santa cruz

Alfonso Cabello: “El Gobierno canario solo se ocupa del comercio cuando habla de restricciones”

El concejal de la Sociedad de Desarrollo, Alfonso Cabello, critica que, mientras Santa Cruz pone en marcha medidas como los bonos consumo, la Dirección General de Comercio “ni está, ni se la espera”
El edil Alfonso Cabello.| Fran Pallero
El edil Alfonso Cabello.| Fran Pallero

La puesta en marcha de los denominados bonos consumo en Santa Cruz de Tenerife coloca al municipio a la cabeza del Archipiélago en aplicar medidas de estímulo directo a las empresas de comercio y hostelería, a través de la subvención directa al consumo. El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz aprobó el viernes la modificación presupuestaria que va a permitir poner en marcha esta medida, dinero que sale del área de Fiestas hacia la Sociedad de Desarrollo, de la que es responsable el edil Alfonso Cabello. “Son 375.000 euros para arrancar con un proyecto que desarrollará Fauca, y con el que esperamos que tenga un impacto superior a los 800.000 euros en la ciudad”, explicaba el concejal a DIARIO DE AVISOS. El edil defiende que esta medida se torna en esencial frente a lo que él denomina “inoperancia” de la Dirección General de Comercio del Gobierno de Canarias, que, a su juicio, debería estar implementando medidas concretas para ayudar al sector comercial. “A estas alturas, tras un año de pandemia, Santa Cruz, pero también el resto de municipios, desconoce en qué trabaja o qué planes tiene. Una Dirección General que ni está, ni se la espera”.

Cabello admite que Santa Cruz de Tenerife está viviendo “una situación dramática” en lo que al número de desempleados se refiere, por lo que poner en marcha acciones que frenen esa escalada es algo vital. “Tenemos unos indicadores en estos momentos que nos obligan a estar muy alerta, con un desempleo en aumento, que en enero ya superaba las 27.000 personas”. El también concejal de Organización entiende que desde la perspectiva de asuntos sociales el Ayuntamiento ha hecho un importante esfuerzo económico, “que mi compañera Rosario (González) ya está implementando a través de distintas líneas de trabajo”, por lo que ahora se hace necesario “la movilización de recursos para garantizar dinamismo económico en la ciudad”.

Los grandes retos para conseguir ese objetivo, asegura Cabello, pasan por incentivar a los sectores productivos para que se realicen contrataciones en los próximos 24-36 meses. Preguntado por qué ese horizonte temporal, explica que “ese es el tiempo que las personas que se están quedando ahora desempleadas van a tener cubiertas sus necesidades básicas gracias a las prestaciones”.

El reto, por tanto, “es el de evitar que estas personas se sumen al cuadro de desempleados que conforman, por decirlo de alguna manera, el paro estructural en la ciudad, gente que, de forma coyuntural, por la crisis, está en desempleo”. Según Cabello, “ahora vamos contra reloj, porque tenemos una serie de personas que creemos que son empleables de forma más rápida”. De ahí que el edil de la Sociedad de Desarrollo defienda que el empleo para estas personas no se consigue a través de las líneas de incentivos tradicionales, “sino ayudando de forma directa a las empresas, para que se generen posibilidades de contratarlas”.

Explica que la forma de hacerlo es generando actividad “y, sin duda, el principal sector económico en Santa Cruz es el de servicios en un sentido amplio. No en vano, en el sector comercial y de la restauración se han llegado a emplear recientemente a más de 31.000 personas de manera directa, así que en esa línea tenemos que trabajar para intentar mejorar las cuentas de explotación de las pymes de Santa Cruz”. Cabello se muestra muy crítico con la actitud del Gobierno de Canarias en este aspecto, ya que considera que ha descargado sobre los municipios la acción para intentar movilizar esos recursos. “Nos parece un despropósito que a las fechas en las que nos encontramos, después de un año de pandemia, solo asistamos por parte del Gobierno de Canarias a continuos anuncios de medidas para ayudar a las pymes, y sigamos sin concretar en el caso concreto de Santa Cruz de Tenerife qué se va a hacer para ayudar al sector del ocio, comercio y restauración en el caso de la capital de la provincia”, detalla. “Es sangrante -continúa- que hasta el momento no se haya convocado a ninguna reunión de trabajo por parte de la Dirección General de Comercio para analizar la situación y ver la posibles líneas de colaboración”.

El edil de Fiestas insiste en que “el Ayuntamiento de Santa Cruz está realizando un esfuerzo sin precedentes en la movilización de recursos para el apoyo de estos sectores, que de manera directa estará en torno a los 3,6 millones de euros, si sumamos el proyecto de los bonos consumo y las bonificaciones fiscales a las empresas, y que, sin embargo, no sabemos a día de hoy cómo se va a avanzar en los próximos meses por parte del Gobierno de Canarias”. La crítica de Cabello va en aumento, ya que entiende que “el momento del diagnóstico ha pasado y estamos en el de poner medidas y planes concretos sobre la mesa, y esa falta de acción por parte del área de comercio del Gobierno de Canarias está totalmente injustificada”.

“No entendemos el papel de una Dirección General que ha sido incapaz de articular un proyecto concreto para la ciudad de Santa Cruz de Tenerife más allá de una ridícula prueba de unos bonos por importe de 75.000 euros para toda Canarias, que no hay que olvidar que tiene un número de empleados en el sector comercial de 273.000 personas y que en diciembre de 2019 tenía 312.000”.

Cabello recuerda que en diciembre del año pasado la consejera de Turismo, Industria y Comercio presentaba un presupuesto para esa última área de 13 millones. “Nos parece a todas luces impresentable no saber a estas alturas del año en qué medidas se está trabajando para poner en marcha los bonos consumo a los que se iban a destinar 3.350.000 euros, dinero del que a Santa Cruz debería al menos corresponderle una cifra cercana a los 400.000 euros, simplemente por el peso del empleo en el conjunto de la comunidad autónoma o por el número de habitantes”.

Frente a la “improvisación” y la “indefinición” defiende el edil chicharrero que “Santa Cruz tiene sobre la mesa una propuesta muy trabajada, una que ha despertado el interés de al menos siete ayuntamientos de las Islas en las últimas semanas, municipios que se han puesto en contacto con nosotros para pedirnos el proyecto e intentar coordinarnos”. Insiste Cabello en que “hay una sensación de que en la municipalidad estamos solos y huérfanos, y en este contexto el momento de las excusas ha pasado, y lo que toca es que el director general de Comercio (David Mille) dé un paso a un lado, para que el sector comercial se convierta en una apuesta decidida por parte de la Consejería de Turismo, Industria y Comercio”.

Entiende el concejal de Fiestas que, aunque el turismo es un sector fundamental, “en estos momentos tenemos que darnos cuenta de que es un sector que tiene una serie de connotaciones que no dependen de nosotros, del trabajo que hagamos aquí, y sin embargo es de lo único que habla la consejera de Turismo, que también lo es de Industria y de Comercio”.

Alfonso Cabello cree que el sector turístico, que tiene menos empresas que el comercial, pero que posee una mayor concentración de capital, cuenta con distintos sectores de la administración trabajando para ayudar a sus empresas, “mientras que el comercial, que junto con el turístico es el que más empleo genera, no está siendo una prioridad para la Consejería”. “Solo es una prioridad -continúa el concejal- cuando se trata de implementar medidas restrictivas. El único momento en el que oímos al portavoz del Gobierno de Canarias hablar de comercio y restauración es para decir dos cosas, cuánta gente se puede sentar y a qué hora van a cerrar, y que estamos trabajando en ayudas, pero sin concretar nada”.

TE RECOMENDAMOS