Santa Cruz

Bermúdez ve “bien” alquilar o vender el edificio de Cabo Llanos para los juzgados

El alcalde de Santa Cruz confirma la noticia de DIARIO DE AVISOS: el Gobierno canario le trasladó la petición de la Audiencia Provincial

El edificio construido por Antonio Plasencia se levanta en Cabo Llanos, y, aunque habría que hacerle algunas reformas, estaría en condiciones de acoger los juzgados. Fran Pallero
El edificio construido por Antonio Plasencia se levanta en Cabo Llanos, y, aunque habría que hacerle algunas reformas, estaría en condiciones de acoger los juzgados. Fran Pallero

El edificio de oficinas que Antonio Plasencia levantó en Cabo Llanos, y que ha entregado como pago del dinero que los condenados por el caso de Las Teresitas deben devolver al Ayuntamiento, puede revertirle al Consistorio capitalino pingües beneficios si se materializa la petición hecha desde instancias judiciales para que se convierta en sede judicial hasta que se construya la Ciudad de la Justicia. Ayer, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, confirmaba estar al tanto de la noticia adelantada por DIARIO DE AVISOS, ya que el propio Gobierno de Canarias le traslado la petición expresada por el presidente de la Audiencia Provincial tinerfeña, Joaquín Astor Landete, sobre este inmueble acabado y nunca usado.

“Hace unos días el Gobierno de Canarias me trasmitió esa posibilidad. Desde el Ayuntamiento lo vemos bien, no solo desde la perspectiva del Consistorio, que lo alquilaría o incluso vendería al Gobierno de Canarias, sino que también lo vemos bien desde la perspectiva de tener una Ciudad de la Justicia cuánto antes”, explicó ayer el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez.

El regidor municipal recordó que “en estos momentos, ni siquiera hay un proyecto técnico encargado del edificio o edificios de la Ciudad de la Justicia. Así que si queremos ver algo rápido, y la gente que trabaja en la justicia quiere ver funcionando oficinas modernas y dignas en las que ejercer su trabajo, es evidente que la propuesta más rápida debe de ser la que ha planteado la Audiencia Provincial”.

En cualquier caso, insistió Bermúdez, “nosotros estamos de acuerdo con esa propuesta, pero, ahora mismo, estamos pendientes de que la Audiencia Provincial ratifique que la sentencia de Las Teresitas, con el acuerdo al que se llegó y que incluye ese edificio, está bien ejecutada”. “Si eso se produce -continuó Bermúdez- ya nosotros tomaremos posesión del edificio, y no creo que haya mayor problema en llegar a un acuerdo de alquiler o de venta con el Gobierno de Canarias”.

El alcalde reconoce que esta posibilidad daría la opción de tener unas oficinas dignas para los juzgados, aunque apunta que antes “habría que hacer obras en su interior, puesto que según me cuentan se tendría que compartimentar, por ejemplo, y hacer algún que otro ajuste, pero no creo que sea un problema”.

En cuanto a lo anunciado por el Gobierno de Canarias sobre la construcción de la Ciudad de la Justicia, y la necesidad de modificar el Plan General de Santa Cruz, el alcalde señaló que, “hay suficientes elementos que justificarían el uso de mecanismos excepcionales que le da la ley al Gobierno de Canarias para agilizar este trámite, como es la suspensión del planeamiento y, por lo tanto, la modificación puntual en esas parcelas”. “Si hay un proyecto de interés general que tiene justificación es este”, añadió.

Tal y como apuntó el regidor de Santa Cruz, “la parcela educativa que ahora se destina a la Ciudad de la Justicia, más el edificio actual en el que se ubican las oficinas de los juzgados, y el edificio fruto de la sentencia de Las Teresitas, suman suficientes metros cuadrados para contar con una instalaciones dignas para los trabajadores y también para los ciudadanos que hagan uso de ellas”.

Un edificio que, junto al de Educación, se dio en pago a la ciudad

Las negociaciones llevadas a cabo por el anterior equipo de gobierno, liderado por Patricia Hernández, se están demostrando del todo acertadas en lo que a beneficios para la ciudad supone. Además de recuperar los más de 90 millones que establece la sentencia de Las Teresitas, que en parte se paga con este edificio, junto al de la Consejería de Educación, van a permitir tener ingresos extras al Ayuntamiento, si finalmente se confirma la posibilidad de que el inmueble de Cabo Llanos acabe en manos del Gobierno de Canarias, como ya está el de Educación, por el que paga unos tres millones de euros al año como alquiler. Un negocio que puede ser redondo para Santa Cruz.