coronavirus

Casimiro Curbelo sugiere confinar Gran Canaria, Lanzarote y El Hierro si fuera preciso

El presidente del Cabildo de La Gomera y portavoz parlamentario de ASG está de acuerdo en que se tomen medidas de control más duras
Casimiro Curbelo. S.M.

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, se ha mostrado a favor de confinar islas de manera parcial o total por sus altos índices de COVID-19, como Gran Canaria, Lanzarote y El Hierro. El líder y portavoz parlamentario de ASG está “totalmente de acuerdo” con tomar medidas más duras para poner bajo control el coronavirus en Canarias. “Podrían ser otras tres islas, pero si Gran Canaria, Lanzarote y El Hierro tienen niveles epidemiológicos muy altos, habrá que tomar medidas”, argumentó en Radio Nacional. “Si fuera necesario, el confinamiento de una parte o de la totalidad de una isla, que se haga. De lo contrario, no vamos a salir nunca de esta realidad”. Gran Canaria es la isla más afectada por esta segunda oleada de la pandemia. Registra 4.095 casos activos, 481 por cada 100.000 habitantes. Aunque sean pocos en números absolutos, los 37 casos activos de El Hierro, con una población de 10.000 personas, elevan hasta los 337 los casos por cada 100.000 habitantes. Con 508 activos, Lanzarote presenta una alta incidencia del virus: 333 casos por 100.000 habitantes. La Gomera reporta 10 casos activos de la enfermedad: 46 casos por cada 100.000 habitantes.

En estas circunstancia, Curbelo ha venido planteando un aumento de las acciones de concienciación y la vigilancia. El diputado autonómico sugiere acrecentar, especialmente, las sanciones de todas aquellas personas que no cumplen con las medidas establecidas para hacer frente a la pandemia: “En las últimas semanas hemos visto cómo se han incrementado de forma notable los casos de contagios por coronavirus en prácticamente toda Canarias, unas cifras que nos preocupan y ante las que no podemos quedarnos impasibles. Por eso, debemos extremar las medidas de control y endurecer, aún más, las sanciones contra aquellas personas que no cumplen, ya que entre todos tenemos que trabajar para doblegar la curva de afectados”.

Desde esa perspectiva, postula que, “además de apelar a la responsabilidad social, hay que poner en marcha más iniciativas, ser más estrictos ante el cumplimiento de las normas, y apoyarnos en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para que hagan su labor, con las mayores garantías, y hacer respetar las restricciones”.

TE RECOMENDAMOS