sur

El sur de Tenerife juega con fuego: “Necesita urgentemente parques de bomberos”

La burocracia y los contratiempos retrasan la construcción de los parques de bomberos de Güímar, Arona y Guía de Isora, que el Cabildo de Tenerife considera prioritarios para garantizar la seguridad en la comarca
Bomberos
El sur de Tenerife juega con fuego

“El sur de Tenerife necesita urgentemente parques de bomberos, esa es la prioridad”, advierte, en declaraciones a DIARIO DE AVISOS, Rubén Fernández, director insular de Seguridad y presidente del Consorcio de Bomberos de Tenerife. Y es que, a diferencia de lo que ocurre con el resto de la Isla -con dos parques profesionales en el área metropolitana y otros en el Norte (La Orotava e Icod de los Vinos)-, el Consorcio de Bomberos de Tenerife solo cuenta en toda la comarca suroeste con una única instalación en Las Chafiras (San Miguel de Abona), donde prestan servicio una decena de bomberos las 24 horas del día. Diez profesionales que cubren una franja que abarca ocho municipios donde residen alrededor de 300.000 personas, sin contar la población turística.


La existencia de un único parque profesional entre Radazul y Garachico (por la ruta sur) sitúa al recinto de Las Chafiras a una distancia excesiva de las dos instalaciones más próximas (Santa Cruz, a 65 kilómetros e Icod de los Vinos, a 64), longitud que no se ajusta a los parámetros de seguridad que permitan garantizar un tiempo de respuesta adecuado ante una emergencia o la llegada de refuerzos.


Expertos en seguridad establecen el plazo límite para atacar un incendio o liberar heridos en un accidente de tráfico (las dos incidencias más frecuentes) entre 10 y 15 minutos desde que entra la llamada en el 112. Si se produjera un incendio en un hotel de Adeje o Arona, las dos localizaciones turísticas con mayor densidad de visitantes, los efectivos no llegarían antes de ese tiempo, que incluso sería mayor si la incidencia se registrara en los cascos urbanos de la comarca o en municipios como Guía de Isora o Santiago del Teide.

hoteles e industrias 


El riesgo, además, se acentúa no solo por la densidad de la planta hotelera, también por la presencia de otras instalaciones consideradas sensibles, como polígonos industriales y centros comerciales. En ese sentido, conviene destacar la labor de apoyo que prestan desde hace décadas los bomberos voluntarios de los municipios sureños.

Para paliar el déficit histórico de bomberos profesionales en el Sur, el Cabildo trabaja para sacar adelante tres nuevos parques que se ubicarán en el Valle de Güímar, Arona y Guía de Isora, pero los contratiempos y la burocracia están ralentizando considerablemente los proyectos.


En el caso del parque de bomberos del Valle de Güímar, una instalación considerada prioritaria para garantizar la seguridad de esta zona en la que residen alrededor de 60.000 personas y rebajar la presión en los tiempos de respuesta de los profesionales de Santa Cruz, sufrirá un nuevo retraso y no abrirá sus puertas hasta el primer trimestre del 2022, según las previsiones que maneja el Cabildo, por la quiebra de la empresa adjudicataria encargada del acondicionamiento de la nave adquirida por la institución insular.


Todo apunta a la rescisión del contrato y la apertura de un procedimiento de urgencia para volver a adjudicar lo que resta de obra y la dirección de la misma. La obra está avanzada y los vehículos ya han sido adquiridos. Además de rematar los trabajos para convertir la nave industrial en un parque profesional de bomberos, falta por adjudicar la dotación del mobiliario en el espacio interior de la instalación, situada en el polígono industrial junto a la autopista del Sur. Respecto al proceso de contratación de los profesionales, este se encuentra en su fase final a falta de la última prueba y del posterior trámite formativo.


Por otra parte, el Cabildo y el Ayuntamiento de Arona ya han alcanzado un acuerdo verbal para construir un parque profesional en Playa de Las Américas, tal como adelantó a este periódico el pasado 6 de abril el concejal de Seguridad aronero, Francisco Marichal. La parcela que ofrece el Ayuntamiento y que también acogerá la nueva sede municipal de Protección Civil, está ubicada en una zona próxima al estadio Antonio Domínguez Alfonso. El Cabildo remitirá en un plazo de dos semanas el borrador del convenio. Los siguientes pasos serán la cesión del suelo y la redacción del proyecto.

Respecto a la construcción de un parque en Guía de Isora que dé cobertura a los municipios del suroeste, Rubén Fernández señaló que la primera opción que se había barajado (una parcela propiedad del Gobierno de Canarias situada junto al anillo insular) se ha desechado por la existencia de unas eras protegidas y ya se trabaja en otro solar enfrente que se ha utilizado para almacenar materiales de construcción de la autopista.

nave provisional


“Queremos impulsar ese proyecto y estamos analizándolo con el área de Patrimonio, pero, en previsión de que el procedimiento tarde unos años, contemplamos un plan B”, aseguró el presidente del Consorcio de Bomberos de Tenerife. En ese sentido, confirmó que se busca “un espacio ideal en formato de nave industrial para tenerlo operativo a lo largo del próximo año”.


Para Rubén Fernández, “estos parques son prioritarios para el sur de la Isla y en esa dirección estamos trabajando, conscientes de que los bomberos profesionales deben estar en lugares donde los tiempos de reacción sean rápidos para un tiempo de respuesta relativamente corto”.

Dos bomberos transportan a uno de los fallecidos del cayuco. F.P.

Rescate de los 24 cadáveres del cayuco de Los Cristianos 

Además de los incendios y excarcelaciones de vehículos por accidentes de tráfico, los bomberos profesionales realizan otras tareas que no siempre trascienden y se valoran, como la reciente acción de ocho miembros del cuerpo (cuatro del parque de San Miguel de Abona y cuatro de la capital tinerfeña) para rescatar e introducir en bolsas los 24 cadáveres que llegaron el pasado 29 de abril a bordo de un cayuco hasta el puerto de Los Cristianos.


“Fue un servicio muy complicado, porque son profesionales acostumbrados a socorrer a víctimas de accidentes de tráfico o incendios, pero nadie está entrenado para algo tan duro”, manifestó Rubén Fernández, director insular de Seguridad y presidente del Consorcio de Bomberos de Tenerife, que elogió la “gran labor” de los profesionales que prestan su servicio en toda la Isla.

consorcio


Siguiendo un criterio de unidad de mando, la organización dispone de cinco parques de bomberos profesionales en la Isla y coordina nueve parques de voluntarios con presencia de 44 bomberos de guardia permanente las 24 horas de los 365 días del año que velan por la seguridad de los ciudadanos.

TE RECOMENDAMOS