Tenerife

Filomena aporta a la agricultura al menos 150.000m3 de agua en Tenerife

Mientras el sector agrícola de la Isla vive una época de bonanza no vista desde 2014, tanto por la lluvia como por la depuración y desalación, el Cabildo pide moderación en su uso para que no se desperdicie

En la balsa de Valle Molina, en Tegueste, estaban entrando unos 300 metros cúbicos de agua la hora el pasado miércoles gracias a la lluvia. DA
En la balsa de Valle Molina, en Tegueste, estaban entrando unos 300 metros cúbicos de agua la hora el pasado miércoles gracias a la lluvia. DA

La agricultura tinerfeña vive una época de “bonanza” después de siete años de sequía. Así lo reconocía el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Javier Parrilla, a DIARIO DE AVISOS, tras explicar que la borrasca Filomena ha dejado al menos 150.000 metros cúbicos de agua para uso agrícola en la Isla. Además, esta entrada de agua se suma a los buenos datos con los que ya contaban las Balsas de Tenerife, que comenzaron 2021 con 2.880.344 metros cúbicos de agua regenerada, de galerías y pozos, de agua desalada y de precipitaciones.

La cantidad de lluvia caída durante estos días es tanta que la Corporación no ha tenido que comprar ni una sola hora de agua, teniendo la totalidad del aporte que entra a las balsas de la Isla un origen en las precipitaciones o en el agua regenerada.

Es por todo esto que tras años de sequías nos encontramos con imágenes atípicas de balsas llenas o casi llenas, como la de Trevejos, en Vilaflor, que está a más del 60% de su capacidad. Y sigue lloviendo.

Esta situación favorable con respecto al agua de riego agrícola no se daba en Tenerife desde el año 2014, pero esto no significa que ahora pueda desperdiciarse. En este sentido, Parrilla recordó a los agricultores que tienen a su disposición el servicio gratuito AgroCabildo, a través del que pueden obtener recomendaciones de riego en función de los distintos tipos de suelo y productos.

“Aunque ahora tengamos unos días de bonanza no sabemos si dentro de una semana volveremos a una sequía como la que sufríamos desde 2014 y que ha sido bestial. Tengan moderación y actúen de forma técnica haciendo uso de las herramientas públicas que existen”, apuntó el consejero.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife informó de que Filomena no ha provocado daños visibles a la producción agrícola y sí una gran cantidad de aporte de agua. Sergio Méndez
El consejero de Agricultura informó de que Filomena no ha provocado daños visibles a la producción agrícola y sí una gran cantidad de aporte de agua. Sergio Méndez

Por otro lado, Parrilla aludió al carácter “benévolo” de la borrasca Filomena, que ha dejado muchas precipitaciones y apenas daños cuantificados en Tenerife según le ha trasladado en un informe el Servicio Técnico del Área de Agricultura.

“Ha sido muy benévola y ni siquiera el viento ocasionó daños a las producciones. No hubo que lamentar caída de plataneras, como sí ocurrió en febrero del año pasado”, contó Parrilla.

No obstante, el consejero insular aclaró que no se sabrá hasta dentro de varios meses si la borrasca ha tenido un efecto negativo en la producción de flores, pues “morfológicamente” puede haber afectado al crecimiento de las plantas.

De cualquier forma, Parrilla celebró que las precipitaciones hayan servido “para limpiar a través de filtrado la tierra” y auguró que vendrán “magníficamente” para la siembra de papas que se producirá en las próximas semanas.

AGUA REGENERADA
Si bien cuando llueve la mitad de la aportación de agua que llega a las balsas proviene de las precipitaciones, y no de galerías y de pozos, Parrilla recuerda que el futuro del agua de uso agrícola está en el agua regenerada.

“Nuestro sistema no es como el Gran Canaria, no está hecho para recoger el agua de lluvia por dos motivos fundamentales: primero por la cuestión orográfica, porque no tenemos grandes cuencas que pudiéramos haber usado para hacer presas, y segundo, por la naturaleza de nuestros suelos, que no son impermeables”, explicó el consejero.

En contraposición, el sistema de Tenerife estaría orientado a dar una “estabilidad”, algo que se ha promovido con las galerías y pozos y que “en este mandato es lo que queremos seguir impulsando”, dijo Parrilla.

Asimismo, el consejero puso en valor las distintas obras que se están realizando para mejorar la conexión y suministro, “como la instalación de un sistema de bombeo que conecta la zona de Angola con el depósito Huerta Grande, en Vilaflor, o la aducción de la Galería Niágara a la balsa de Trevejos, que aporta mayor caudal y de mejor calidad”.