coronavirus

De la Barreda, presidente de la Adspc: “Ha habido dejadez a la hora de tomar más medidas en Tenerife”

El presidente de la Asociación para la Defensa de la Salud Pública afirma que en Tenerife “no se ha intervenido en el momento oportuno, se ha dejado a ver qué es lo que pasaba”
El presidente de la Asociación para la Defensa de la Salud Pública de Canarias (Adspc), Guillermo de la Barreda. | Sergio Méndez

El presidente de la Asociación para la Defensa de la Salud Pública de Canarias (Adspc), Guillermo de la Barreda, denunció “que ha habido una dejadez por parte del Gobierno de Canarias a la hora de tomar más medidas en Tenerife” para frenar el aumento de contagios por SARS CoV-2. “Después de dos meses y medio con una curva en alza y unos pacientes que han fallecido, y con otros que han pasado por UCI y han estado hospitalizados, ahora se intenta tomar unas medidas”.

Guillermo de la Barreda manifestó a DIARIO DE AVISOS que la curva en Tenerife se empezó a producir a mediados de septiembre, “y normalmente si vemos que se está disparando la incidencia, hay que intervenir de forma inmediata. No es simplemente poner un semáforo rojo, que no soluciona absolutamente nada”, incidió.

Además, recordó que cuando se imponen unas medidas “hay que hacer una evaluación a las dos semanas, y si no funcionan hay que cambiarlas. ¿Me deben explicar por qué desde hace dos meses la curva sigue subiendo y no se han tomado medidas para cortar esa subida?”, se cuestionó. “Tenían que haberlas tomado inmediatamente, en las dos semanas siguientes tras ver que no se estaba solucionando el problema. Lo que está claro es que ha habido una dejadez por parte del Gobierno de Canarias para tomar medidas. Y ahora, después de dos meses con una curva en alza y unos pacientes que han fallecido, y con otros más que han pasado por la UCI y han sido hospitalizados, reaccionan”, lamentó.

El presidente de la Asociación para la Defensa de la Salud Pública Canaria (Adspc) señaló que en Canarias “tenemos unos buenos índices, en primer lugar, y fundamentalmente porque estamos aislados, al ser islas, en segundo lugar, pues nuestras condiciones climatológicas son mejores. No podemos compararnos con la Península, lo hay que hacer es mejorar si tenemos unos índices insulares malos. En Tenerife no se ha intervenido en el momento oportuno, se ha dejado a ver qué es lo que pasaba y la realidad es que se ha disparado la COVID”.

Faltan rastreadores

Guillermo de la Barreda ha defendido que prácticamente no hay rastreadores en Tenerife. “Hemos realizado un seguimiento en la zona Norte con médicos y enfermeros, y nos comentan que no saben nada de rastreadores, no tienen constancia de si existen o no, no se les ve y lo que está usando la Gerencia de Tenerife es a la Atención Primaria como rastreadora, cuando no puede funcionar como rastreador. En los países que funcionan los rastreadores, la Atención Primaria es la colaboradora de ellos, pero no es la que hace los rastreos. ¿Dónde están los 660 rastreadores que dice el Gobierno de Canarias?, no hay que contar los profesionales de Atención Primaria en Tenerife. El índice de rastreadores óptimo por cada 100.000 es de 40, esas son las cifras que da la OMS. Y observando la población Canaria, tendríamos que tener como mínimo 800”.

Asimismo, destapó un grave problema, “el retraso en los PCR, entre 12 y 14 días, sobre todo a las personas de contacto directo. En esas dos semanas, los individuos que estén contagiados van a estar infectando a más gente. Hay personas que se están comportando correctamente, pero hay otros irresponsables que son suficientes para que esta situación se haya desbocado”.

Para Guillermo de la Barreda en Tenerife “ha habido una tremenda falta de previsión y contención en el control de la epidemia, porque, en este momento, para controlarla, hacen falta rastreos, diagnósticos y medidas de contención. Han fracasado los rastreos, los diagnósticos y las medidas de contención. Y tampoco se olvidó de “la colaboración ciudadana, que ha sido poca. Porque siguen habiendo botellones y se convocan reuniones sociales y familiares”.

El representante de la Asociación para la Defensa de la Salud Pública recordó que el Gobierno de Canarias ha pedido a los ayuntamientos que hagan un mayor control y vigilancia, “pero la mayoría de los municipios no tienen agentes suficientes y sus policías locales no funcionan a partir de las 22.00 horas, cuando es precisamente donde se producen más infracciones y el relajamiento de la sociedad. Está claro que más del 80% de los contagios se producen por reuniones familiares e ilegales. No se han tomado medidas para cortarlas”. En este punto, optó por el toque de queda. “Las mejoras que se han logrado en Madrid y Barcelona están muy relacionadas con el toque de queda. No estoy diciendo que sea la solución, pero sí colabora a evitar las reuniones en las calles, plazas o lugares públicos o privados”.

TE PUEDE INTERESAR