Arona

El IES Los Cristianos crea sensores para el CO2 y la radiación

Los alumnos de Primero de Bachillerato Tecnológico del instituto sureño diseñan varios proyectos innovadores y estudian la relación entre la energía ultravioleta y la COVID-19

Varios alumnos del IES Los Cristianos exponen uno de los proyectos.

Medidores de radiación ultravioleta, de temperatura y humedad, sensores para detectar CO2, dispositivos de proximidad para sillas de ruedas y un motor iónico a escala son los cuatro proyectos ideados y construidos por los alumnos de Primero de Bachillerato Tecnológico del Instituto de Enseñanza Secundaria Los Cristianos -donde estudian 1.070 adolescentes-, que esta semana han presentado al director insular de Innovación, José Clemente Díaz, que visitó el centro para conocer los resultados del programa Infuture.


Los estudiantes, de 16 y 17 años, llevan meses trabajando en el desarrollo de los proyectos y han demostrado una gran implicación, según explicó a DIARIO DE AVISOS Fernando Acosta Navajas, profesor de Tecnología industrial y coordinador de Infuture, que celebró el creciente interés de las alumnas por la programación y la robótica. “Después de muchos años dando clases, lo que más me ha llamado la atención es la cantidad de chicas que hay, muchas quieren ser ingenieras, lo cual me parece muy interesante y demuestra que todo está cambiando”, manifestó el docente.


El primer proyecto consistió en medir los parámetros de la radiación ultravioleta, temperatura y humedad entre Los Cristianos (Arona) y Adeje, y comprobar qué relación existe entre las variables medidas y la incidencia de la COVID. Los alumnos fabricaron seis dispositivos y procedieron a tomar muestras a lo largo de diferentes días a la misma hora y en los mismos lugares. Con los datos obtenidos, un grupo elaboró unos gráficos mientras otro buscó en revistas científicas los vasos comunicantes entre la radiación ultravioleta y el coronavirus. “La conclusión es que existe una relación directa: a mayor intensidad de la radiación, menos resiste la COVID en objetos y superficies”, comentó el coordinador del programa.


El segundo de los proyectos ejecutados se centró en estudiar la cantidad de dióxido de carbono (CO2) que existe en las aulas, tanto con presencia de alumnos como vacías. Los estudiantes diseñaron un sensor que reveló una mayor cantidad de CO2 en las zonas más alejadas de las ventanas. El plan continuará ampliándose el próximo curso con la creación de nuevos sensores que faciliten la medición de otros parámetros.
La invención de un sistema que permita maniobrar hacia atrás las sillas de ruedas fue el tercero de los proyectos. Los alumnos diseñaron un detector de proximidad con dos pilotos led, uno verde y otro rojo, para advertir de la proximidad de un objeto a través de señales visuales y sonoras. “El led verde se mantiene encendido siempre que la distancia sea superior a 10 centímetros, pero si es menos se enciende la luz roja y el zumbador empieza a pitar”, explicó Fernando Acosta.


El programa se completó con la fabricación de un motor iónico, aunque su funcionamiento presentó algunas dificultades a causa de un desajuste en el voltaje empleado. El director del IES Los Cristianos, Rafael Luis Suárez, al frente del centro desde hace 17 años, agradeció al alumnado y profesorado el “buen trabajo” desarrollado, y subrayó la evolución experimentada en los conocimientos que se enseñan en las aulas: “Hemos pasado de los alicates y la llave inglesa a programar”.

Dispositivo creado para medir el CO2 .