santa cruz

Un grupo de trabajo estudiará la futura operación de la Refinería

Definirá cómo afrontar el proceso urbanístico de los terrenos de Cabo Llanos, si a través del PGO que está llevando a cabo la capital o de un proyecto de interés regional
desmantelamiento de la Refinería
Refinería de Santa Cruz de Tenerife
La Refinería ya ha iniciado los trámites administrativos para su desmantelamiento. / DA

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento capitalino, Carlos Tarife, anunció ayer que se va a crear un grupo de trabajo para afrontar la operación urbanística de la Refinería, que definirá como se afrontará dicha operación, si a través del Plan General de Ordenación (PGO) que se está llevando a cabo o de un proyecto de interés regional, eligiéndose la vía que sea “más segura para la operación”, apuntó.

El grupo de trabajo lo conformarán el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de Santa Cruz, redactores del PGO, Gestur y el Colegio de Arquitectos. “Entendemos, en este grupo de Gobierno, que la creación de este grupo de trabajo es fundamental para dar estabilidad y garantías a la mayor operación urbanística de Canarias”, enfatizó el concejal, quien añadió que “la idea del Ayuntamiento es que se reúna por primera vez en este mes, como primera toma de contacto”, a la vez que destacó que se trata de un equipo “abierto, por lo que si en algún momento hay que llamar a cualquier otro colectivo, se hará”.

Tarife explicó que mientras la Autoridad Portuaria y Cepsa pactan la nueva reubicación de la actual actividad de la Refinería, el grupo de trabajo “tiene como meta definir el mejor instrumento urbanístico para afrontar esta operación que va a transformar el futuro de la ciudad convirtiéndola en la capital del Atlántico”. En cuanto a posibles emplazamientos, el edil apuntó que, en la actualidad, “la actividad de la Refinería es de almacenamiento y distribución de combustible, y está por ver si se hace en otro punto de los terrenos de la Autoridad Portuaria en Santa Cruz o en Granadilla”. “Sé que ha habido conversaciones, pero no hay un plazo definitivo puesto” para tomar una decisión, añadió.

El concejal continuó explicando que, “una vez esté reubicada la actual actividad de la Refinería, se comenzará con el desmantelamiento y la remediación de los terrenos”.

De manera paralela, “se tendría que desarrollar el instrumento urbanístico elegido, con los procesos de participación ciudadana existentes para que Santa Cruz 2030 sea una realidad en el menor tiempo posible”.

Tarife recordó que “ya en 2018 ofrecí un pacto por el Urbanismo en Santa cruz con la elaboración del nuevo PGO y la mano está absolutamente tendida a todos los partidos y sectores. Esta operación está por encima de cualquier color político. Es la mejor herramienta en los próximos 30 años de generación de empleo, riqueza y bienestar”. “Lo que tengamos como meta final desarrollado en esos terrenos debe coincidir con las necesidades de la ciudad, la planificación futura de nichos económicos para Santa Cruz, los intereses privados del propietario del terreno y la voluntad de los vecinos”, apuntó el concejal.

Cabe recordar que el Ayuntamiento y Cepsa firmaron en 2018 el acuerdo para la regeneración de esos terrenos, a través de un proyecto que se denominó Santa Cruz Verde 2030, y que contemplaba el desarrollo de un gran área de unos 573.000 metros cuadrados para uso público y explotación lucrativa. A este respecto, Tarife apuntó ayer que se trata de “un primer boceto, no una estructura rígida final”. “Son unas líneas de trabajo sobre lo que se podría hacer en Santa Cruz -matizó-, que se van a definir por la propuesta técnica que se haga y con las conclusiones de las aportaciones de los procesos participativos”.

TE PUEDE INTERESAR