güímar

Las Bajas: otro desalojo en Güímar

El Ayuntamiento, ante el riesgo inminente de desprendimientos, decreta la urgente evacuación de nueve familias y promete realojarlas
El alcalde se reunió ayer tarde, por tercera vez, con los vecinos afectados, y según él hay predisposición al desalojo voluntario siempre que haya realojo. / DA

Airam Puerta, alcalde socialista de Güímar, se estrenó en el cargo ordenando el desalojo del barrio costero de Santa Lucía, que precisamente este mes estará asegurado, y se presta a dejar la Alcaldía (el 24 de junio, como acordaron PSOE y CC para ceder el bastón de mando al nacionalista Gustavo Pérez) con otro desalojo, también por riesgo de desprendimientos, en Las Bajas, el sendero que une por la costa los barrios de Agache con El Puertito de Güímar, justo en la ladera de los túneles de Güímar.

Ayer tarde, por tercera vez, el regidor se reunió con la veintena de vecinos que habitan una quincena de viviendas, la mayoría casas-cuevas o incluso chabolas. Según Puerta, nueve de esas familias afirman vivir ahí de manera permanente y no tener otra residencia, por lo que, de ser así, “serán realojadas a cargo del Ayuntamiento” hasta que se pueda garantizar la seguridad de al zona.

Según Puerta, “tras una visita rutinaria de la Policía Local, se informó en agosto de la inseguridad del lugar, con las mareas largas y la inestabilidad de la zona, por lo que contratamos un estudio multidisciplinar externo que presentó el informe hace unos días. Atendiendo al mismo, hemos tenido que decretar el desalojo, como hicimos con Santa Lucía”. Asimismo, el alcalde añadió que “no ha caído ninguna piedra o hemos observado grietas, pero el estudio habla de riesgo y por ello hemos contratado una obra de emergencia”. Esta, que comenzaría la próxima semana si los vecinos acceden voluntariamente al desalojo, como les expuso ayer el alcalde, tiene un presupuesto de 345.000 euros, casi la mitad de lo que costó asegurar el barrio costero de Santa Lucía, con casi medio centenar de viviendas.

Puerta dejó claro que “no se trata de asegurar las viviendas particulares, sino de asegurar a las personas y vehículos que utilizan ese camino que une la zona costera de Agache con El Puertito, y que, además, se ha usado por los peregrinos como el Camino de Las Candelas”.

El decreto

Según el anuncio del decreto 2021/0680 del 26 de febrero, se activa el Plan de Emergencia del Municipio de Güímar (PEMU) y declara la situación de alerta en la zona de Las Bajas por la instabilidad constada de la ladera, visto el expediente administrativo relacionado con adopción de medidas para garantizar la seguridad en la zona, por lo que procede la evacuación y desalojo preventivos de las personas que se encuentran en los inmuebles ubicados en Las Bajas-El Puertito de Güímar.

En el citado anuncio, en el capítulo 3, se ordena a la Policía Local que, con la colaboración de la Oficina Técnica y del parque de los Servicios Municipales, proceda (en el día de ayer) al cierre del camino de Las Bajas, utilizando para ello medios apropiados y la señalización adecuada -algo que ayer no se hizo por falta de material y que se hará la próxima semana-, de forma que se impida el acceso al citado camino.

Por último, se ordena desde la Alcaldía notificar de inmediato el decreto a las interesados, advirtiéndoles de que, contra el mismo, que pone fin a la vía administrativa, puede interponerse alternativamente recurso potestativo de reposición ante el alcalde en el plazo de un mes, a contar al día siguiente al de la recepción de la presente notificación, o bien interponer directamente recurso contencioso-administrativo ante el Juzgado, en el plazo de dos meses.

Según manifestó Airam Puerta, “hay muy buena predisposición de los vecinos a realizar el desalojo de forma voluntaria. De no ser así tendríamos que acudir ante un juez, como ya hicimos con Santa Lucía”, declaró.

Este decreto se trasladó al Servicio Provincial de Costas -casi todas las viviendas y chabolas están en DPMT-, a la Consejería de Transición Ecológica y a la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural, ante la posibilidad de que presenten alegaciones por la obra de emergencia.

 

El PP ya solicitó continuar por Las Bajas la TF-616 hasta El Puertito

El decreto de desalojo y obra de emergencia en Las Bajas no se trasladó al Cabildo, al que el PP, en una moción en el Pleno municipal de diciembre de 2019, pedía continuar la carretera TF-616, auxiliar de la TF-1, desde el paseo de Punta Prieta hasta El Puertito de Güímar, a través de ese sendero de Las Bajas. Incluso estaba previsto en el MEDI 2016-2205 aprobado por el Cabildo, según manifestó la exalcaldesa Luisa Castro. La unión de esa carretera de la costa de Agache con El Puertito serviría, además, como aliviadero en caso de accidente en los túneles de Güímar, según se manifestó entonces.

Sanmta Lucia, un años después, verá terminada las obras de emergcia en su talud / FRAN PALLERO
Santa Lucia, un años después, verá terminada las obras de emergencia en su talud / FRAN PALLERO

El día 12, después de un año, finalizarán las obras de seguridad en el barrio de Santa Lucía

Casi un año después del inicio de las obras, el próximo día 12 se darán por finalizados los trabajos que la UTE Canaser SL-Ruiz Alemán SA ha realizado en el barrio costero de Santa Lucía Los Barrancos para asegurar los taludes bajo los que habitan un centenar de personas, algunas de ellas desalojadas para poder realizar la obra de emergencia decretada por el Ayuntamiento de Güímar y ejecutada por 627.000 euros.

El Cabildo destinó 400.000 euros de ese presupuesto, al incidir también el reforzamiento del talud a la carretera insular TF-616, la vía auxiliar a la Autopista del Sur, afectada por los desprendimientos.

La obra, que inicialmente estaba previsto que durara solo tres meses, ha tardado cuatro veces más, debido al retraso de la llegada del material a causa de la pandemia. Se acometió en tres intervenciones bien diferenciadas: la zona sur del barrio -los inmuebles comprendidos entre los números 117 y 140 de la carretera TF-616-, a la cueva -donde se encuentra una veintena de casas- y a la zona norte -donde solo hubo necesidad de desalojar dos viviendas-. Los vecinos podrán respirar aliviados el día 12 cuando se entregue la obra, a la que solo le falta cubrir 900 metros cuadrados de hormigón proyectado.

TE RECOMENDAMOS