sanidad

Canarias, en la cuarta ola y Reino Unido estrena inmunidad de rebaño

Las Islas sufren un repunte de contagios tras Semana Santa que podría conllevar un endurecimiento de las restricciones, mientras mañana llegan las esperadas vacunas de Janssen, de una sola dosis, para personas de entre 70 y 79 años

El Reino Unido reabrió ayer las tiendas no esenciales, grandes almacenes, pubs, peluquerías, salones de belleza, gimnasios y zoológicos, en el marco de una relajación de las restricciones impuestas ante una notable mejora de la situación epidemiológica en el país, en la nueva fase de desconfinamiento gradual que debería culminar el próximo 21 de junio.
En la tercera fase de la desescalada, que se aplica a diferente ritmo en Irlanda del Norte, Escocia y Gales, el Gobierno del Reino Unido revelará en mayo qué países considera un destino seguro, con el objetivo de reanudar los viajes al extranjero el 17 de ese mes, cuando también se relanza el sector cultural.
Algunas peluquerías y salones de belleza, que se vieron obligadas a cerrar a principios de enero, abrieron sus puertas incluso a medianoche con el libro de reservas a tope, y en varias zonas del país se registraron largas colas a la entrada de tiendas de ropa y calzado.
En referencia a los restaurantes y los pubs, la reapertura implicó la posibilidad de servir a sus clientes únicamente en el exterior. Toldos, sombrillas y calefactores son el nuevo mobiliario que hace posible que el 38% de estos locales con espacio al aire libre pudieran abrir sus puertas a una clientela deseosa.
Nervios, emoción y una cierta ansiedad predominan entre los comerciantes y el público que acudió pese al frío en las terrazas de bares y restaurantes o se acercó a las tiendas del centro en busca de bienes menos accesibles por Internet.
Además, los estudiantes regresaron a las aulas en Escocia y Gales y la orden de permanecer en el domicilio para salir únicamente por razones esenciales llegó a su fin en Irlanda del Norte. Entre otras relajaciones, desde ayer también se permiten los viajes no esenciales entre Inglaterra y Gales, y la visita de dos personas por usuario en residencias de ancianos.
El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió a la ciudadanía “comportarse con responsabilidad” y continuar con las medidas de protección para “suprimir” la COVID-19 y no socavar el programa de vacunación. El premier tenía previsto tomar públicamente una pinta de cerveza para celebrar la relajación de las restricciones, pero lo ha pospuesto por la muerte del marido de la reina Isabel II, Felipe de Edimburgo.
Más de 32 millones de personas han recibido la primera dosis de la vacuna en Reino Unido, que hasta el momento confirmó más de 4,3 millones de personas contagiadas, incluidas más de 127.000 fallecidos.

Necesitamos mejorar

Comparando estos registros de vacunación con los que ofrecen España y Canarias, sin duda la conclusión es que hay que mejorar notablemente. Hasta el pasado domingo, en España se han administrado 10,7 millones de dosis de las vacunas, con 3,1 millones de personas inmunizadas, mientras que en Canarias se han puesto 392.436 dosis de los antídotos, lo que representa un 85,85% de los recibidos. Un total de 117.766 canarios ya tienen la pauta completa, lo que supone solo el 6,29% de la población mayor de 18 años a inocular, unas 1.871.033 personas. La llegada mañana de las vacunas monodosis de Janssen, que irán inicialmente al grupo de 70 a 79 años, podrá ayudar al aumento del ritmo de vacunación.

Canarias debe frenar la pandemia para ser considerada destino seguro
La importancia del turismo de Reino Unido para las Islas Canarias es capital. En 2019, un 33% de los 13,1 millones de turistas que visitaron las Islas procedían de ese país. Cuando en diciembre de 2020 parecía que el Archipiélago podría salvar una parte de la temporada turística, el Ejecutivo británico impuso cuarentena obligatoria a la vuelta de sus turistas por el aumento de la incidencia.
Por tanto, para que el Archipiélago sea considerado un destino seguro por parte del Gobierno británico, a partir del próximo día 17, la sociedad canaria debe aplicarse a fondo en el control de los contagios del coronavirus. En plena cuarta ola de la pandemia en las Islas, las cifras de contagio no invitan al optimismo, y durante esta semana veremos los efectos generados durante la Semana Santa. Actualmente estamos en riesgo medio con 134,52 casos, cuando deberíamos bajar de 50. Canarias registra datos de meses de mayor virulencia y el porcentaje de población vacunada no ayuda.

TE RECOMENDAMOS