La Palma

El alcalde de Santa Cruz de La Palma cesa a los ediles de CC

Juanjo Cabrera Guelmes, regidor de la capital palmera, tiene "carta blanca" para cesar a los concejales nacionalistas tras la "falta de comunicación" y pérdida de confianza de ambos en los últimos meses

El hasta ahora teniente de alcalde de Santa Cruz de La Palma, Toni Acosta (CC), y el alcalde, el popular Juanjo Cabrera Guelmes. DA

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juanjo Cabrera Guelmes, del Partido Popular, cesó esta mañana a los cuatro concejales de Coalición Canaria con los que, tras los comicios del pasado año, rubricó un pacto de gobierno. Así lo confirmaron anoche fuentes de toda solvencia consultadas por DIARIO DE AVISOS, que además, concretaron que se desconoce qué hará en tal caso Juan Arturo San Gil, edil de Ciudadanos que se unió al equipo de Gobierno municipal en junio, a pesar de que no era necesario su voto para conformar mayoría.

El motivo que empujaría a los populares a romper el pacto, con o sin San Gil, es el hecho de que, en los últimos meses, ha habido “falta de comunicación” con los nacionalistas, aparte de que el líder de CC en la capital palmera y hasta ahora teniente de alcalde, Toni Acosta, habría mantenido conversaciones con el PSOE para tantear la posibilidad de cerrar un nuevo acuerdo que dejara fuera de juego a Cabrera Guelmes, aprovechando las vacaciones de este. Aún así, los socialistas, frente a ese escenario, no tienen clara su postura.

El secretario general del PSOE en La Palma, Anselmo Pestana, y el secretario general de los socialistas de Santa Cruz de La Palma, Manuel Abrante, han manifestado en la mañana de este miércoles que la ruptura del acuerdo de Gobierno en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha sido una decisión unilateral del Partido Popular, donde el PSOE no ha participado. Asimismo, niegan una posible entrada del Grupo Municipal Socialista en el Gobierno de la capital palmera con el Partido Popular, sobre lo que no existe ningún tipo de acuerdo. Tanto Manuel Abrante como Anselmo Pestana lamentan que el PP haya generado inestabilidad en la institución capitalina y señalan que el PSOE no será cómplice de esta actuación irresponsable.

Igualmente, cabe destacar que septiembre había sido marcado en el calendario para que PP y PSOE retomaran unas negociaciones encaminadas a dar cumplimiento a lo acordado. Sin embargo, dicha mesa, entre sendos partidos, no se ha convocado. Todo ello, pese a que el que fuera cabeza lista del PSOE en las elecciones pasadas, Elías Castro, al que se atribuye haber dinamitado cualquier pacto con el PP, renunció al acta de concejal para ostentar la gerencia de Gestión de Servicios para la Salud y la Seguridad, empresa dependiente de la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno canario.

Otra arista del culebrón que está teniendo lugar en la Isla Bonita son los movimientos en el ámbito regional. La semana pasada, el líder del PP, Pablo Casado, se trasladó a La Gomera con el pretexto de una reunión con la patronal turística, si bien se percibía un intento de atraer al presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo (ASG), a una virtual moción de censura en Canarias de la mano de los coalicioneros. Es lo que lleva fraguando el número dos de Casado, Teodoro García Egea, con el senador autonómico Fernando Clavijo (CC) desde que el Pacto del Progreso (PSOE, NC, Podemos y ASG) frustó sus esperanzas de mantener el poder. Eso sí, Curbelo, tras la reunión, quiso despejar dudas, y en declaraciones al DIARIO, dijo que “una cosa es lo que se pretende y otra lo que se otorga”, en referencia a las aspiraciones de los populares, que no estaría dispuesto a satisfacer.

Por tanto, en ese contexto de amistad entre PP y CC, por parte de los populares es difícil pensar que, al menos desde la dirección nacional, se pueda dar el visto bueno a la expulsión de los concejales nacionalistas en Santa Cruz de La Palma. No obstante, no es menos reseñable que el actual presidente del Cabildo palmero, Mariano H. Zapata, fue expedientado, al igual que sus compañeros en la administración, por pactar con el PSOE de Anselmo Pestana, y finalmente, fueron readmitidos.

Todo parece apuntar a que la “carta blanca” que, de acuerdo con las fuentes consultadas, ha otorgado el PP insular a Cabrera Guelmes para cesar a sus socios de gobierno hará que, por un tiempo, se quede en minoría, vistos los plazos que los socialistas afirman estar manejando, que no son de cerrar un nuevo acuerdo PSOE-PP horas después de la expulsión.

EL ECO REGIONAL DE LA RUPTURA: MUCHO PESO SOBRE EL PSOE PALMERO

El PSOE de la isla de La Palma vuelve a situarse en el epicentro de todas las miradas. En tiempos tan convulsos como los actuales, con una pandemia que pone a prueba al sistema sanitario y con intentos de algunas formaciones políticas de hacerse con el poder en Canarias, cada movimiento puede tener eco en otras administraciones, aunque todos los partidos rehúyan hablar de pactos en cascada.

De producirse el cese de los concejales nacionalistas en la capital palmera, los socialistas, según han manifestado a DIARIO DE AVISOS, abrirán un periodo de “diálogo”, tanto interno como externo. Deberán estudiar las posibilidades que poseen, entre las que se encuentra apoyar a Juanjo Cabrera desde la oposición, entrar a formar parte del grupo de Gobierno o, incluso, pactar con Coalición Canaria.

Uno de los factores a tener en cuenta en lo que a toma de una decisión se refiere, es la posibilidad de que, a raíz de su decisión final, puedan convertirse en punta de lanza de una maniobra que lleva meses orquestando Fernando Clavijo (CC), y que agrada a un sector del PSOE de Gran Canaria, liderado por Sebastián Franquis (PSOE), que no es otra que suscribir un acuerdo PSOE-CC en el Archipiélago.

En la ecuación palmera entrarían también aquellas instituciones en las que gobiernan PSOE-PP, como el Cabildo o los ayuntamientos de Mazo y Garafía.