güímar

Luisa Castro: “El Cabildo dejará que se vuelva a extraer áridos de los barrancos de Güímar”

La exalcaldesa güimarera recuerda que, “al no cambiarse el PIOT”, cualquier empresario, no condenado, puede lograr licencia para abrir una cantera, al “seguir siendo suelo minero”
Luis Castro, en su etapa de alcaldesa, en uno de los hoyos dejado por la huella de la extracción / DA

El Cabildo ha desoído su propio acuerdo plenario y el del Ayuntamiento para modificar el Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT) y no permitir que vuelva a extraerse áridos de los barrancos de Güímar”, manifestó Carmen Luisa Castro, exalcaldesa y portavoz municipal del PP en Güímar, en Onda Tenerife.

Castro advirtió que “cualquier empresario, excepto los condenados que están inhabilitados para ello, puede solicitar una licencia extractiva y Minas y el resto de administraciones están obligadas a concedérsela”, porque el suelo en el PIOT “sigue siendo minero”, remarca la dirigente popular, que no entiende a qué se espera para una Revisión Parcial del PIOT como la que ya se hizo en marzo de 2011, cuando estaban clausuradas las canteras y el proceso judicial abierto, que concluyó en enero de 2016 con la sentencia condenatoria para cuatro areneros, que les obligaba a restaurar el orden ecológico perturbado.

Esto, cinco años después, sigue sin producirse por no aceptar el Gobierno de Canarias los planes de restauración presentados y admitir que “la sentencia es inejecutable” en ese sentido restaurador, quedando solo la condena económica de más de 200 millones de euros entre los cuatro empresarios, algunos de ellos declarados insolventes, pese a su patrimonio.

Luisa Castro recordó que “siempre pedí que, por encima del dinero y de las penas de cárcel, para Güímar era más interesante quedarse con la propiedad de los terrenos; ahora ni hay restauración, ni dinero, y esos terrenos pueden volver a ser extractivos”. Asimismo, llegó a impulsar, en pleno proceso judicial del caso Áridos, un proyecto privado para construir un hotel y un parque temático en uno de los hoyos dejados por el abuso de tres décadas de extracción. “Aquel hoyo -dice- no estaba en la sentencia, porque su propietario murió. Además, lo que se pretendía era que Güímar pudiera disfrutar de inversiones como las que se hicieron con nuestro árido para impulsar el turismo en el Sur”.

TE RECOMENDAMOS