icod de los vinos

La rotonda de Icod desaparece en el tramo del Anillo que conecta con San Juan de la Rambla

Las ofertas para actualizar el proyecto que unirá ambos municipios en 5,1 kilómetros se conocerán entre hoy y mañana
La actual rotonda se convertirá en un enlace que conectará, por un lado, con San Juan de la Rambla y, por otro, con Santiago del Teide y el Anillo Insular. Fran Pallero
La actual rotonda se convertirá en un enlace que conectará, por un lado, con San Juan de la Rambla y, por otro, con Santiago del Teide y el Anillo Insular. Fran Pallero
La actual rotonda se convertirá en un enlace que conectará, por un lado, con San Juan de la Rambla y, por otro, con Santiago del Teide y el Anillo Insular. Fran Pallero

El Anillo Insular sigue avanzando en dirección Norte y con importantes novedades. En este caso, se trata de la rotonda de Icod de los Vinos, que, según pudo saber ayer DIARIO DE AVISOS, desaparece en el tramo que conecta este municipio con el de San Juan de la Rambla, un proyecto que debe actualizarse, ya que comenzó a elaborarse en 2001, fue aprobado en 2008 y desde entonces permanecía en letargo.
Con este objetivo, la Viceconsejería de Infraestructuras y Transportes del Gobierno de Canarias sacó a licitación el expediente para modificarlo a través de la Plataforma de Contratación del Sector Público.

El plazo de presentación culminó el pasado día 10 y las ofertas se conocerán entre hoy y mañana, confirmaron desde el departamento regional. El valor estimado del contrato es de 298.941,20 euros y, además, deberá actualizar la declaración de impacto ambiental, revisar la información relativa al planeamiento insular y las expropiaciones e indemnizaciones, entre otros requisitos.

La supresión de esta rotonda y su posterior conversión en un enlace es uno de los principales cambios del proyecto, pero no el único. El trabajo tiene dos fases. La primera consistirá en la actualización de la futura autovía, mientras que la segunda incluirá la redacción del proyecto de construcción.

El recorrido

A diferencia del resto de tramos, el trazado de Icod-San Juan de la Rambla de 5,1 kilómetros discurre en su mayor parte por túneles, en concreto, tres, un viaducto y un falso túnel, y se ha diseñado para una velocidad de proyecto de 80 kilómetros por hora. Comienza a modo de bifurcación desde la actual carretera C-820 cerca de Las Aguas. A partir de ese punto, el trazado gira hacia el suroeste para evitar el paso por el casco de San Juan de La Rambla, gracias al túnel de San Juan 1, el más largo de los tres que se contemplan en el proyecto y el primero de los existentes en el municipio.

Tras este primer túnel, el trazado aflora en el barranco de Las Monjas y vuelve a penetrar en el túnel San Juan 2, el cual dirige su salida al sur de Santa Catalina. El principal punto de conexión con San Juan de La Rambla y La Guancha se ubica en Las Crucitas mediante el enlace de San Juan Oeste, cuyo diseño debe atender al viario existente en la zona, y entre los que se incluye la TF-351 y la carretera que une la C-820 con La Guancha.

El siguiente tramo de vía se ha proyectado a cielo abierto y se adapta al terreno dentro La Guancha, antes de emboquillar, al sur del barrio de Santa Domingo, el túnel de Las Cucharas, cuyo trazado hace girar el eje de la vía hacia el suroeste y finaliza en las proximidades del barrio de Buen Paso, para entrar, seguidamente, en el último enlace contemplado.

En este último tramo, como parte integrante del Anillo Insular, busca la conexión con el trazado Icod de Los Vinos-Santiago del Teide, siendo el punto final de la carretera, el correspondiente al contacto con la calzada principal de las cuñas de los carriles de aceleración y desaceleración oeste del mencionado enlace de Buen Paso.

La sección tipo estará formada por calzadas separadas, con dos carriles de 3,50 metros por sentido, mediana de 2,00 metros, arcén a ambos lados de la calzada de 1,00 metro cada uno en el lado interior y de 1,50 metros en los extremos.

Dicha configuración permitirá la canalización del volumen de tráfico estimado por una vía con características de alta capacidad, mejorando la fluidez del tráfico de largo recorrido de la Isla y dando servicio de calidad a los núcleos de población cercanos.

En el diseño de esta vía se tendrá en cuanta el transporte público y, si fuera necesario, el tráfico de ciclistas y los itinerarios peatonales, adoptándose las medidas adecuadas para garantizar su desarrollo de manera segura y eficiente.
Las ofertas que se conocerán en los próximos días tienen un plazo de entrega de seis meses y en ese periodo hay que realizar y obtener la correspondiente tramitación medioambiental. El proyecto deberá someterse a información pública y a un periodo de alegaciones.
Desde la Dirección General de Infraestructura Viaria esperan que en el término máximo de un año esté el proyecto adjudicado, tal y como anunció a mediados de julio en el Parlamento de Canarias el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis.

TE PUEDE INTERESAR