Educación

ANPE Canarias insiste en que los ratios deben estar entre 15 y 20 alumnos e insta a Educación a concretar datos

El sindicato ha realizado estas peticiones durante la mesa sectorial que se ha celebrado este miércoles

El sindicato ANPE Canarias ha incidido este miércoles en que los ratios deben estar entre los 15 y 20 alumnos máximo, al tiempo que ha insistido en la necesidad de que desde la Consejería de Educación se concreten datos como los relacionados con la ampliación de plantillas docentes para afrontar el próximo curso escolar.

ANPE ha realizado estas peticiones durante la mesa sectorial que se ha celebrado este miércoles, en la que si bien ha valorado que la Consejería de Educación haya optado por ampliar “de manera urgente” las listas de empleo docentes en prácticamente todas las especialidades de Educación Secundaria, Técnicos de FP y otros Cuerpos, así como en algunas especialidades de idiomas de Maestros, sí que ha lamentado que “no haya informado con exactitud” sobre las previsiones de contratación de docentes.

Así lo señaló el presidente de ANPE Canarias, Pedro Crespo, quien dijo estar de acuerdo con que se amplíen las listas para “contar con más personal disponible para ampliar plantillas y cubrir sustituciones” pero insistió en que necesitan saber “cuántos docentes calcula la Consejería que son necesarios en función de los espacios educativos disponibles en este momento en Canarias”.

Por ello, agregó, se ha incidido en solicitar información sobre las cifras de efectivos que baraja la Administración “para cumplir con el metro y medio de distanciamiento físico establecido por las autoridades sanitarias”.

Toda vez que, dijo, tanto en Canarias como en cualquier lugar la prioridad debe estar en organizar la vuelta a las aulas de forma segura, algo que entienden “no podrá hacerse si no se cuenta con partidas extraordinarias para contratar a personal y adaptar espacios”.

A ello, sumó la necesidad de que los equipos docentes tengan instrucciones “claras y adaptadas” a cada etapa educativa el 1 de septiembre, ya que aunque cada equipo directivo pueda hacer adaptaciones en función de las peculiaridades de sus centros, reclaman “un documento base que dé seguridad académica y jurídica a los docentes. Falta menos de un mes para que el profesorado vuelva a los centros y aún hay muchas incertidumbres”.