inmigración

Marlaska recuerda a Mauritania que es clave en el control de pateras

El ministro español y la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, acuerdan en Nuakchot reforzar la cooperación con el país vecino para frenar la emigración irregular hacia las Islas
Recibimiento de las autoridades mauritanas al ministro Grande-Marlaska y la comisaria Johansson, ayer en Nuakchot. Gobierno de España

Si algo se aprendió durante la llamada crisis de los cayucos en 2006 es que solo se frena el tráfico de seres humanos en las pateras hacia Canarias con una actuación adecuada en los países de origen. Por eso los especialistas reciben con moderado optimismo la visita que la comisaría europea de Interior, Ylva Johansson, y el ministro español del ramo, Fernando Grande-Marlaska, llevaron a cabo ayer en Mauritania, donde su apretada agenda les permitió desplazarse tanto a la capital, Nuakchot, como a la localidad costera de Nuadibú.

A nadie se le escapa que la reactivación de la ruta de pateras hacia Canarias, a donde han llegado por esta vía más de 5.000 personas en lo que va de año, era el motivo principal de la doble visita, y, por ende, Grande-Marlaska trasladó a las autoridades mauritanas su preocupación por la presión migratoria que soporta el Archipiélago.

El mensaje tenía como destinatarios directos a las principales autoridades del país vecino, de cuyas costas parten la mayoría de las pateras que hoy se dirigen hacia las Islas.

A este respecto, hay que destacar que tanto el ministro español como la comisaria europea tuvieron como interlocutores al presidente del país, Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani; el primer ministro, Mohamed Ould Bilal Messoud; y el ministro del Interior y de la Descentralización, Mohamed Salem Ould Merzoug.

Grande-Marlaska dejó claro en todo momento que “Mauritania tiene una relevancia importante en el control de los flujos migratorios irregulares hacia Canarias” y “desde hace meses estamos preocupados por el incremento” en el movimiento de inmigrantes procedentes de las costas africanas. Es por ello que en su reunión con su homólogo mauritano han acordado seguir reforzando la cooperación en la gestión de la inmigración con una mayor capacidad de respuesta y de intervención.

En el encuentro con el primer ministro, el ministro español subrayó la “excelente cooperación” entre las Fuerzas de Seguridad de España y Mauritania.

Ya en su cita con el presidente, Marlaska le trasladó la importancia que España concede a las relaciones con el país africano mientras que la comisaria Johansson señaló que Mauritania es un socio privilegiado para la Unión Europea en materia de gestión de la migración y de seguridad.

“Es una prioridad para la Comisión reforzar la cooperación y asistencia financiera en materia de migración con los principales países de origen y tránsito”, indicó la mandataria europea, de nacionalidad sueca.

Su viaje continuó por la tarde en Nuadibú, donde se encuentran los destacamentos de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que desarrollan labores de patrullaje marítimo, aéreo y terrestre conjuntamente con las fuerzas de seguridad mauritanas.

Visitas

Esta es la segunda visita de Grande-Marlaska a Mauritania como ministro del Interior. quien ha realizado desde junio de 2018 viajes oficiales de trabajo para estrechar la cooperación bilateral a Marruecos, Argelia, Mauritania, Guinea Conakry, Senegal, Gambia, Costa de Marfil y Ghana.

TE RECOMENDAMOS