Arona

La Fiscalía no aprecia delito después de investigar la denuncia del exedil de Urbanismo de Arona

El concejal Luis García, hoy en el grupo de no adscritos, confirma que la fiscal ha pedido el archivo provisional del expediente tras analizar la documentación y escuchar a varios testigos

Luis García, exconcejal de Urbanismo de Arona. DA

La Fiscalía de la Audiencia Provincial no ha apreciado indicios de delito en la documentación y los audios aportados por el exconcejal de Urbanismo de Arona, Luis García, en los que advertía de supuestas prácticas irregulares y presiones sobre los técnicos de su departamento por agentes externos al Ayuntamiento para influir en la tramitación de determinados expedientes.


El propio edil acudió a los juzgados de Arona el 1 de julio de 2020 donde declaró como testigo y denunciante, y puso en conocimiento de la Fiscalía las presuntas injerencias y coacciones. García ya ha recibido la notificación de la Fiscalía en la que pide el archivo provisional del expediente tras investigar los hechos y no detectar pruebas que apunten a la comisión de algún delito, según reveló el edil al programa Trópico Distópico de RTVC.


“Se propone el archivo de la investigación de momento, según indica la fiscal, no porque las declaraciones mías y las del resto de personas, que yo no conozco, no hayan demostrado que sí había presiones externas al Ayuntamiento a ellos como empresarios, sino porque no se ha podido demostrar que hubiera una transacción económica”, afirmó García.


El exconcejal de Urbanismo señaló que acudió a la Fiscalía “no para denunciar a nadie”, sino para poner en conocimiento del Ministerio Fiscal “unas presiones que estaban soportando técnicos municipales, que tienen que ser totalmente independientes, sin estar influenciados por nadie”.


García manifestó que las grabaciones se las facilitaron empresarios del municipio “cansados de no tener los mismos derechos que otros empresarios”. “Acudieron a mí porque entendían que estábamos volviendo a épocas pasadas en nuestro municipio”, apostilló.


Nueve días antes de que se personara en los juzgados de Arona, acompañado por los ediles José Luis Gómez y Juan Sebastián Roque, Luis García fue destituido como concejal de Urbanismo. El alcalde José Julián Mena justificó su decisión al superar el edil “los límites de la confianza depositada en su gestión, incompatibles con los principios sin una sola sombra de duda en la gestión del interés general”.


Desde la Alcaldía se vinculó el cese con el bloqueo de licencias de construcción y, sobre todo, con una supuesta permisividad de García con la empresa Melisofi Consulting S.L., propietaria del centro comercial Artslife & Shopping, actualmente paralizado y precintado, ubicado entre las playas de El Camisón y Las Vistas, en Playa de Las Américas.