cd tenerife

Juego pésimo, resultado sobresaliente (3-1)

Los tantos de Fran Sol, Shashoua y Valera resuelven para los blanquiazules un partido atascado, en el que los madrileños hicieron méritos para lograr un mejor resultado en el Heliodoro
Tenerife-Alcorcón
Tenerife-Alcorcón
Tenerife-Alcorcón. / Foto: CD Tenerife

Da la impresión de que si Luis Miguel Ramis hubiese seguido jugando todo el partido del domingo con Apeh, Nono, Folch y alguno más, el CD Tenerife nunca hubiese aspirado a ganar tres puntos vitales. Pero todo cambia cuando pones en el campo a jugadores capaces de desnivelar la contienda a tu favor. Así pasó frente a un Alcorcón que mereció mucho más. Los alfareros llegaron a estrellar dos balones en los palos de la portería de Dani Hernández, pero nada pudieron hacer ante la calidad de Fran Sol, Sam Shashoua y Germán Valera. Los tres resolvieron el partido a partir del minuto 80. Antes de eso, el juego del Tenerife era la nada absoluta. Por fortuna los tres sacaron a relucir sus cualidades, sin olvidarnos de un buen Bermejo también, para conseguir un resultado sobresaliente con un juego pésimo.

Sorprendió Ramis con la alineación titular de Alberto, que se convirtió en el sustituto de Sipcic, quien podría haber sufrido un percance de última hora que incluso le ha impedido figurar dentro de la convocatoria. No jugaba de inicio el majorero desde el pasado 11 de diciembre. Tampoco estaba disponible para el entrenador Aitor Sanz, quien se perdió, por segunda semana consecutiva un partido de su equipo. De esta manera volvieron a formar el doble pivote en la medular Ramón Folch y Javi Alonso. Regresó a la convocatoria el uruguayo Gio Zarfino.

La primera media hora de partido fue de dominio estéril de los blanquiazules, quienes controlaban el esférico pero eran incapaces de llegar al área contraria. Los locales carecían de profundidad y abusaban del pelotazo en largo debido a que la dupla formada por Folch y por Javi Alonso no era capaz de imponerse.

El Alcorcón fue paciente para esperar a que el Tenerife se frustrara por su propia incapacidad. Poco a poco el cuadro madrileño fue creciendo en el encuentro y encontrándose más cómodo. Empezó a llegar con algo de claridad a la meta defendida por Dani Hernández. De hecho la mejor ocasión de gol del primer acto fue para el cuadro local. En el minuto 38, Kelechi estrella en el travesaño local un disparo desde la frontal del área. Fue la última acción interesante de una primera parte aburrida y bastante gris del Tenerife, que comenzó bien pero acabó mal.

La segunda parte comenzó con un cambio en las filas locales: se quedó en los vestuarios un inoperante Manu Apeh y entró a jugar Sam Shashoua.

A pesar de la sustitución, el guion del partido no varió y fueron los alfareros los que volvieron a avisar. José León cabeceó al palo tras la ejecución de un saque de esquina. El gol visitante merodeaba el Heliodoro.

Trató de impedirlo Ramis ejecutando un doble cambio en el minuto 62 con la entrada de Sergio González y Germán Valera. Se sentaron un perdido Folch y un decepcionante Nono. Un poco después, en el 69, Bermejo relevó a Vada. Daba la impresión de que Ramis no daba con la tecla adecuada para cambiar el guion de un choque que olía a empate a cero.

A punto estuvo de impedirlo Shashoua, quien combinó bien con Bermejo, pero el lanzamiento del londinense acabó excesivamente cruzado ante Dani Jiménez.

Pero el disparo del inglés fue tan solo un aviso. Arreglaría el partido el de siempre, Fran Sol. El delantero era el único capaz de aparecer en una jugada aislada y solucionar el partido. Pase largo de Alberto que controla Álex Bermejo y tras el rechace del portero visitante, Fran Sol remata la jugada para abrir la lata alfarera.

Por fin respiraba tranquilo el Tenerife, que incluso logró ampliar distancias mediante Sam Shashoua. Salida rápida a la contra de los blanquiazules y el inglés, con sangre fría, recorta en el área y supera al guardameta visitante. 2-0 y el partido parecía resuelto. Pero no fue así.

Todo lo que había pasado en los 80 minutos anteriores, pasó en el tiempo restante. El Alcorcón recortó distancias gracias a un remate de cabeza de José León que necesitó de la revisión del VAR.

Podrían haberle entrado las dudas a los locales con el gol de los alfareros. Además, Sergio González recibió la segunda amarilla y fue expulsado. Pero la posible incertidumbre la solucionaron Shashoua, Bermejo y Valera, quienes empujaron en los últimos a su equipo. Precisamente fue el joven Valera el que redondeó el resultado. De nuevo contra rápida de los locales y el jugador cedido por el Atlético de Madrid parte desde el centro del campo para superar al cancerbero local en el mano a mano y sentenciar.

No hubo tiempo para más tras un final eléctrico que le permite sumar al Tenerife sumar 36 puntos en la clasificación.

TE RECOMENDAMOS