güímar

Los Guanches no harán la ceremonia de la Virgen por sentirse “engañados”

"Si los informes de Patrimonio dicen que tenemos que cambiar el nombre de Carla Antonelli a la calle El Cardón, lo cambiamos", dijo Airam Puerta
Airam Puerta presidió ayer un largo y polémico Pleno, teóricamente el último de su mandato de dos años / DA

“Si Patrimonio dice que tenemos que cambiar el nombre de Carla Antonelli a la calle El Cardón, se cambiará”, respondió el alcalde de Güímar al duro escrito que le presentó la Asociación Guanches de El Socorro en el Pleno, al sentirse “engañados” por no hacer allí el monumento a cabreros y guanches. “No hay venganza, sino molestia”, dijo el presidente del colectivo, anunciando que “no haremos la ceremonia de la aparición de la Virgen”.

Ayer volvió al Pleno la polémica surgida a raíz de la decisión del Gobierno municipal de renombrar la calle Cardón, en la zona de influencia de la Virgen de El Socorro, con el nombre de Carla Antonelli, en un lugar que el alcalde había prometido al colectivo guanche iría un monumento en homenaje a los cabreros y guanches fallecidos. El PP y Ciudadanos volvieron a traer al Pleno la moción que no se pudo debatir el 27 de abril y el resultado, una vez rotulada ya la calle, fue la negativa del Gobierno municipal, aunque ahora tendrá que cambiar el rótulo al contravenir el reglamento municipal al utilizar otro tipo de letras al que se utiliza en el municipio.

La edil popular, Socorro González, quiso dejar claro que no se trataba de una polémica entre dos colectivos (LGTBI y Guanches), sino que “hacer las cosas bien” y reparar el daño causado por una promesa incumplida, recordando que el acuerdo de darle una calle a Carla Antonelli fue por unanimidad, pero “no se votó que fuera en El Socorro”.

El debate de esa moción, junto a la intervención de los guanches y la lectura de su escrito por parte de la secretaria, duró casi dos horas, aguantando Airam Puerta estoicamente el chaparrón en su teórico último pleno antes de que el día 15 dimita para que asuma la Alcaldía el nacionalista Gustavo Pérez, atendiendo al pacto entre socialistas y nacionalistas. No será el único traspaso, porque también dejará el Ayuntamiento el edil de Sí se puede, Ruymán Expósito, para dejar paso a Nayra Caraballero, de Izquierda Unida, en otro acuerdo ‘time-sharing’.

TE RECOMENDAMOS