CD Tenerife

Juan Carlos Cordero, con muchos calderos al fuego

El director deportivo blanquiazul desgranó sus objetivos para esta temporada, aunque no soltó prenda en cuanto a fichajes, rescisiónes de contrato y hoja de ruta en la pretemporada del representativo

Juan Carlos Cordero, director deportivo del CD Tenerife. /Fran Pallero

Juan Carlos Cordero, director deportivo del CD Tenerife, desgranó sus objetivos para esta temporada aunque apenas soltó prenda en cuanto a refuerzos, bajas, y hoja de ruta de la pretemporada blanquiazul. En primer lugar valoró el fichaje del nuevo entrenador, Fran Fernández, que minutos antes había sido presentado en la sala de prensa del estadio Heliodoro Rodríguez López. “Fran Fernández ha salido de la base. Ha entrenado en todas las categorías. Firmó una gran campaña con la AD Alcorcón, en el que tuvo el récord de España y de los mejores de Europa en imbatibilidad a domicilio. Va a liderar el proyecto de esta temporada y queremos que consiga los objetivos a corto plazo que nos hemos marcado”, relató el jefe del área deportiva.

Hay que recordar que Alcorcón fue el mejor visitante de LaLiga SmartBank, pero también fue el tercer peor equipo como local.

Cordero tiene claro que el nuevo entrenador tiene su propio sello en cuanto al juego que despliegan sus equipos, y trazó las líneas maestras para la temporada que recién comienza. “Sus equipos son sólidos y muy trabajados. Tácticos, compactos, a la altura de lo que requiere esta categoría. El Tenerife debe mejorar porque venimos de tres temporadas rozando los puestos de descenso. Construir juntos una plantilla competitiva e ilusionante. Con los pies en el suelo porque la Segunda es larguísima y durísima. Habrá que apretar desde el inicio y tratar de estar con los mejores”.

Además alabó la trayectoria del técnico granadino en el fútbol profesional, tras haber entrenado al Almería y al Alcorcón. “Fran Fernández ha hecho dos temporadas muy buenas en la categoría. Es joven, tiene hambre y quiere mejorar como entrenador. Me gustan los entrenadores que dejan sello y los equipos que él dirige son reconocibles. Los jugadores tienen que creer en lo que se hace para ganar y él consiguió eso en Almería y Alcorcón”, precisó. Otro de los entrenadores que estuvo muy cerca del club blanquiazul fue Julio Velázquez, aunque las negociaciones mantenidas por él mismo y el presidente Miguel Concepción no llegaron a buen puerto. “Fue una opción y nos sentamos con él, pero finalmente me decanté por Fran Fernández, pero es cierto que estuvo ahí y nos reunimos con él”, reconoció.

Cauto

Juan Carlos Cordero echó el freno de mano cuando fue preguntado por aspectos más concretos del área deportiva en relación al capítulo de refuerzos y de bajas en la plantilla blanquiazul.

“Ahora mismo, tengo claro que todos los jugadores con contrato en vigor no van a comenzar la temporada. Habrá salidas por rendimiento y por salario. Hay que cambiar hábitos, rejuvenecer y crecer. Las entradas irán en funciones de las salidas y lo que nos ahorremos en salarios. Tengo mi equipo bastante claro y falta materializarlo con las salidas. El número exacto variará, aseguró Cordero. En cuanto al capítulo de refuerzos tampoco soltó prenda ni dejó pistas sobre las futuras incorporaciones. “De nombres de jugadores que salen, no hablo. Si fuese por todos los que salen, ya habría terminado mi trabajo. Me gusta hablar de hechos y realidades. Estamos cerca de cerrar alguna posibilidad de las que tenemos durante esta semana”, adelantó.

Nombres propios

Tres nombres propios salieron a la palestra: José Naranjo, Isma López y Nahuel Leiva. El director deportivo tampoco quiso profundizar en este apartado, aunque de sus palabras se deduce que no cuentan para el nuevo proyecto blanquiazul. “Naranjo salió cedido y no tuvo un buen inicio. Pero fue valiente al marcharse a Chipre. Tiene mucha ilusión y valoraremos su salida, pero sin descartar nada. Soy respetuoso y ya veremos lo que pasa. Hay que esperar, pero ya hemos hablado con él. Mismo caso con Isma López y Nahuel Leiva. “Prefiero no hablar de nombres. Ellos y sus agentes ya saben lo que queremos y, a partir de ahí, veremos cómo está el mercado. Lo mejor siempre es buscar una solución. Queremos gente nueva y con hambre. Hay que traer gente que muerda a los que están y ahí es donde entran los jugadores de Segunda B que hemos mirado”.