Sucesos

La pericia de un camionero que se quedó sin frenos evita males mayores en la TF-1

El profesional alertó a otros conductores y aprovechó la salida al polígono de Güímar para salir de la autopista y volcar el vehículo, cargado de botellas de agua

Mantenimiento de Carreteras y bomberos despejaron la vía. Cecoes 1-1-2

Los servicios de emergencias intervinieron durante la mañana de ayer con motivo del vuelco frontolateral de un camión cuya carga, botellas de agua, se esparramó en gran medida sobre el firme de la carretera TF-281, dentro del término municipal de Arafo.

Los hechos que nos ocupan tuvieron lugar minutos antes de la una del mediodía en la entrada del Polígono Industrial de Güímar. Poco antes de llegar a esa zona, al parecer el conductor del camión en cuestión, que circulaba por la TF-1, se percató de que se había quedado sin frenos. Fue alertando al resto de conductores sobre lo que sucedía, y aprovechó que esa salida es prioritaria para quienes abandonan la llamada Autopista del Sur, para a continuación volcar el vehículo articulado haciendo una ‘L’ con el mismo.

A buen seguro que dicha serenidad de ánimo y la habilidad profesional del camionero es la razón de que no haya que lamentar algún lesionado, más allá de las heridas leves que sufrió él mismo.

Otra cosa fue la caída de a carga sobre la referida vía, que dio trabajo a los bomberos de los Parques de Santa Cruz y Güímar y al personal del servicio de Carreteras, cuya labor conjunta permitió retirar la carga. Personal del Servicio de Urgencias Canario asistió al conductor, en servicio también prestado por y Policía Local y Guardia Civil.