sociedad

Tenerife y Lanzarote, ‘castigadas’ en nivel 2 de riesgo epidemiológico

Canarias no exigirá a partir de la próxima semana pruebas PCR o test de antígenos negativos a viajeros nacionales vacunados o que hayan superado el coronavirus
Consejo de Gobierno de Canarias. S.M.
Consejo de Gobierno de Canarias. S.M.

El Archipiélago no exigirá a partir de la próxima semana una PCR o una prueba de antígenos negativos a los viajeros nacionales que lleguen y que estén previamente vacunados contra el coronavirus o que hayan superado la enfermedad.


Así lo indicó el portavoz del Ejecutivo canario, Julio Pérez, tras el Consejo de Gobierno. La Consejería de Sanidad concretará en una orden las condiciones que deben cumplir los viajeros nacionales referidas a cuestiones como las dosis puestas o cómo acreditar que se pasó la enfermedad.


Este cambio entrará en vigor posiblemente el lunes 31 de mayo o el martes 1 de junio. Hasta ahora era obligatorio presentar una prueba negativa, que acreditara no padecer el virus. En el caso de los residentes, esta prueba era gratuito, cuestión que se mantiene si no han sido vacunado o no ha superado el virus.


En cuanto a los viajeros internacionales, cabe recordar que se trata de una competencia del Gobierno central.

El presidente Pedro Sánchez anunció esta semana un cambio en los requisitos, que entrarían en vigor el 7 de junio y serán adoptados sobre la marcha por Canarias.

Gran Canaria baja


El Gobierno de Canarias acordó, tras el análisis de los indicadores epidemiológicos de las islas, bajar a Gran Canaria del nivel 2 de alerta al 1 después de la mejora de todos sus indicadores. El resto de islas se mantienen en el nivel que estaban: Tenerife y Lanzarote (donde se incluye La Graciosa) en nivel 2, y La Gomera, La Palma, El Hierro y Fuerteventura, en nivel 1.


Pérez indicó que los distintos índices “mantienen, en general, una evolución descendente”. En relación a Tenerife y Lanzarote precisó que, aunque “la evolución también es positiva y descendente”, hay indicadores que aconsejan que continúen en un nivel 2.


Respecto a la vacunación, Pérez subrayó que ya hay más de 300.000 personas en Canarias con la pauta completa y más de 700.000 tienen alguna dosis.


Sobre el aprovechamiento de las vacunas, indicó que, si se excluye a AstraZeneca, “Canarias se encuentra en la media de España”, y, en el caso del antígeno anglosueco, “se ha producido una mayor demora por las decisiones respecto a la segunda dosis y también debido a que la población canaria es más joven que la de otros territorios españoles”. No obstante, ha insistido en que se mantiene el propósito de “alcanzar la inmunidad colectiva en algún momento del verano”.

TE RECOMENDAMOS