santa cruz

Santa Cruz mantiene activas 12.000 tarjetas de alimentos desde enero

El Ayuntamiento cede un local municipal para el reparto de comida en el distrito Suroreste que mejorará al atención de los vecinos en la zona
El alcalde, José Manuel Bermúdez, visitó ayer el local cedido a la ONG 7 Islas. / DA

El Ayuntamiento de Santa Cruz, a través de la oficina del distrito Suroeste que dirige Javier Rivero, ha cedido un espacio en estas instalaciones a la ONG 7 Islas, precisamente con la finalidad de que pueda ampliar el número de familias vulnerables a las que les presta el servicio de reparto de alimentos, “con la novedad de que, desde este mismo fin de semana, gracias a disponer de más espacio y de nevera y congelador, podrán repartir también productos frescos y congelados, lo que permitirá aumentar la calidad para los vecinos y vecinas que precisan de estas ayudas”, anunció el alcalde, José Manuel Bermúdez.

Durante la visita a este nuevo espacio, la concejala de Atención Social, Rosario González, apuntó que “el municipio cuenta con 51 entidades de reparto de alimento, lo que supone que las familias vulnerables que precisan de este servicio no tengan que realizar grandes desplazamientos”, y puso en valor, además, que “junto con la labor impagable de las voluntarias y los voluntarios de todas las ONGs, el Ayuntamiento da apoyo a través de las tarjetas de alimentos para realizar compras en supermercados, teniendo en cuenta que desde enero hasta ahora se mantienen activas unas 12.000 tarjetas”.

Bermúdez elogió la “imprescindible labor de los voluntarios y las voluntarias de esta ONG, a los que habría que homenajear a todos y cada uno de ellos; esto no es una acción puntual, es tarea de todos los días, incluso en época del confinamiento”, por lo que añadió que “nosotros debemos facilitarles al máximo su trabajo solidario; es nuestra obligación como administración, por lo que la cesión de este espacio, en esta oficina que es la más amplia de todo el municipio, permitirá que se beneficie un mayor número de familias”.

Por su parte, Rivero justificó la cesión “ante el aumento de peticiones de ayuda alimentaria, debemos estar a la altura de las circunstancias, poniendo a disposición las propias instalaciones municipales para mejorar la prestación del servicio”.

Además, el concejal destacó que “la zona alta del Suroeste, El Sobradillo y La Gallega disponen de este nuevo recurso, que seguirá gestionando el mismo grupo de personas voluntarias que estaban en el local de la Asociación de Vecinos 7 Islas”, y añadió, además, que esta nueva ubicación “permitirá la posibilidad de que el transporte de los alimentos llegue hasta la puerta del almacén, evitando el tránsito de escalones y la distancia que antes debían salvar los voluntarios para descargar, por ejemplo, las 3 toneladas que se recibieron el pasado lunes a través de FEGA”.

González insistió en que así “también se refuerzan las derivaciones de emergencia que se puedan producir, fundamentalmente en este enclave, una zona eminentemente de población trabajadora, de clase media, que está sufriendo los rigores de esta pandemia”.

TE RECOMENDAMOS