arona

Un paseo por la historia de Arona

El Ayuntamiento pone en marcha, durante todos los sábados de noviembre, recorridos guiados para visitantes y residentes al conjunto histórico del municipio, declarado Bien de Interés Cultural
La calle Domínguez Afonso representó el auge económico en los tiempos de la cochinilla. DA
La calle Domínguez Afonso representó el auge económico en los tiempos de la cochinilla. DA
La calle Domínguez Afonso representó el auge económico en los tiempos de la cochinilla. DA

El Ayuntamiento de Arona pondrá en marcha todos los sábados de noviembre visitas guiadas al conjunto histórico del municipio, declarado Bien de Interés Cultural. Las rutas están dirigidas tanto a visitantes como a residentes, que conocerán la historia del corazón de Arona, sus tradiciones y su arquitectura, según explicó el concejal de Patrimonio Histórico, José Alberto Delgado.

Los participantes podrán descubrir historias como la de la iglesia de San Antonio Abad, construida como ermita en el siglo XVII, o la casa, situada enfrente, de la familia Bethencourt Alonso, que fuera la antigua escuela privada de doña Consuelito, donde desde su balcón se pronunciaban los mítines durante la II República ante el vecindario congregado en la plaza.

O la historia de la vivienda que perteneciera a los hermanos Cesáreo y Evaristo Bethencourt Medina, en la calle de El Calvario, lugar en el que residió el médico y antropólogo Juan Bethencourt Afonso, destacado investigador de los antiguos pobladores de la Isla y de la cultura popular canaria.

La calle Antonio Domínguez Afonso (diputado a Cortes por Tenerife, gobernador civil de Manila e intendente general de Hacienda en Filipinas), representó el desarrollo económico que experimentó el municipio con la explotación de la cochinilla, el llamado oro rojo de Canarias, con edificaciones señoriales de dos plantas que, sin grandes alardes, muestran una simetría y un orden que reclaman la atención de los visitantes.

La calle Duque de La Torre también ofrece una buena muestra de la arquitectura aronera, en la que destaca la casa de la familia Sarabia. Con su reedificación en 1870 se convirtió en una de las más señoriales del casco, y aún hoy conserva una pequeña celda.

Entre otros entornos que los visitantes podrán contemplar también se encuentran la Plaza de La Paz, el antiguo cementerio o la Casa de la Bodega, inmueble este último donde se puede disfrutar de las exposiciones de rosetas y de arqueología, además de una muestra de productos de la tierra.

Este edificio histórico, que perteneció originariamente a uno de los grandes propietarios aroneros, José Sierra Pérez, fue comprado a principios del siglo XX por José Tavío Sierra. Se encuadra en un paisaje agrícola en el que, aunque muy modificado, todavía es posible contemplar construcciones de la arquitectura popular y urbana, perfectamente relacionadas con explotaciones agrícolas de carácter tradicional como Los Lavaderos o el Depósito de Agua.

La ruta respetará las medidas de seguridad sanitarias vigentes, con grupos reducidos, y se precisará reserva en el correo de Patrimonio Histórico: patrimoniohistorico@arona.org. El horario será de 10.00 a 13.00 horas.

TE RECOMENDAMOS