INMIGRACIÓN

Sospechosa patera en el Sur

La Guardia Civil indaga si fue un barco nodriza el que trajo ayer a la Isla a 13 inmigrantes; retenido un pesquero en Los Cristianos

El pesquero sobre el que se hicieron indagaciones. DA

Las sospechas de que los 13 inmigrantes que ayer llegaron a las costas de Santiago del Teide en una patera hicieron casi toda la travesía desde el continente en un pesquero a modo de barco nodriza fueron suficientes como para motivar la correspondiente investigación de la Guardia Civil, que anoche indagaba sobre un barco al que se retuvo en el puerto de Los Cristianos a tal fin, si bien a última hora se barajaba con su traslado hasta Santa Cruz de Tenerife para ser inspeccionado debidamente.

Así lo confirmaron a DIARIO DE AVISOS fuentes cercanas a la investigación, que recalcaron que, si bien la hipótesis del barco nodriza parece fundada, las averiguaciones sobre dicho pesquero son, por ahora, sola una pesquisa más que no necesariamente tiene que resultar incriminatoria para los responsables del mismo.

Los hechos que nos ocupan se iniciaron poco antes de las seis de la mañana en Playa Chica, dentro del término municipal de Santiago del Teide, donde varios vecinos alertaron sobre la presencia de cinco personas, todos ellos varones, que habrían llegado al lugar en una patera que, sin embargo, no estaba en la playa, y que finalmente retornó al poco con ocho inmigrantes más, tal y como confirmó la Delegación del Gobierno en Canarias.

Este hecho, junto al buen estado de los recién llegados, cuya ropa estaba seca y sin el aspecto propio de quien lleva varios días de travesía por el océano en una patera o similar, despertó las citadas sospechas de los agentes, apuntaladas posteriormente al recabar el testimonio de algunos pescadores de la Isla que, durante la pasada noche, se habían percatado de la presencia de algún barco en la zona que no es habitual por estas aguas.

La patera en Playa Chica
Los inmigrantes llegados ayer;. DA

Atención

Así las cosas, y mientras los miembros de Cruz Roja, Policía Nacional y Policía Local ponían en marcha el protocolo de atención a los 13 inmigrantes, los guardias civiles siguieron indagando sobre ese posible barco nodriza, sin que al cierre de esta edición hayan trascendido más datos sobre dicha investigación. Eso sí, se presta especial atención a este pesquero porque partió de Senegal el pasado 22 de junio, como certifica el Sistema Automatizado de Localización de Buques.

Respecto a los recién llegados, y a la espera de que se habiliten nuevos recintos para acoger a estas personas, lo más normal es que los 13 varones acaben en el recinto rehabilitado en lo que fuera en su día la prisión Tenerife I, donde ya están los más de 50 inmigrantes derivados el pasado jueves desde Gran Canaria tras ser rescatados por Salvamento Marítimo cuando navegaban en dos pateras al sur de la isla redonda.

Como quiera que la reactivación de la llamada ruta canaria de las pateras es de tal magnitud que a estas alturas de año ya han llegado más personas por esta vía a Canarias que en todo 2019, las autoridades siguen buscando soluciones para facilitarles la debida acogida. A este respecto, desde el Gobierno autonómico se negocia con el Estado cómo dotar de más recursos a la misma, especialmente habilitando nuevos centros para ello. En Tenerife, un candidato claro es el antiguo cuartel militar de Las Canteras (La Laguna).

La patera en Playa Chica
La patera en Playa Chica. DA

Otro cayuco

Sirva como muestra el hecho de que además de los 13 inmigrantes de Santiago del Teide, ayer también se rescató a otras 49 personas que iban a bordo de un cayuco y que fue interceptado por una embarcación de Cruz Roja cuando se encontraba a menos de una milla náutica (1,85 Km) del faro de Maspalomas, en la zona turística del sur de Gran Canaria.

La barquilla fue detectada por el radar del sistema de vigilancia SIVE sobre las 14.05 horas, a unas cuatro millas (7,40 kilómetros) de la costa, por lo que se movilizó al recurso más cercano, una lancha de la Cruz Roja, informó a Efe Salvamento Marítimo.

Finalmente, la Salvamar Menkalinan recogió a sus ocupantes -todos ellos varones, algunos con aspecto adolescente- y los trasladó a su base en el puerto de Arguineguín.