nutrición y cocina

Cinco alimentos que sumar a tu dieta para un 2021 lleno de energía

Acaban las comilonas navideñas y toca enfocarse de nuevo en una alimentación más saludable y que multiplique la vitalidad para empezar el nuevo año con fuerza

Con el nuevo año dejamos atrás las copiosas comidas navideñas y toca enfocarse en una alimentación que nos ayude a recuperar la vitalidad.

Estos son cinco de los mejores alimentos que puedes consumir para afrontar este nuevo año con energía. Elígelos frescos, de temporada y de productores locales siempre que te sea posible.

1. El plátano. El secreto de esta fruta está en el potasio que contiene, un mineral muy importante para la mayoría de las funciones vitales. Evita la fatiga y el cansancio que provoca, entre otros factores, sus bajos niveles. Ayuda a fortalecer tus músculos evitando calambres musculares y a normalizar el balance de agua en tu cuerpo. Cuando vayas al supermercado busca siempre la etiqueta ‘Plátano de Canarias’.

2. El chocolate negro, si lo tomas de al menos un 70% de cacao, es un capricho saludable que aporta antioxidantes, energía y mejora el estado de ánimo. Es un alimento rico en grasas vegetales y antioxidantes, hierro, potasio y magnesio y vitaminas A, E y del grupo B. Toma un cuadrito cuando te sientas cansado y en pocos minutos notarás la diferencia.

3. Los frutos secos. Son uno de los alimentos que más energía aportan por su contenido en grasas vegetales. Destacan también por sus ácidos grasos omega-3 y omega-6, potasio, magnesio y fósforo. Su aporte en vitaminas del grupo B hacen que tu cuerpo sea más eficaz usando la energía.
Ten siempre a mano un puñadito de frutos secos naturales. Te saciarán y darán energía para todo el día y son comodísimos de llevar y tomar tanto en el trabajo, de pateo o en cualquier lugar.

4. Los huevos son de los alimentos más económicos y con mayor aporte de proteínas. Ayudan al funcionamiento de tus músculos y a transportar los nutrientes por la sangre, por lo que son fundamentales para estar a tope de energía todo el día. Son muy versátiles en la cocina y puedes comerlos cocidos, pasados por agua, pochados, revueltos o en tortilla. Tómalos en tu desayuno o en cualquiera de tus comidas.

5. Verduras de hoja verde como las espinacas, las acelgas, los berros o la lechuga. Son ricas en hierro, magnesio y potasio, un mineral muy importante para que el cuerpo pueda obtener su energía. Contienen antioxidantes y vitaminas K y del grupo B, que favorecen la digestión y te llenarán de vitalidad. Puedes añadirlas a tus guisos, salteados, lasañas o pastas y también comerlas crudas en ensaladas o batidos. Te beneficiarás de su vitamina C y sus propiedades depurativas.

Son consejos de la nutricionista María Alcázar García como parte de una iniciativa de Diario de Avisos y supermercados Lidl en Canarias para mejorar los hábitos alimenticios de los canarios.