sucesos

Engañó a 96 niñas para que le enviaran fotos íntimas

Un varón detenido en Huelva llevaba en su móvil 2.484 imágenes comprometidas de menores con edades comprendidas entre los siete y los 13 años; hay víctimas tinerfeñas
El servicio fue prestado por la Guardia Civil. DA

Todo apunta a que estamos ante un depredador pedófilo que se movía como pez en el agua por las redes sociales, pero se ha topado con la Guardia Civil que, en el marco de la operación Sevil, ha detenido en Huelva a un hombre que tenía en su móvil 2.484 fotografías de carácter sexual de niñas contactadas por una red social y al que se le imputan 96 delitos de abusos sexuales y corrupción de menores.

Según esta investigación policial, el detenido, de 28 años de edad, contactó con 311 menores de varias provincias y de entre siete y 13 años, consiguiendo imágenes de carácter sexual de 96 de ellas. Hay víctimas residentes en Tenerife.

Las pesquisas, llevadas a cabo desde Vélez Málaga, se inició tras la denuncia interpuesta por la madre de una menor de nueve años a la que habían solicitado fotografías de índole sexual a través de una red social.

El individuo, con domicilio en la provincia de Huelva, se hacía pasar presuntamente por menor edad y contactaba con las niñas a través de falsos perfiles. “Una vez se ponía en contacto con las menores, las engañaba y amenazaba con darle de baja en sus perfiles, inventando que conocía a famosas de esa red social y las pondrían en contacto con ellas. También entablaba amistad para posteriormente coaccionarlas y que le enviasen fotos con diferentes prácticas sexuales explícitas”, afirma el instituto armado.

En esta operación han participado agentes pertenecientes a la Compañía de la Guardia Civil de Vélez Málaga con el apoyo de las Comandancias de la Guardia Civil de Tenerife, Huelva, Sevilla, Girona, Castellón, Valencia, Valladolid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Madrid, Tarragona, Jaén, Guipúzcoa, Lleida, Álava y Cáceres.

En los hogares

La lucha por proteger a los menores de edad de este tipo de peligros en el mundo digital es, sin duda importante, pero la defensa de los derechos de los niños empieza en el hogar, donde les acechan los pederastas.

Un ejemplo de ello es el hecho de que la Audiencia Provincial de Las Palmas juzga la semana que viene a un hombre al que la Fiscalía acusa de abusar sexualmente de su sobrina de seis años de manera continuada, cuando coincidía con ella en casa de la madre de él, y para que el que el citado Ministerio Público solicita seis años de prisión.

Según el escrito de acusación, el hombre acudía durante el año 2011 a cuidar a su madre que se encontraba enferma, donde coincidía con su sobrina, que en esa época tenía seis años de edad.

En varias ocasiones, cuando se quedaba a solas con ella, comenzó a jugar con la niña haciéndole cosquillas para terminar acariciándole sus genitales sobre la ropa o sobre las bragas.

Por todo ello, la Fiscalía pide para el encausado por estos hechos la referida pena de seis años de cárcel al considerar que se trata del autor de un delito continuado de abuso sexual a un menor de edad.

Resta recordar que la mayoría de abusos sexuales sobre niños y niñas tiene lugar precisamente en el entorno familiar y a manos de familiares y/o conocidos de la familia habida cuenta del acceso que tienen a estos menores tras ganarse la confianza de quienes deben protegerlos, cuando no son sus custodios los que se comportan de forma tan deleznable.

TE RECOMENDAMOS