candelaria

Candelaria deja de tener, después de 20 años, deuda financiera

El Ayuntamiento dedica 1,4 millones de euros del remanente de 18 millones a quitarse los préstamos y podrá destinar 600.000 euros a inversión; el Pleno también aprobó una “discutida” ordenanza del taxi
Airam Pérez defendió unas cuentas muy positivas y Jorge Baute una ordenanza del taxi que traerá cola / NORCHI

Después de 20 años, el Ayuntamiento de Candelaria podrá presumir de que no tiene deudas financieras, tras la aprobación en el pleno de ayer – sorprendentemente no por unanimidad- de la modificación presupuestaria, por suplemento de créditos financiado con remanente de tesorería para gastos generales por la cantidad de 1.478.744,85 euros, lo que le permite cancelar todos los préstamos que aún le quedaban con los bancos.

Hay que recordar, que según la Ley de Estabilidad que implantó el PP en el 2012 y que ahora todos los partidos, incluido los populares de Candelaria, quieren derogar, el primer destino de los superávits o remanentes deben ser destinado a aminorar la deuda de los ayuntamientos.

La deuda financiera del Ayuntamiento de Candelaria en el año 2015, cuando entró el Gobierno que preside Mari Brito, alcanzaba la cifra de 7.691.399,98 euros y que después de cinco años, con la modificación presupuestaria aprobada, quedará a cero, lo que permitirá liberar en 2021 una amortización de más de 600.000 euros.

En materia económica también se abordó la aprobación definitiva de la Cuenta General del ejercicio 2019 con un superávit de 5.446.291,41 euros experimentando un crecimiento de 2.369.438,49 euros respecto al ejercicio anterior, cumpliendo, además, “con los cinco indicadores de saneamiento y condicionantes de libre disposición del Fondo de Canaria de Financiación Municipal”, señaló el concejal de Hacienda, Airam Pérez Chinea.

Asimismo, el remanente de Tesorería, que mide la buena o mala salud financiera, alcanzó al final de 2019 la cifra de 18.219.677,27 euros, frente a los 12.735.970,86 euros obtenidos en la liquidación del ejercicio de 2018.

La alcaldesa, Mari Brito, en una intervención posterior cuando se debatió una moción de CC en la que se pedía solicitar al Estado que dejara utilizar los remanentes a los ayuntamientos, comentó que “el rechazo del decreto, sin alternativa alguna, lo que ha significado es que los ciudadanos de Candelaria no pueda disponer de un millón y medio para inversiones”.

La cuenta general fue aprobada con los votos favorables del PSOE y CC (12), las abstenciones de Partido Popular y Vecinos por Candelaria (4) y el voto en contra de Sí Se Puede (2). La amortización de la deuda fue aprobada con los votos del PSOE y Vecinos por Candelaria (12) y las abstenciones del resto. CC y Sí se puede, dijeron que “no era el momento, en plena crisis, de utilizar ese dinero para quitarse deuda”.

El Pleno renovó por cuatro años a Antonio Pérez Flores, como juez de Paz de Candelaria, quien ha ejercido este cargo en el municipio los últimos 17 años. Además, se aprobó definitivamente la ordenanza reguladora de la prestación del servicio del taxi con los votos favorables del PSOE (11), los votos en contra del PP, CC, Vecinos por Candelaria (3) y la abstención de Sí Se Puede (2). Nueva ordenanza obligará a tener al 50% de la flota con vehículos adaptados (el PSOE llegó a situarla en el 199%), lo que la oposición consideró excesivo cuando hoy se alcanza el 20% (4 vehículos) y sin tener demasiada demanda, aparte de que la ordenanza actual sitúa el 5% de porcentaje. “Igual pretenden que todos los PMR (personas con movilidad reducida) vengan a coger el taxi a Candelaria”, indicó José Fernando Gómez (VxC).

Tras una larga discusión, habituales por otra parte en los plenos de Candelaria, se desestimó la moción de CC sobre el uso de remanentes y superávits, con los votos en contra del PSOE, cuya alcaldesa es la presidenta de la Fecam.

Vecinos por Candelaria presentó una moción que abrió un halo de luz en el futuro del desalojado Bajo la Cuesta, que luego quedó sobre la mesa a la espera de un informe jurídico, para que se iniciara el expediente de desafectación de terrenos innecesarios para el dominio público marítimo terrestre en el litoral de Candelaria, al entender Gómez que “Bajo la Cuesta ya no es acantilado, ni playa ni dominio público”, una de las condiciones de la Ley de Costas para pedir la desafectación. El portavoz de VxC se encontró el muro del secretario municipal: “La última vez que #estuve allí era un acantilado”, sentenció don Octavio.

Mayca Coello defendió el catalogo del patrimonio cultural para que mantenerlo en pleno corazón histórico de Candelaria / NORCHI

Catalogo del patrimonio cultural

La propuesta de Sí Se Puede sobre la catalogación y protección del patrimonio cultural del Municipio de Candelaria fue aprobada por unanimidad. La portavoz de SSP, Mayca Coello, señaló que ideó la moción cuando vio el edifico “poco afortunado” que están haciendo en el Callejón de Cartaz, que “gracias al Cabildo se ha logrado mantener la fachada de una casa histórica, que como muchas no está inventariada”.

TE RECOMENDAMOS