santa cruz

Un muro privado invade desde hace 14 años la acera del puente Zurita

Los vecinos del barrio de Salamanca denuncian la peligrosidad del tramo junto a la parada del tranvía y exigen al Ayuntamiento que retire la pared
El muro, construido hace más de 14 años, obliga a los peatones a invadir la calzada. / DA

Más de 14 años llevan los vecinos de Salamanca jugándose el físico para transitar por la zona del puente Zurita, donde una de las aceras, a la altura de la parada del tranvía, resulta intransitable debido a que el muro de una obra privada, paralizada desde hace años, invade la acera y obliga a los peatones a invadir la calzada o cruzar por medio de las vías del tren ligero. Así lo denuncia la Asociación de Vecinos La Arboleda que, durante los dos últimos mandatos ha reclamado al Ayuntamiento de Santa Cruz que procede a restablecer el ancho original de la acera.

Desde La Arboleda explican que “frente a la parada del tranvía del puente Zurita, en la avenida Islas Canarias, donde la circulación de dos carriles de vehículos es elevada y además el tranvía cuenta con dos carriles, una de las aceras laterales se estrecha considerablemente, al haberse construido un muro provisional de una obra privada que invade la acera pública, representando un elevado peligro para los peatones que transitan por las aceras, ancianos y niños”. Insisten en que “esta grave situación dura más de 14 años y el Ayuntamiento no ha realizado ninguna actuación hasta la fecha”.

La asociación recuerda que es una barrera arquitectónica para personas de movilidad reducida “pero también para personas que vayan con el carro del bebé o de la compra, o de ancianos, que les obliga a cruzar toda la calzada, con los inconvenientes de inseguridad y molestia que dicha situación origina, debido a la circulación elevada de coches y tranvías”.

La Arboleda incluso solicitó esta actuación a través de los presupuestos participativos 2019-2020, denegando su petición alegando que “el ensanchamiento solicitado de la acera, obligaría a ocupar parte de una propiedad privada”, algo que no se explica la asociación puesto que antes de la construcción de ese muro, la acera contaba con un ancho mayor, y que, a su juicio, en todo caso, es una propiedad privada la que está invadiendo el espacio público. “Hemos consultado a través visor de Grafcan, adscrito a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial de Canarias, que la propiedad de la acera es pública”, añaden desde la asociación, que insta al Consistorio a resolver este problema de una vez por todas.

TE RECOMENDAMOS