coronavirus

Antonio Sierra aboga por abrir el interior de bares y restaurantes

El miembro del comité asesor no ve justificación para mantener esta restricción ya que “no ha hecho que mejoremos las cifras de contagios” y cambiaría el toque de queda a las 23 horas
Antonio Sierra, catedrático de Microbiología, Medicina Preventiva y Salud Pública de la ULL y miembro del Comité asesor del Gobierno de Canarias. | DA

El catedrático de Microbiología, Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de La Laguna, Antonio Sierra López, aseguró ayer en la cadena COPE que “no existe una evidencia científica” que explique la imposición del toque de queda desde las 22.00 horas de la noche, sin embargo, “esta medida restrictiva” tiene una influencia directa en el sector de la hostelería y la restauración, el cual atraviesa una dura situación, y que se encuentra con que el turno de cenas se ve reducido, junto a la prohibición de servir bebidas y comidas en el interior.

El miembro del comité científico que asesora al Gobierno de Canarias, no ve “una evidencia científica que demuestre mantener el toque de queda a las 22.00 horas” y no existirá inconveniente en cambiarlo a las 23.00 horas, “lo digo porque esa hora impacta mucho en el sector de la hostelería y no vemos un impacto favorable en la reducción de casos”.

Entre otras medidas para dar un respiro a un sector “que está recibiendo un impacto tan brutal”, como es la hostelería y la restauración, abogó por permitir el uso interior al señalar que el riesgo de contagios en esos comedores “no es tan alto para los comensales si se guardan las distancias”.

Se mostró partidario de mantener “las medidas de distancia y de aforo”, para abrir los comedores interiores, ya que “no hay una evidencia científica” que demuestre un riesgo tan alto para los comensales en los interiores de los restaurantes si se mantienen las distancias en las mesas y entre ellos. Eso sí, recordó que es necesario “reforzar los controles en el cumplimiento de las medidas” para la prevención de la expansión del virus.

Sierra recuerda que “el sector está sufriendo un impacto muy fuerte, y su cierre no ha provocado que corrijamos las cifras de contagios, por eso, creo que habrá que estudiar con rapidez ampliar esas medidas hacia el interior, hacia una autorización restringida en aforo y distancia, porque la salud es la salud, pero el impacto socioeconómico que tiene influye negativamente sobre ella”.

Bermúdez pide bajar a nivel 2 para ayudar a la hostelería

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, manifestó ayer su desconcierto por la decisión de mantener a Tenerife en nivel 3 de alerta, sobre todo para un sector como el de la hostelería, que está sufriendo las consecuencias de las restricciones decretadas sin poder abrir comedores o aumentar una hora el toque de queda.

TE RECOMENDAMOS