Sociedad

Tenerife entra en el club de lugares mundiales Patrimonio de Ballenas

Las aguas que bañan el oeste de la Isla son ya oficialmente el tercer santuario del planeta para los cetáceos, junto a Hervey Bay (Australia) y The Bluff (Sudáfrica)

Cetáceos en aguas de Tenerife. EP
Cetáceos en aguas de Tenerife. EP

Tenerife ha completado el pódium de los grandes santuarios mundiales de ballenas. Hasta ahora, solo dos puntos del planeta, Hervey Bay (Australia) y The Bluff (Sudáfrica), contaban con la catalogación de Lugar Patrimonio de Ballenas, un privilegiado club en el que acaba de ingresar la franja marina Teno-Rasca tras obtener la certificación de la Alianza Mundial de Cetáceos, un organismo referente en protección marina que cuenta con un centenar de socios, entre ONG, empresas, abogados y artistas comprometidos en la defensa de los océanos. Se trata, por tanto, del primer espacio europeo que logra tal distinción.

La franja marina Teno-Rasca se extiende a lo largo de más de 22 kilómetros, cubre una superficie de 69.490 hectáreas entre la Punta del Fraile (Teno) y Punta Salema o de Rasca (Las Galletas) y baña el litoral de los municipios de Buenavista del Norte, Santiago del Teide, Guía de Isora, Adeje y Arona. Este espacio, resguardado de los vientos alisios por su orientación oeste, fue declarado en septiembre de 2011 Zona Especial de Conservación (ZEC), una figura contenida en la Red Natura 2000 (que integra las áreas de protección de la biodiversidad de la Unión Europea), cuya finalidad es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los hábitats naturales del continente más amenazados por el impacto de las actividades humanas.

La declaración de Lugar Patrimonio de Ballenas está avalada por la Carta de Sostenibilidad de Avistamiento de Cetáceos (compromiso voluntario de respeto a la fauna marina y al medio ambiente por las empresas dedicadas a esta actividad) y el informe valora la presencia de una comunidad local compuesta por diversos grupos que trabajan por los cetáceos, así como “el orgullo y sentido de conexión entre los residentes locales, empresas, académicos y ONG en relación con los cetáceos”.

También han pesado en la decisión otros elementos como la protección oficial de los ecosistemas marinos a través de la ZEC, los esfuerzos para asegurar que las interacciones con las ballenas sean documentadas por investigadores y estudios, o la existencia de un marco legislativo sólido que protege a los cetáceos. Del mismo modo, se ha tenido en cuenta la catalogación de “destino importante ligado a las ballenas por más de tres décadas” -recoge el informe- y la existencia de una población residente de 200 calderones tropicales única en el mundo.

Desde el Cabildo se subraya que la designación como Lugar Patrimonio de Ballenas aportará beneficios, entre ellos la realización de campañas de promoción, un crecimiento del número de visitantes -y, por tanto, de los ingresos de los proveedores de turismo- y una gestión sostenible de los recursos marinos y terrestres.

El consejero insular de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo, José Gregorio Martín Plata, subrayó que la misión del Cabildo es fomentar toda iniciativa que invite a los turistas a conocer que en este destino “fomentamos la sostenibilidad y que, con el reinicio de la actividad, estaremos encantados de mostrarles la diversa población de cetáceos con la que cuenta nuestra costa y que nuestras empresas adheridas a la carta respetan en todo momento”.

Más de 1,4 millones de turistas

Por su parte, el consejero delegado de Turismo de Tenerife, David Pérez, señaló que esta distinción avala la importancia de una actividad que en 2019 practicaron más de 1,4 millones de turistas, generando unos ingresos de unos 42 millones de euros.  

La franja marina Teno-Rasca ya había sido designada en diciembre de 2019 Punto de Esperanza Marina por la organización internacional Mission Blue por su riqueza marina y su ecosistema, una distinción que abarcó las aguas de La Gomera y que se anunció en la Cumbre del Clima COP25 de Madrid.

La doctora Sylvia Earle, fundadora de Mission Blue y Premio Príncipe de Asturias 2018, aplaudió entonces las iniciativas de los gobiernos de España y Canarias para conservar la vida marina de estas aguas y recalcó la importancia de reforzar las mismas para avanzar hacia una mayor protección de los océanos. Además, animó a ambas administraciones a crear un Área Marina Protegida que incluyera a todas las aguas del Archipiélago. La entrega oficial del Punto de Esperanza Marina se produjo durante el Primer Congreso Internacional de Avistamiento de Cetáceos celebrado en Tenerife entre el 11 y el 27 de noviembre del año pasado.
No obstante, biólogos y organizaciones ecologistas advierten del tráfico marítimo en la franja Teno-Rasca de fast ferries, motos acuáticas y barcos recreativos y profesionales sin límites de velocidad, lo que supone un mayor riesgo de colisión con la fauna marina. Los científicos de la Asociación Tonina revelaron, tras analizar los niveles de cortisol en la grasa subcutánea de los calderones, que la colonia del suroeste de Tenerife está sometida a unos niveles de estrés muy superiores (casi el doble) a los de cualquier población de esta especie en otras zonas sin tanta presión náutica.