aliento”.

TE PUEDE INTERESAR