santa cruz

Termina la “pesadilla” de Gilberto Torres: las aguas fecales ya no se filtran en su casa de La Salud

Hasta en dos ocasiones DIARIO DE AVISOS denunció la lamentable situación que ha vivido este vecino del barrio de La Salud durante 11 meses, tiempo en el que se vio obligado a dormir en su coche; el Ayuntamiento ha finalizado las obras que evitan la inundación
Duerme en el coche porque no le arreglan su casa insalubre en el barrio de La Salud

“El primer café recién hecho que me tomé en mi cocina me supo a gloria. Entonces supe que se había acabado la pesadilla que he vivido durante 11 meses”. Así se expresaba ayer Gilberto Torres, vecino del barrio de La Salud al que, después de casi un año, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha solucionado la inundación de aguas fecales que sufría su casa y que procedían de unos edificios cercanos. Torres, que se mueve en silla de ruedas, había denunciado hasta en dos ocasiones en las páginas de DIARIO DE AVISOS su dramática situación, la misma que le obligó a dormir en el coche en pleno confinamiento y a gastarse casi 6.000 euros en comidas, al no poder cocinar en una casa calificada de “insalubre” por el propio Consistorio. “Sigo guardando los recibos por si hay alguna posibilidad de que me devuelvan el dinero”, admite.

La obra, que finalizó esta misma semana, cuenta Gilberto, ha consistido en la reparación de las tanquetas a las que iban a parar las aguas negras de los dos bloques de edificios que están en la trasera de la casa. “Al parecer las tanquetas estaban todas rotas. Emmasa las ha arreglado después de más de 40 años sin que nadie las tocara, así que no me extraña que se filtrara el agua”, explicó Torres a DIARIO DE AVISOS.

Ahora le queda por delante la reparación de los daños que ha sufrido su vivienda por este motivo. “Tengo que esperar un poco para picar la pared y volver a enfoscarla, hay que asegurarse de que el problema se ha solucionado del todo. Me han aconsejado que espere y que deje que se sequen las paredes y el suelo antes de hacer nada”, explica. Su intención es poder acometer estas obras en abril del próximo año, aunque, explica, “quiero picar antes la pared para que se vaya secando y el año que viene poder acometer la reparación completa de todo lo dañado”.
De momento, la canaleta de cemento rápido que le habían puesto dentro de la casa para llevar las aguas fecales fuera de la vivienda ya la han desmontado y retirado, lo que le ha permitido retomar la vida cotidiana en el interior de su casa, donde ya duerme, cocina y se asea sin problemas.

Este vecino de La Salud quiere agradecer tanto al actual alcalde, José Manuel Bermúdez, como al concejal de Urbanismo, Carlos Tarife, el interés que han puesto en ayudarlo a salir de esta situación, en cuya solución también ha participado el área de Servicios Públicos, que dirige Guillermo Díaz Guerra.

Ejecución subsidiaria

La solución definitiva al problema sufrido por Gilberto Torres vino de la mano de la resolución firmada por el edil de Urbanismo en julio pasado, con la que se inició el proceso para ejecutar la obra que, finalmente, parece haber detenido las filtraciones en la casa de Gilberto Urbanismo daba dos semanas a la comunidad de propietarios de los dos bloques de edificios responsables de las filtraciones, para que procedieran al arreglo de las mismas.

De no ser así, la resolución de Urbanismo advertía de que el incumplimiento injustificado de las órdenes de ejecución habilitaría a la Corporación municipal para proceder a la ejecución subsidiaria a costa del obligado, tal y como finalmente ha sido. Esto supone que los gastos que ha ocasionado esta reparación serán trasladados a los propietarios de las viviendas de los bloques que han originado el problema. Además, la resolución indicaba que se procedería a la imposición de hasta 10 multas coercitivas con periodicidad mínima mensual, por valor máximo, cada una de ellas, del 10 % del coste estimado de las obras ordenadas.

Los técnicos municipales estimaron el valor de la reparación en 6.514,55 euros. Queda por ver si los vecinos van a poder hacer frente a ese gasto y si el Ayuntamiento puede concederles algún tipo de ayuda.

TE PUEDE INTERESAR