SANIDAD

Tenerife y Gran Canaria seguirán en el mismo nivel de alerta

Solo cambia de nivel Fuerteventura, que pasa del nivel 3 al nivel 2

CALLES SANTA CRUZ DE TENERIFE
Imagen de la calle Castillo, en Santa Cruz de Tenerife. SERGIO MÉNDEZ

El Gobierno de Canarias, tras analizar la situación epidemiológica de cada una de las islas, ha acordado este jueves mantener el nivel de alerta 3 en Tenerife y Gran Canaria, al seguir “estancados” en cuanto a la cifra de contagios, así como bajar a la isla de Fuerteventura al nivel 2.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo canario, Julio Pérez, ha indicado que en Tenerife y Gran Canaria siguen habiendo algunos datos “preocupantes” y no se logra que la línea de contagios tienda hacia la verticalidad de manera definitiva.

Julio Pérez detalló que la incidencia acumulada a 7 días en la isla de Tenerife ha pasado en las dos últimas semanas de 59,4 a 82,5 casos, una situación que se repite en Gran Canaria, que ha pasado de 74,5 a 74,9 casos del 31 de marzo al 13 de abril.

En relación al cuadro general de medidas de restricción para cada nivel de alerta, unas 70, el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, ha anunciado en el Consejo de Gobierno que se prepara una revisión del mismo, que también servirá de modelo preparatorio para el cuadro que entrará en vigor cuando concluya el estado de alarma.

Pérez indicó que con esta revisión se pretenden incorporar observaciones que son resultado de la experiencia, sobre todo durante las Navidades y Semana Santa, y otras que han hecho llegar los usuarios y los sectores donde estas medidas tienen una mayor incidencia, como el sector de la hostelería y la restauración.

EFECTOS ‘ESPERANZADORES’ DE LA VACUNA
Por otro lado, el portavoz ha resaltado que los efectos de la vacuna parecen empezar a notarse porque se producen “visiblemente” menos contagios en el primer grupo de personas vacunadas, residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en centros de mayores y de atención a grandes dependientes, que ya están vacunados al 100%.

Según Julio Pérez, se trata de un dato relevante que significa una señal de que la vacuna está produciendo efectos positivos y la esperanza de que se pueda producir el mismo efecto en los siguientes grupos de vacunación, si bien aún no se tienen datos toda vez que el número de personas es mucho mayor.

Pérez destacó, también, la reanudación del ritmo de suministro de vacunas, tras los problemas generados con la vacuna de AstraZeneca, y que se van a compensar con un aumento de las de Pfizer.

En este sentido, señaló que hoy se están vacunando entre 16.000 y 17.000 personas diarias en Canarias, si bien el Servicio Canario de la Salud (SCS) sigue manteniendo su pronóstico de llegar a las 30.000 personas vacunadas diarias, siempre y cuando las islas reciben vacunas suficientes.

El portavoz también ha incidido en que, al analizar el reparto de las vacunas entre las comunidades autónomas, no se puede hacer una comparación según los datos de población exclusivamente, dado que el suministro de dosis se está realizando también según el número de personas de cada uno de los grupos vulnerables con los que cuenta cada comunidad.