sanidad

Tenerife contará con un hospital materno infantil

Esta obra, que tendrá un plazo de ejecución de 20 meses, permitirá acometer después la reforma de las plantas de hospitalización
Una imagen del futuro edificio que acogerá todos los servicios relacionados con el área Materno-Infantil y que estará ubicado en la parcela anexa al actual párking. DIARIO DE AVISOS


El Hospital Universitario de Canarias (HUC) afronta dentro de dos meses su cincuenta aniversario con la vista puesta en continuar mejorando la asistencia que presta a los usuarios. Para ello lucha con dos hándicaps importantes, por un lado, la consolidación de las plantillas, mejorando el ratio personal-paciente y ofreciendo estabilidad y seguridad a sus empleados, y por otro la renovación de las infraestructuras, ya que en su mayoría son edificios antiguos, algunos con cinco decenios de uso sanitario.


Los técnicos de la Consejería de Sanidad y del HUC trabajan en un Plan director para que en los próximos dos años el complejo tenga una nueva infraestructura que albergará el área Materno Infantil y que permitirá, a continuación, afrontar las importantes obras de reforma en el edificio central de hospitalización y solventar así los problemas y carencias que tiene desde años.


El primer proyecto que se afrontará inmediatamente será la construcción de un nuevo edificio que albergarán todos los servicios que tienen que ver con la mujer y el niño en la parcela libre anexa al actual edificio de aparcamiento, y cuyo titular es la Consejería de Sanidad. Sera una edificación de cinco plantas, dos al nivel del suelo y tres bajo rasante, de unos 23.000 metros cuadrados, y un presupuesto estimado de 42,5 millones de euros.


El proyecto, que está bastante adelantado, tiene ya realizado el Informe de viabilidad, y ahora se está perfilando el denominado Plan funcional en el que se detallarán todas las áreas y servicios esenciales que deberá contar, las superficies a utilizar, etc.


Esta necesaria evaluación dimensionará todo lo que se necesitará, es decir, el número total de camas, paritorios y quirófanos para el área de la mujer y sus servicios anexos de apoyo. En cuanto a los servicios infanto-juveniles deberán contar con un hospital de día, hospitalización de pediatría, área de neonatos, UVI de pediatría, así como una parte en la que se atenderá la salud mental, entre otros la unidad específica de trastornos de la conducta de la alimentación.

También se estudia la posibilidad de que en este lugar se instale la nueva cocina, una infraestructura vital y necesaria para todo el complejo hospitalario, aunque por otro lado, desde Intersindical Canaria (IC), organización mayoritaria en el HUC, señalan que “al ser una actividad industrial, al igual que la lavandería, no deberían estar ubicadas en un edificio que acoge actividad sanitaria y asistencial”.


En declaraciones a DIARIO DE AVISOS, la directora gerente del Hospital Universitario de Canarias, Mercedes Cueto, reconoció que “la prioridad de esta gerencia es tener una construcción nueva en un breve espacio de tiempo donde podamos ofrecer un mejor servicio a los usuarios y, de paso, ir trasladando áreas dejando libre otras plantas del edificio de Hospitalización”.


Una vez finalizada la redacción del proyecto que está en marcha, la fecha de construcción estimada por la gerencia del HUC será de unos 20 meses. “La primera fase, de 9.600 metros cuadrados de construcción, tendrá una inversión de 25,5 millones, mientras que en la segunda fase se construiran unos 13.300 metros cuadrados, con una inversión aproximada de 17 millones de euros”, señaló la gerente.

Una imagen del futuro edificio que acogerá los servicios relacionados con el área Materno-Infantil. DIARIO DE AVISOS

Edificios obsoletos


Cuestionada por la salud de las infraestructuras de todo el Complejo Hospitalario Universitario de Canarias, Mercedes Cueto confirmó que “estamos ante algunos edificios con unos años a sus espaldas. Hay una infraestructura obsoleta en las áreas de hospitalización, las urgencias, los quirófanos del bloque central y los laboratorios, pero este proyecto de construcción del nuevo edificio Materno Infantil nos va a permitir desalojar varias plantas del edificio principal de hospitalización y así tener un colchón para comenzar a acometer una renovación total de ese edificio, porque hay que cambiar muchas cosas debido a su edad”.


El actual edificio de Actividades Ambulatorias es relativamente nuevo, tras un periplo de casi diez años de obras y retrasos, entró en su funcionamiento en 2010, pero el edificio de hospitalización y servicios centrales ya “tiene áreas totalmente caducas y el análisis de la capacidad estructural estimada hace 50 años, actualmente podrían estar justas para la demanda generada”, denunciaron desde Intersindical.


Para Mercedes Cueto no sería algo nuevo acometer una obra de remodelación sobre viejo, ya le tocó de lleno en toda el área de hospitalización de La Candelaria bajo su dirección. “Convivir con unas obras de reforma y la atención sanitaria, es una experiencia difícil, pero hay que valorar el beneficio de poder tener algo pronto, o el tener un proyecto mejor pero a un tiempo muy largo. Los pacientes y los profesionales no se pueden permitir esperar muchos años más y necesitan la renovación de este edificio en un medio plazo”, señaló.

Otras renovaciones


La gerencia del Hospital Universitario de Canarias también tiene previsto acometer otras renovaciones, algunas van a comenzar en breve “como en el área de Farmacia, que ya hay un proyecto, y trabajamos en reubicar el archivo de historias clínicas en otra parte para utilizar esa planta del Edificio de Actividades Ambulatorias y trasladar el Servicio de Microbiología y de Anatomía Patológica, que actualmente ocupa espacios en la Universidad”. “Nuestra idea es modernizar todas estas áreas y asumirlo con presupuestos y personal del propio HUC, además de realizar otras obras menores de mantenimiento”, describió Cueto.

Mejoras en Urgencias


Otra área que preocupa a la gerencia y cree que hay que reformar es la de Urgencias, ya que “aunque hemos hecho mejoras en la sala de espera o hemos creado obras en la zona de pediatría con dos boxes nuevos para que los niños que necesiten aerosoles tengan sillones independientes y no tengan que hacerlo en la planta, tenemos previsto acometer algunas obras y modificaciones más para mejorar la prestación del servicio y el bienestar de los usuarios y los trabajadores”.


Cuando derivaron al HUC las cartillas sanitarias de la Isla Baja o La Palma, saltó a la vista que comenzaron a atender a una población similar a La Candelaria pero en desigualdad de plantilla, menor número de camas hospitalarias y una zona de Urgencias infradimensionada, sin un aporte adicional en los presupuestos asignados por el Servicio Canario de Salud al centro que son, en opinión de Intersindical Canaria (IC) “manifiestamente mejorables, por no llamarlos insuficientes si se comparan con el resto de hospitales de referencia del Archipiélago”.


Por su parte, Mercedes Cueto no quiso entrar en esta polémica y recordó que “no estaba aquí en ese momento, pero hoy en día con las obras que hemos realizado en estos últimos meses hemos mejorado la atención”. [Se refiere a 86 camas en total, una nueva área de hospitalización con 44 plazas en dos plantas en abril, que podrían ampliarse contruyendo tres plantas más si fuera necesario, y que irán destinadas para procesos quirúrgicos de corta estancia; y otras 42 camas más desde diciembre en uso y que ha posibilitado la ampliación de plazas de Observación para el Servicio de Urgencias].

Además, explica que la tendencia hoy en día “es intentar ingresar menos procesos y que el período de hospitalización sea más corto, descendiendo su estancia media, por ejemplo, mejorando la Cirugía Mayor Ambulatoria o el área de hospitalización domiciliaria. Por tanto, consideró que esa carencia de camas ya se habría paliado”, aunque reconoció que la crisis del coronavirus “nos ha mostrado que hacen falta plazas en las Unidades de críticos, más si cabe por el envejecimiento de la población y sus mayores complicaciones”.


Hay que recordar que el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, defendió la construcción de un nuevo hospital universitario en Tenerife y mostró su disposición a ceder terrenos municipales tras mantener diversas reuniones con el presidente regional, Ángel Víctor Torres, o el director del Servicio Canario de la Salud, Conrado Domínguez. En los presupuestos de 2021, en el capítulo VI de inversiones, irá el inicio del plan director de la ejecución del futuro hospital, “que pondrá sobre la mesa la creación de una nueva infraestructura para el HUC que solventará los problemas que lleva teniendo desde hace muchos años”, explicó Gutiérrez al DIARIO el mes de octubre.

TE RECOMENDAMOS