nacional

Baleares se rebela: se niega a usar mascarilla en las playas

Su uso no será obligatorio siempre que haya distancia o se tome el sol

El uso de la mascarilla no será obligatorio en las playas de Baleares siempre que haya distancia, se esté con un único grupo de convivencia o para tomar el sol.

Así lo ha manifestado este miércoles la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, quien ha explicado que Baleares seguirá manteniendo esta medida, acordada en noviembre en Consell de Govern y a través de un decreto de la presidencia. Sin embargo, la mascarilla sí se deberá llevar si se está en la playa en una reunión, como máximo de seis personas, con otro grupo de convivencia.

Gómez ha precisado estos detalles después de participar en el Consejo Interterritorial de Salud, donde la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha explicado que la Ley de Nueva Normalidad, publicada este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), ha quedado “descontextualizada” y, por este motivo, ha propuesto trabajar en un comité técnico-jurídico con la participación de las comunidades para modificarla en consenso.

Cabe recordar que la norma estatal establece una mayor obligatoriedad en el uso de las mascarillas en cualquier espacio público y sólo permite tres excepciones: personas con enfermedad respiratoria o situación de discapacidad; deporte al aire libre y en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando el uso de la mascarilla resulte incompatible con la propia naturaleza de las actividades con arreglo a las autoridades sanitarias.

Precisamente, a esta última frase, “con arreglo a las autoridades sanitarias”, se ha acogido el Govern, en base al análisis realizado con los servicios jurídicos según ha explicado la consellera de Salud, para entender que la Ley no afecta a las medidas aprobadas en el Consell de Govern sobre el uso de la mascarilla en playas, piscinas, espacios abiertos y deportes al aire libre fuera de los núcleos de convivencia.

De momento, las comunidades deberán trabajar en estos días en una propuesta técnica y jurídica de la norma para plantearla en el Consejo Interterritorial del próximo miércoles. Entonces, según la consellera, se aprobará la resolución “siempre que haya un acuerdo entre las comunidades autónomas”.

Ante la situación “de impacto” de la publicación de la ley, la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, y la consellera de Salud firmarán este miércoles una instrucción con el objetivo de que “los Cuerpos de Seguridad tengan claro que la normativa en Baleares es la pactada en el Consell de Govern y por el decreto de la presidenta”.

Sanidad y CCAA acuerdan revisar la obligatoriedad de la mascarilla pese a mantener la distancia social

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado que el Ministerio y las comunidades autónomas han pactado revisar la ley de ‘nueva normalidad’, que establece el uso obligatorio de la mascarilla a pesar de poder mantener la distancia de seguridad.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), la ministra ha avanzado que se realizará una revisión técnica de esta medida para plantear propuestas en la reunión del CISNS de la semana que viene, con el objetivo de “homogeneizar” la norma en todas las comunidades autónomas.

El texto de la ley, publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que ha entrado en vigor este miércoles, recoge que se mantiene, hasta el fin de la pandemia, la obligación para las personas a partir de los seis años de usar mascarilla en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, incluso aunque se mantenga la distancia de seguridad de 1,5 metros.

En cualquier caso, la mascarilla no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

Ante la controversia que ha generado la medida, Darias ha defendido “ver si es posible, en el margen legal”, realizar una “armonización y contextualización” de la norma que “permita tener un margen de actuación”. En concreto, según la ministra, se va a trabajar “en elaborar unos criterios técnicos de aplicación de la ley”, dentro del margen que deje la norma.

“Espero que en ese margen de actuación podamos encontrar un espacio para poder aplicar esta ley de la manera más armonizada posible y, sobre todo, contextualizado. Desde que se aprobó el real decreto hasta la tramitación de la ley ha transcurrido mucho tiempo y puede que sea necesario intentar buscar en el margen del marco legal una actuación contextualizada”, ha insistido al respecto.

La ministra ha admitido que algunas comunidades autónomas tienen “distinta normativa”, por lo que resulta “muy importante homogeneizar y contextualizar” de nuevo la ley. La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha defendido en la rueda de prensa que la redacción de la ley de ‘nueva normalidad’ es “similar” a la de CyL. “Tenemos que llegar a acuerdos y que sean lo más técnicos y sustanciados posible”, ha argumentado.

Mientras tanto, la consellera de Salud y Consumo de Baleares, Patricia Gómez, ha asegurado que el uso de la mascarilla no será obligatorio en las playas de Baleares siempre que haya distancia, se esté con un único grupo de convivencia o para tomar el sol, a pesar de la nueva ley. Sin embargo, la mascarilla sí se deberá llevar si se está en la playa en una reunión, como máximo de seis personas, con otro grupo de convivencia.

TE RECOMENDAMOS