política

José Alberto León: “Cs nació para combatir el nacionalismo y me siento representado en eso”

José Alberto León es director insular de Movilidad y actual gerente de Titsa. En las próximas fechas también asumirá temporalmente la gerencia de Casinos de Tenerife
José Alberto León, director insular de Movilidad y actual gerente de Titsa | SERGIO MÉNDEZ

Es la primera vez que ostenta responsabilidades públicas. Anteriormente se había dedicado al sector privado como economista, y manifiesta que accedió a presentarse a las elecciones de 2019 con Ciudadanos (Cs) para “devolver a la sociedad” lo que esta le había aportado, refiriéndose a su formación, que le ha permitido desarrollarse en su ámbito profesional. No obstante, el nombre de José Alberto León (Santa Cruz de Tenerife, 1967), director insular de Movilidad, actual gerente de Titsa y futuro gerente de Casinos de Tenerife, ha sonado en los pasillos del Palacio Insular por ser la pieza clave para una virtual moción de censura en la Isla, siempre que alguno de sus dos compañeros consejeros dimitiera. Unas especulaciones que él niega con contundencia.

-¿Qué objetivos perseguirá como gerente de Casinos?
“El objetivo será mantener la empresa a flote durante estos momentos de dificultad. Casinos de Tenerife vive en buena medida de los turistas y ahora estamos sufriendo una caída de visitantes, por lo que los ingresos han caído sustancialmente. Buena parte de los trabajadores están en ERTE, y algunos en reducción de jornada. Estamos casi en servicios mínimos”.

-De todas formas, usted será gerente con fecha de caducidad.
“Sí. No tiene fecha definida, pero en principio es de forma extraordinaria y temporal, hasta que se produzca el nombramiento de un gerente definitivo. Para ello tienen que establecerse unas bases, un concurso, y esperamos que en el transcurso de dos o tres meses podamos culminarlo”.

-¿Cómo compatibilizará las gerencias de Casinos y Titsa?
“En el caso de Titsa, estamos procediendo a la contratación también de un nuevo gerente, aunque este proceso ha sido más dilatado; Titsa es una empresa de unas dimensiones sustanciales que requiere de un proceso de selección más concienzudo, y calculamos que en el mes de abril ya lo habremos finalizado. Es decir, que cuando empiece estas labores ya pueda ceder las otras”.

-Sí Podemos Canarias dijo en el Pleno que le resultaba llamativo que para Titsa, siendo una empresa tan grande, no se externalizara nada referente a la Gerencia, y para Casinos se plantee el apoyo de una empresa…
“Lo que hace esa empresa privada es filtrar los documentos que tendría que firmar yo como gerente. Pero se va a proceder inmediatamente a la aprobación de las bases para la contratación de una persona que asumirá las funciones de gerente. Esto es temporal y excepcional, no tiene visos de continuidad; ni para mí ni para la empresa”.

-¿Es consciente de la cantidad de presuntas irregularidades que le preceden?
“Todo lo que tratamos en los consejos de Administración es materia reservada, pero es verdad que algunas de estas situaciones se han venido haciendo públicas. Se han denunciado ciertas irregularidades que están en proceso de investigación, y entiendo que cuando quede clarificado se llevará al Consejo de Administración, que tomará las decisiones oportunas”.

-¿Cuál es la función pública que cumple Casinos?
“No hay, que yo tenga constancia, ningún otro casino público en España, y se me escapa qué función pública está cumpliendo. Hablo como miembro de Ciudadanos cuando digo que lo lógico sería que el Cabildo, una vez se regularice la situación de Casinos mediante un proceso en el que seguramente concentraremos los tres casinos en uno solo, cediera sus participaciones, y que los fondos recaudados se destinaran a acciones de interés público. Ahora mismo parece difícil de justificar que el Cabildo sea accionista en una empresa que promociona el juego”.

-Sí Podemos Canarias también ha sembrado dudas sobre sus supuestos lazos con CC…
“La verdad es que no consigo seguir mucho el hilo de lo que mencionaba Sí Podemos Canarias, pero suena a teoría conspiratoria. No tiene ningún sentido. El punto primero del programa electoral de mi partido era que tenía que producirse un cambio en el Cabildo de Tenerife; que tenía que cambiar el partido que gobernaba, en este caso, Coalición Canaria. Teníamos que favorecer un proceso de regeneración, de levantar alfombras, como lo estamos haciendo. Y, a día de hoy, me siento totalmente representado con lo que prometimos a los electores”.

-¿Por qué entró en Cs?
“Yo no había militado en ningún partido, y entré en Ciudadanos por el complicado proceso político que estábamos viviendo. Creía que hacía falta un impulso renovador. Sentía que con la experiencia que tenía acumulada en mi profesión podía ofrecer algo a la sociedad y devolverle lo que me había dado durante años, la oportunidad de acceder a una formación. Pero siempre me he planteado esto como algo temporal: en Cs no somos políticos profesionales”.

-¿Qué le parece el nuevo “giro al centro”? La polarización amenaza con hacerles trizas.
“En un momento dado nos decantamos por pactos exclusivos con un solo partido, el PP, y creo que en un partido de centro como Cs, con vocación de bisagra, lo lógico es que pudiéramos mirar tanto a un lado como al otro. Ahora estamos volviendo a nuestros orígenes”.

-CC dice que ha habido decenas de deserciones hacia sus filas.
“No tenemos constancia de ello, y la verdad es que nos extraña, porque Cs es un partido que de origen combate el nacionalismo. Es verdad que con la clarificación de a dónde queremos ir ha habido algunos portazos más o menos sonados, pero en Cs no solo hay que estar; hay que ser de Ciudadanos. Hay que sentir que somos de centro y que no tenemos que circunscribirnos hacia un lado”.

TE RECOMENDAMOS