sanidad

La COVID ha tenido un impacto negativo sobre los diabéticos

Julián González, presidente de las Asociaciones de Diabetes de Canarias, cree que aumentarán las complicaciones debido al confinamiento y el aplazamiento de las consultas de seguimiento
DIABETES
DIABETES
Unos 300.000 canarios padecen diabetes (230.000 diagnosticados y unos 70.000 sin diagnosticar). DA

La diabetes es una verdadera epidemia en Canarias, es la región con mayor tasa a nivel nacional y europeo, y supone un impacto colosal en las familias tanto a nivel epidemiológico, psicosocial, económico y sanitario. Unos 230.000 canarios padecen diabetes, y otros 70.000 están aún sin diagnosticar. De ellos, el 92% (155.000 personas) tiene diabetes mellitus tipo 2, caracterizada por la resistencia a la insulina y consecuente alteración del metabolismo de la glucosa, frente a la diabetes tipo 1 (13.000 diagnósticos), en la que el cuerpo no produce insulina. Además, el 25% del presupuesto de sanidad se dedica a la diabetes y sus complicaciones (más que el cáncer, el VIH y el Alzhéimer juntos).

En este contexto, el Día Mundial de la Diabetes que se celebra mañana cobra una especial importancia además de la prevención y la formación terapéutica (que además de mejorar la salud ahorra costes al sistema sanitario), poner en valor el importante papel que desarrollan para el control y la prevención de la diabetes, en este año dedicado a la enfermería.

El presidente de la Asociación para la Diabetes de Tenerife (ADT) y de la Federación de Asociaciones de Diabetes de Canarias (Fadican), Julián González, reconoció que “la pandemia de la COVID ha tenido un impacto negativo sobre las personas diabéticas, sobre todo en el confinamiento. Uno de los pilares fundamentales del tratamiento de la diabetes es hacer ejercicio físico, salir a caminar, etc., y la gente se encontró que además de no poder caminar. En un segundo momento los pacientes se encontraron que no podían acudir a las consultas de seguimiento, con lo que se produjo una angustia importante”. Además se pudieron “incrementar los niveles de complicaciones por que la gente se dejó de controlar”, lo que obligó desde las asociaciones a instar a “realizar esas llamadas de control”.

La mitad de las personas que sufren esta patología lo desconocen, debido a que carece de síntomas. DA

También se encontraron durante la pandemia, un problema añadido para los pacientes con diabetes tipo 1 que usan bomba de insulina y/o sensores de glucosa, que no pudieron acudir a los hospitales a buscar estos fungibles, ADT llegamos a un acuerdo con la Cooperativa Farmacéutica (Cofarte), el Colegio de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife (Cofte), La Candelaria y el HUC para que se entregaran en la farmacia más cercana del usuario. También han elaborado manuales o atendido telefónicamente ofreciendo pautas de atención psicológica, asesoramiento físico, gestión de emociones, apoyo a mayores o a superar el miedo a salir de casa.

Asimismo, la Asociación para la Diabetes de Tenerife (ADT) organizó un curso multidisciplinar para adultos con diabetes tipo 1, tipo 2 y familiares, desde el pasado 26 de octubre hasta el 2 de diciembre, de manera online y gratuita que cuenta con más de 200 personas participantes.

La Asociación para la Diabetes de Tenerife (ADT), el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), el Servicio Canario de Salud y el Ayuntamiento de La Laguna organizan mañana el evento Hablemos de diabetes en tiempos de COVID, el cual se podrá disfrutar online y de manera gratuita desde las 10.00 hasta las 13.00 horas. El evento estará compuesto por diferentes mesas informativas en las que se tratarán temas diversos, como el papel de la enfermería en la diabetes, la telemedicina o los nuevos aspectos psicosociales provocados por la COVID. Participarán profesionales sanitarios y pacientes diabéticos.

Casi la mitad de los niños canarios tienen obesidad o sobrepeso, y tienen un alto riesgo de desarrollar diabetes

Casi la mitad de los niños canarios de entre tres y ocho años padecen actualmente obesidad o sobrepeso, en concreto, un 44,2%, cifra superior a la media nacional que se sitúa en el 40%, según el Estudio Nutricional de la Población Española publicado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC)2. La Organización Mundial de la Salud (OMS) expone que el número de niños que padecen obesidad en todo el mundo se ha multiplicado por diez en la última década, de tal forma que más de 42 millones de menores de cinco años tienen obesidad o sobrepeso a nivel global, de ahí que califique esta situación como una epidemia. El 70% de los casos de diabetes tipo 2, relacionada con la obesidad, los hábitos de vida poco saludables y el sedentarismo, son prevenibles.

El sobrepeso y la obesidad son enfermedades que están relacionadas con un exceso de grasa corporal debido a la ingesta irregular de calorías y su deficiente gasto. En este sentido, el jefe del servicio de Pediatría de Vithas Las Palmas, Francisco Domínguez, subrayó que la obesidad y el sobrepeso infantil “se deben principalmente al descenso de la actividad física entre los más pequeños, que pasan más tiempo delante de las pantallas (tablets, ordenadores o videojuegos) y no jugando en el parque”.

Domínguez afirma que los más pequeños deben realizar ejercicio físico durante, al menos, 60 minutos al día, y advierte de que la obesidad “no es un problema estético, sino un verdadero riesgo” para la salud en la infancia, ya que genera patologías como “colesterol, diabetes tipo 2 o problemas cardiovasculares”, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR