puerto de la cruz

La rehabilitación del hotel Taoro se pospone hasta finales del próximo año

La empresa Tropical Turística Canaria S.L. ha pedido al Cabildo una prórroga y un nuevo cronograma debido a la actual situación económica
El emblemático establecimiento hotelero fue cerrado en 2006 y desde entonces, espera por su reapertura. S.Méndez
El emblemático establecimiento hotelero fue cerrado en 2006 y desde entonces, espera por su reapertura. S.Méndez

La pandemia de Covid-19 también ha tenido consecuencias en proyectos importantes del Puerto de la Cruz, como es la rehabilitación del emblemático edificio del Taoro, el primer gran hotel de España. Las obras, que iban a iniciarse a comienzos de este año deberán esperar hasta finales del próximo.

La empresa Tropical Turística Canaria (TTC), adjudicataria del concurso público convocado en 2019 por el Cabildo de Tenerife, ha solicitado una prórroga y un cronograma diferente al inicialmente presentado cuando se le adjudicó el contrato debido a que la situación económica “es complicada y no es el momento más adecuado para poner en marcha un hotel”, confirmó a este periódico el presidente insular, Pedro Martín.

TTC, que tiene otras inversiones hoteleras, “no quiere iniciar una obra nueva hasta que no vea que vuelve a retomar la actividad que ayudará a financiar este proyecto y por eso nos ha pedido algo más de tiempo “, insistió el mandatario.

En su opinión, “es una petición más que razonable, porque lo que nos interesa es que no se pierda el proyecto ni el promotor y que esta iniciativa pueda salir adelante. Y si eso significa que por la crisis se retrasa un poco, para nosotros no habrá ningún problema, el problema sería que el proyecto se pare”.

El Cabildo, comprendiendo la situación, permitió a la empresa, cuya actividad es turística, presentar un nuevo cronograma, que contempla que los trabajos comiencen a finales de 2022. Igualmente, estarán terminados antes del plazo de cinco años que ponía el pliego y el contrato firmado en su momento.

No obstante, no se descarta que si la situación turística mejora notablemente, las obras se adelanten y comiencen antes de esta fecha, añadió Martín.

“El proyecto sigue vivo y el Cabildo estará muy pendiente de su ejecución porque el Taoro es un emblema no solo para la ciudad sino para el Valle de La Orotava y la Isla, y da un mensaje de optimismo de volver a renacer la ciudad”, dijo por último.

Según el contrato firmado en su momento, la empresa realizará una inversión superior a los 25 millones que incluyen la rehabilitación y mejora del edificio, cerrado en 2006, del equipamiento y de los jardines que rodean el inmueble. Además, y tal como recogen los pliegos de condiciones del concurso, se compromete a aportar cada año 380.000 euros para el mantenimiento del edificio y una inversión adicional de 3,8 millones en los 10 últimos años de los 60 que contempla el contrato de arrendamiento para asegurar así la devolución de las instalaciones al Cabildo en un estado óptimo.

TE RECOMENDAMOS