santa cruz

La Campana estrena la primera depuradora industrial de Canarias

La instalación impulsada por el Ayuntamiento de El Rosario tratará un caudal diario de 250 metros cúbicos y pretende acabar con los graves vertidos en las costas de este municipio
El alcalde y el vicepresidente del Gobierno de Canarias observaron la calidad del agua depurada. SERGIO MÉNDEZ
El alcalde y el vicepresidente del Gobierno de Canarias observaron la calidad del agua depurada. SERGIO MÉNDEZ

El polígono de La Campana, ubicado en El Rosario, estrenaba ayer su Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales (EDARI), “la primera de este tipo en Canarias”, que ha sido impulsada con una inversión de 2 millones de euros. Según el alcalde, Escolástico Gil (IR-Verdes), inaugurar esta depuradora es “un hito histórico que representa nuestro compromiso con el medioambiente y con la protección de nuestros ecosistemas”.

La depuradora ha sido ejecutada por la empresa Canaragua y podrá tratar un caudal medio diario de 250 metros cúbicos, dando cobertura a alrededor 280 empresas radicadas en el polígono. Además, consta de una estación de bombeo situada en el punto más bajo de la urbanización, que elevará las aguas a la EDARI.

En el acto de inauguración, en el que también estuvieron presentes el vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, y el consejero de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, entre otras autoridades, el edil de El Rosario recordó que el camino hasta la inauguración ha sido “complicado” y en muchas ocasiones “ingrato”, ya que a principios del año pasado un torrente de aguas residuales procedentes de La Campana cayó hacia el mar, impulsando al Ayuntamiento a “tomar las riendas para resolver la catástrofe medioambiental”.

Tras estos acontecimientos, Gil celebró haber resuelto el problema “en poco más de un año”, con la construcción de dos estaciones de bombeo, una de ellas en Costanera y la otra, en La Campana.

Por su parte, el vicepresidente de Canarias aseguró que la inauguración de la estación depuradora sirve “para pasar de las palabras a los hechos” y dijo que “se debe reconocer al Ayuntamiento de El Rosario el trabajo que realiza, ya que este municipio cree en la sostenibilidad y su compromiso es real”.

Rodríguez también expresó su solidaridad a Escolástico Gil ante un año “duro” en el que se tuvo que enfrentar a un problema medioambiental “grave” y a un problema legal “serio”.

Para el vicepresidente, esos malos momentos vividos por Gil corresponden a la “vía de la judicialización”, algo que en su opinión debe “alejarse de la política” y puntualizó que esto “no quiere decir que si alguien actúa contraderecho no deba caerle el peso de la ley”.

Por otra parte, el consejero de Transición Ecológica resaltó que para Canarias el agua es “vital”, ya que “ha dado sustento tradicionalmente al sector primario, siendo el alimento de los canarios en las épocas duras, pero también ha servido a otras industrias que se han establecido en las Islas en las últimas décadas”.

Así, Valbuena puso el foco en el papel de las depuradoras en la economía circular, “basada en el principio de dar respuesta a nuestras necesidades sin estar continuamente agotando los recursos naturales”.

“ME SENTÍ SOLO”


Escolástico Gil insistió en que la solución a los vertidos se buscó desde el Ayuntamiento “con nuestros medios, con el afán de saber que hacíamos lo correcto y con fondos propios. Invertimos 3’3 millones de euros en las nuevas instalaciones y en el carrusel de cubas que llevaban las aguas negras hacia la depuradora de Santa Cruz mientras se construía la depuradora en la que nos encontramos”, reivindicó el alcalde. No obstante, Gil reconoció que el Cabildo “aportó 1.5 millones de euros a la obra a través de una subvención”, pero criticó que el apoyo de la Corporación no fuera “gracias a aquellos que gobiernan, sino que, como una broma de mal gusto, tuvieron que ser los partidos de la oposición quienes tuvieran altura de miras”.

El Consistorio dice que no dejó acceder a un consejero insular por el “protocolo”

El consejero de Desarrollo Sostenible del Cabildo, Javier Rodríguez Medina, denunció que se le negó el acceso al acto de inauguración de la EDARI en lo que calificó de una actitud “mediocre” y “lamentable” del alcalde de El Rosario. A este respecto, fuentes del Ayuntamiento manifestaron que durante la mañana de ayer habían recibido un mensaje por parte de la Corporación en el que se afirmaba que no acudiría ninguno de sus representantes, por lo que ante la supuestamente inesperada presencia de Rodríguez, se prohibió su acceso debido al “protocolo anti-COVID”. Sin embargo, Rodríguez sostiene que a las 11:00 horas, una hora antes del inicio del acto, se avisó de su asistencia y se trasladó que el presidente del Cabildo no podría asistir ya que tenía otros dos actos en su agenda.

TE RECOMENDAMOS