arafo

Las Mary’s, ejemplo de la pasión musical de Arafo

El grupo de pulsa y púa creado por Carmen Tejera y Juan Ramos fue durante los primeros años 60 un referente en las Islas
Las Marys en la actualidad, la primera vez que se reúnen durante la pandemia / SERGIO MÉNDEZ

Reunir en esta época de pandemia a una decena de mujeres, hoy casi todas abuelas, no resultaría fácil sino fuera porque a todas ellas les une una amistad de sesenta años con la música como cordón umbilical. Se trata de Las Marys, el grupo que recorrió la Isla en los 60 afianzando el nombre de Arafo como cuna musical.

Cuenta Sara Ferrera que hacía más de un año que no se juntaban todas para tomar una merienda-cena como lo solían hacer antes cada seis meses, siempre en su Arafo natal. “Nos casamos casamos y tuvimos hijos. Algunas son abuelas”, señala la conocida articulista de DIARIO DE AVISOS y quien en la la década de los sesenta era la encargada de presentar a Las Marys en los escenarios. “Nos une una gran amistad desde pequeñas y, aunque no nos veamos muy seguido, si nos necesitamos ahí estamos”.

“Hoy nos siguen conociendo como Las Marys, pero ya somos las abuelas Marys”, comenta  Salomé Pérez, la mayor de ellas y quien fue, “hasta que me casé”, la primera voz del conjunto, lamentando que “mi padre no me dejara ir a Las Palmas a contar con María Mérida o Mary Sánchez, o que entrara en el Conservatorio”, siendo reconocida por todos como una voz prodigiosa, de tal guisa que “cada vez que era el cumpleaños de don Andrés Orozco, que fue ministro en la República, Maruca me mandaba a buscar para cantar en un salón tremendo que tenían en la casa”.

Junto a la prodigiosa voz de Salomé Pérez, que entonces tenía15 años, estaban hasta una decena de niñas que desde los siete u ocho años tocaban guitarras, bandurria y mandolinas, creando un grupo de pulso y púa que debutó en el año 60 en Radio Popular, entonces en Güímar. Antes de acudir a aquella cita, el grupo ni siquiera tenía nombre, tras el episodio ocurrido con la agrupación Aída. Fue entonces cuando Juan Ramos, el gran propulsor de ese grupo y ahora del nuevo, las bautizó como Las Marys, atendiendo a que “todas son María”, recuerda Sara.

Desde aquella actuación radiofónica, en la emisora de Pepe Ramos, comenzaron a llegar actuaciones por toda la Isla y en especial tres en el Teatro Guimerá junto a artistas como Paquita Rico, Jorge Mistral y Los 5 Latinos, repitiendo actuación en la plaza de Toros. “En aquella época actuar en el Guimerá era la consagración, significaba que eras buena”, señala Sara, mientras Salomé recuerda también que “actuamos en el Teatro Leal y salimos en el cartel junto a Alfredo Kraus”.

Las Marys no solo era un grupo de pulso y púa, sino que además integraron la percusión y sobre todo la música ligera y clásica, “aunque también nos pedía algo de folclore”.
La entonces famosa discográfica Rovira, de Madrid, se interesó por ellas y les pidió en una carta certificada que fueran a grabar un disco, una película y actuaciones a Madrid, pero “entonces no es como ahora, que viajas a la Península como si fueras a Güímar, nuestros padres no nos dejaron”, lamenta Sara, sensiblemente emocionada junto a sus compañeras repasando las historia de una decena de niñas pioneras musicales en Canarias.

El grupo Las  Marys fue creado por la profesora Carmen Tejera y actuaron durante seis años (1960-1965) por toda la Isla / DA

La historia

Carmen Tejera, maestra en Arafo, a finales de los 50, tuvo la feliz idea de escoger alumnas, de la escuela que ella regentaba, para formar el primer conjunto de niñas, de pulso y púa, que hubo en Arafo, junto a su esposo Juan Ramos, persona dotada de un gran oído musical, junto a Luis Curbelo, reconocido músico arafero y Fernando Marrero, encargado de afinar los instrumentos.
Se puso en marcha la agrupación musical a la que denominaron Aída. Pasado un tiempo, por una serie de circunstancias, se encontraron sin su conjunto. Su marido, con motivo de una enfermedad neurológica que padecía a consecuencia de una caída de caballo con un gran golpe en la cabeza, decidió junto con su esposa ir a Barcelona a que lo operasen allí. Durante el tiempo que estuvieron fuera, las componentes del conjunto Aída, a excepción de tres de ellas: Salomé, María Dolores y Sara, fueron dirigidas por otras personas. Cuando el matrimonio volvió a casa se encontró con este inesperado acontecimiento, lo que les causó un gran disgusto. Carmen Tejera, mujer de arrestos, escogió de nuevo, una serie de alumnas y, junto a las tres que permanecían con ellos, fundó Las Marys. Era el año 1960.

“Durante los seis años que permanecimos, tuvimos gran cantidad de actuaciones y gozamos de reconocida fama y ganamos el primer premio en un concurso que se llamaba Paso a la Juventud”, recuerda Sara.
Tras mantener una sana rivalidad con la agrupación Aída, en 1965 fueron decayendo las actuaciones de Las Marys, con motivo de la enfermedad de su fundador y director musical, hasta que se disolvió tras la muerte de éste en enero de 1966.
Las Marys se volvieron a reunir en 1970 para actuar en el homenaje que se le hizo a Carmen Tejera(falleció en 1973) en su jubilación en el Casino Unión y Progreso. El 11 de febrero de 2012, Las Marys recibieron, junto a la agrupación Aída, un homenaje por parte de la Rondalla Ayesa en el Auditorio Juan Carlos I Villa de Arafo.

Un grupo de niñas y adolescentes de pulso y púa para hacer música ligera / DA

 

Hasta trece componentes en seis años

Las componentes de Las Marys durante los seis años de su existencia fueron: Salomé Pérez (cantante), Sara Ferrera (mandolina: Primera voz, melódica y requinto), Fela Guanche (bandurria), Ana Cloty Hernández (guitarra), María Isabel Mesa (guitarra), Armandina Guanche (guitarra), Mari Carmen Flores (laúd, melódica, castañuelas), la única fallecida; María Angélica Martín (laúd y tumbadora), Ana Delia Hernández (laúd y tumbadora) y Loli Mallorquín (cantante, después de irse Salomé). También estuvieron en el grupo, aunque poco tiempo: María Dolores García (bandurria), María Angélica (bandurria) y Carmita (laúd)n

TE PUEDE INTERESAR