icod de los vinos

El Cabildo paraliza la obra de la plaza de Andrés de Lorenzo Cáceres

El alcalde niega que los trabajos hayan sido desautorizados y por el contrario, sostiene que los técnicos insulares los han aprobado

Desde que comenzó la ejecución de la obra de la plaza de Andrés de Lorenzo Cáceres, en Icod de los Vinos, en octubre del año pasado, no ha dejado de estar exenta de polémica. El último capítulo ha sido su paralización por parte del Cabildo de Tenerife debido a que no contaba con la correspondiente autorización del área insuilar de Patrimonio Histórico.

La resolución, enviada al Ayuntamiento ayer mismo, ordena a éste “la inmediata suspensión” de los trabajos que se realizan en el recinto, situado en una zona declarada BIC con categoría de Conjunto Histórico en el año 2002, y se le otorga un plazo de quince días “a partir del día siguiente a aquel en que tenga lugar la notificación de la resolución, a fin de que alegue y presente los documentos y justificaciones que estime pertinentes”.

Además, se resuelve “iniciar el procedimiento de restablecimiento del orden jurídico perturbado y de reposición de la realidad física alterada, respecto de las obras acometidas sin la correspondiente autorización en la plaza e instar al Consistorio a que presente proyecto técnico suscrito por técnico competente en el que se recojan, tal y como se señala en el informe técnico transcrit. Un proyecto técnico en el que se recojan los estudios históricos solicitados, así como el nombre del técnico especialista en restauración que habrá de realizar funciones de asesoramiento, además de detallar de forma minuciosa el proceso de elaboración de moldes (número, características, material, proceso) y de la recuperación de balaustres, copones y elementos decorativos”. Todo ello, subrayan desde el área, “con la finalidad de evitar que se produzcan nuevos daños como los detectados” para su autorización, si procede, de conformidad con lo regulado en los artículos 16d) y f) , 73.2 y 80.1 de la Ley 11/2019, de 25 de abril, de Patrimonio Cultural de Canarias en el plazo de un mes, contados a partir del día siguiente en que tenga lugar la notificación de la resolución.

Por último, el Cabildo inicia los trámites oportunos a fin de, en su caso, incoar el oportuno procedimiento sancionador por la posible comisión de una infracción administrativa prevista en la citada normativa.

La explicación del alcalde

Sin embargo, el alcalde, Francisco González, niega la paralización de la obra y asegura, por el contrario, “que los técnicos insulares realizaron una visita a la plaza, fruto de una denuncia y de una manipulación política, creando confusión entre la ciudadanía”, en la que “comprobaron que lo que se estaba haciendo era lo correcto y que cumplía con las autorizaciones y los informes que ya había realizado el Cabildo para las actuaciones, que son las de mantenimiento y reforzado”.

El mandatario presenta otro informe con fecha 9 de marzo mediante el cual Patrimonio insular le autoriza las intervenciones en las barandillase, en el kiosco, para reponer los barrotes rotos o en mal estado mientras que le deniega la correspondiente a la sustitución de las jardineras por una barandilla de las mismas características que la que se encuentra en la plaza de Andrés de Lorenzo Cáceres.

“Nunca se ha actuado en el lugar de forma tan exquisita”
El mandatario icodense sostiene que “históricamente” se ha actuado mal en la plaza de Andrés de Lorenzo Cáceres “pese a la buena voluntad de los técnicos y los gobiernos anteriores” y por eso con las obras que se ejecutan ahora se intenta corregir esta situación. Es más, sostiene que “nunca se ha acutado de manera tan exquisita”. En este sentido, González reitera que el Ayuntamiento “tiene habilitación, la ley de Patrimonio nos habilita a actuar, se ha hecho la consulta a Patrimonio del Cabildo y tenemos el informe. Aquí no ha llegado ningún tipo de resolución”

TE RECOMENDAMOS