la laguna

Luis Yeray Gutiérrez: “En dos años y con pandemia solventamos obras que llevaban olvidadas una década, como Las Chumberas”

El alcalde de La Laguna hace balance en el DIARIO al llegar a la mitad de su mandato

E l a l c a l d e d e L a Laguna, el socialista Luis Yeray Gutiérrez, cumplió esta misma semana dos años al frente del Ayuntamiento, desde aquel 15 de junio de 2019 en el que el Pacto de Progreso lo convirtió en alcalde, tras 26 años de gobiernos ininterrumpidos de Coalición Canaria (CC). Medio mandato ya en el que el alcalde y el nuevo Gobierno local de La Laguna, formado por el tripartito del PSOE, Unidas se puede y Avante, han tenido que hacer frente a importantes retos, como una pandemia mundial, con sus consecuencias económicas y sociales, y una crisis migratoria, con la apertura de los centros de Las Raíces y Las Canteras, aunque “se ha seguido trabajando para sacar adelante proyectos y demandas que llevaban años esperando”, destaca Luis Yeray Gutiérrez, como el inicio de las obras de Las Chumberas o el dique de Bajamar, entre otros.

El alcalde mira a los próximos dos años con optimismo. “Queremos trabajar en seguir manteniendo una ciudad que invite a vivirla. Tenemos un proyecto a 10 años para crear un nuevo municipio”, enfatiza.

-¿Qué valoración hace de estos dos años de mandato?

“Intento no centrar estos dos años en la pandemia que nos ha tocado vivir, pero la realidad es que nos ha condicionado muchísimo estos años. Jamás pensamos que nos tocaría vivir esto. Cada día era una nueva noticia que nos hacía adaptarnos, tomar decisiones que eran prácticamente llevadas a cabo por la propia situación que estábamos viviendo. Pero aún así, quiero destacar que hemos estado sudando la camiseta para conseguir los mejores resultados. Llegamos al ecuador con la sensación de haber trabajado por y para solventar cada uno de los retos que nos ponía esta pandemia. Me quedo con la sensación de que cada día que hemos trabajado para salir adelante después de toda esta odisea que nos ha tocado vivir, y que aún seguimos viviendo, nos ha fortalecido aún más como equipo y como Gobierno”.

-¿Y qué tal sigue funcionando el tripartito?

“El equipo de Gobierno, como me gusta llamarlo a mí, funciona de una manera totalmente armonizada. Sabemos qué tenemos que hacer, trabajamos para conseguir una Laguna mejor, tenemos muchísima ilusión y, sobre todo, le estamos dedicando muchísimas horas para que el municipio, de aquí a diez años, se convierta en un referente en Canarias, donde no se quede nadie atrás. Trabajamos para que los empresarios y nuestros vecinos y vecinas se sientan representados con este Ayuntamiento, en especial aquellos que lo están pasando francamente mal. Trabajamos para que todos los sectores económicos del municipio sientan que hay un Ayuntamiento y un alcalde cercanos y que cuando le tocas en la puerta tiene soluciones y si no, se trabaja para conseguirlas. Y ese es el principal objetivo de este equipo de Gobierno. Y la sensación que yo tengo como alcalde de este Gobierno es que este es un pacto que traslada a la ciudadanía seguridad y que le pone muchísimo interés a los problemas del día a día de su gente”.

-En este sentido, ¿cómo siente que han recibido los laguneros a este nuevo Gobierno local y a este cambio tras casi 30 años de CC al frente?

“Sabíamos que después de 26 años, cambiar con un nuevo equipo de Gobierno la filosofía desde el punto de vista de la Administración, y también trasladar al municipio la idea que teníamos de volver a crear una nueva Laguna, iba a ser complicado, pero estoy convencido de que la ciudadanía nos ha visto como un equipo de Gobierno solvente, con las ideas muy claras y, sobre todo, totalmente responsable, el cual tengo el honor de presidir. Es verdad que aún queda tiempo por delante, pero desde el principio teníamos claro que teníamos que seguir trabajando en conseguir desatascar todas aquellas peticiones históricas que no se habían llevado a cabo”.

-¿Y cómo está siendo la relación con la oposición?

“La oposición tiene que hacer un trabajo de fiscalización del Gobierno. Dentro del juego democrático, mi respeto total y absoluto a todas las formaciones que están representadas en el Pleno. Mi mano siempre ha estado tendida y mi puerta abierta, y me consta que las relaciones entre los diferentes concejales de la oposición y el equipo de Gobierno son fluidas. Quiero destacar que para mí, todas las formaciones políticas con representación en el Pleno tienen el mismo respeto que los que formamos parte del Gobierno. Ahora nos toca a nosotros gobernar y, por tanto, espero que la oposición en los próximos dos años, tras una crisis como esta, esté a la altura de las circunstancias”.

-¿Cómo valora entonces la denuncia que ha presentado el concejal de Ciudadanos, y presidente de la Comisión de Transparencia, Alfredo Gómez, contra usted y otros miembros del Gobierno local por supuestas irregularidades en contrataciones?

“Ciertamente, me da lástima que nuevos personajes de la política utilicen las viejas herramientas para intentar desprestigiar a un equipo de Gobierno. Siento pena de que después de dos años en los que hemos dado una imagen de que la Administración puede trabajar por y para la ciudadanía, sin tener que enfangar ni meter ningún tipo de aspecto que nada aporta a la ciudadanía, vengan ahora a intentar emponzoñar o ensuciar la buena gestión de este Ayuntamiento. Pero sí le puedo decir con total rotundidad, alto y claro, que este alcalde no solamente ha llevado a cabo una gestión íntegra y pulcra, porque no existe ni un solo informe contrario a ninguna contratación, sino, es más, soy el único alcalde de toda Canarias que no ha levantado ni un solo reparo, es decir, ninguna irregularidad, a la hora de realizar un contrato con este Ayuntamiento. Tengo que destacar que me da cierta tristeza y lástima que a día de hoy todavía este señor no haya tenido la dignidad de venir a hablar ni con el equipo de Gobierno ni con el alcalde ni haya convocado la Comisión de Transparencia, que él preside. Pero estamos tan seguros de nuestra gestión, de nuestra transparencia y de nuestro buen hacer que estamos llevando a cabo lo que nadie había esperado que fuese mi respuesta, la creación de una comisión de investigación. Y he trasladado a la ciudadanía, a través del último Pleno, que no solo vamos a llevar a cabo una comisión de investigación de lo que este señor ha dicho, sino que, ampliándolo a los últimos diez años, voy a empezar por la gestión de estos dos años de mi mandato”.

-¿Cuándo se reunirá la comisión de investigación?

“Esta comisión ya está en pleno rendimiento. Hemos puesto ya al funcionario a trabajar, y como es una comisión técnica de investigación, en los próximos meses tendremos todas las respuestas. Esto no se va a convertir en un circo, vamos a hacer las cosas serias, vamos a trabajar desde el punto de vista de la Administración y vamos a hacer un estudio pulcro y riguroso de cómo se han llevado a cabo todas las contrataciones en este Ayuntamiento en los últimos 10 años, empezando por mi gestión, pero desde el punto de vista administrativo, que evidentemente contará con uno o varios funcionarios de la casa y la Presidencia de un concejal o concejala de la oposición, que ya veremos cuáles son sus propuestas. Y ahí aparecerán los informes de los funcionarios y los reparos de la Intervención si los hubiese o haya habido, y veremos si existen irregularidades a la hora de realizar contrataciones en es toda la información, habrá un dictamen y daremos conocimiento a todas las formaciones con representación en el Pleno”.

-En este balance de estos dos años de mandato, ¿cómo ha sido gestionar una pandemia y en una ciudad que en algunos momentos llegó a registrar algunas de las cifras más altas?

“Primero, gestionar una pandemia, a todos nos cogió de nuevas. Segundo, el municipio de La Laguna tiene tantos actores, llámese aeropuerto, hospital, universidad, instituciones… que hace que, según las personas a las que hemos consultado, fuese normal que en lugares donde existiese una mayor población existiese también una mayor incidencia del virus. Ante eso, ¿qué decisiones teníamos que tomar? Primero, ponernos en manos de profesionales y responsables del ámbito sanitario y la seguridad, que han hecho un trabajo magnífico. Y para nosotros, era nuestra obligación mandar sobre todo un mensaje de tranquilidad, coherencia y de sentido común a la ciudadanía. Tengo que destacar que aún habiendo una incidencia acumulada importante en el municipio, el comportamiento en líneas generales de la ciudadanía de La Laguna ha sido maravilloso y de admirar”.

-¿Cuál es la situación social del municipio en este momento? “Evidentemente, sabemos que la situación social, sobre todo en núcleos muy determinados del municipio, es especialmente delicada, pero puedo decir que este municipio tiene el mayor presupuesto en el ámbito social de la historia de la democracia de La Laguna, lo que nos ha servido de apoyo para poder llegar a un mayor número de personas. Así, llegamos a 120 euros per cápita en este municipio, y creo que a día de hoy hablamos de la mayor aportación en el ámbito social entre los grandes municipios de Canarias. Y hay que añadir la colaboración inestimable de las ONG y la gran ayuda de nuestras trabajadoras sociales, con la creación de la primera oficina social para agilizar todos esos trámites”.

-En este mandato también se han tenido que enfrentar al reto de la crisis migratoria, con la creación de estos dos macrocentros en La Laguna…

“Nos encontramos con una situación de solidaridad, ayuda, de exigencias con respecto a una situación migratoria, que ni tan siquiera se puede comparar con la que hubo en 2006. Nosotros, desde el primer momento, nos hemos posicionado muy seriamente con este asunto. Hemos dicho muy abiertamente que desde que los migrantes pongan un pie en el municipio, los consideramos vecinos. Es más, desde el primer momento hemos trasladado al Ministerio y a las instituciones que están ahora mismo gestionando estos centros, colaboración total por parte de La Laguna. Cierto es que nosotros no creemos en este modelo, y lo hemos dicho aquí y hasta la saciedad y lo seguiré trasladando. Pero una región que sabemos perfectamente que es una puerta de acceso a Europa, tiene que estar estructurada y con un músculo importante para darles los mejores servicios a estas personas que buscan continuar su viaje a Europa. La realidad es que se desmantelaron por completo todos los edificios e infraestructuras que teníamos para albergar a los inmigrantes, y ahora he echado en falta la colaboración de otras administraciones locales en esa llegada de inmigrantes a nuestro municipio. En el siglo XXI necesitamos en las administraciones personas que sean sensibles con la situación de estos inmigrantes, y parece que solo unos pocos hemos estado a la altura de estas circunstancias. A día de hoy no he encontrado los apoyos que requiere y exige una situación como esta”.

-Ustedes se han posicionado en contra de estos macrocentros, ¿temen que se puedan terminar consolidando?

“No hay que temer que existan lugares o edificios que alberguen a nuestros inmigrantes. Hay que salir de ese estigma. La realidad es que tenemos que sentarnos y hay que tener claro que esta situación no es puntual, que esto viene para quedarse, y hay que trabajar de manera gradual para que todas las administraciones sepamos cómo actuar en cada momento y, sobre todo, cuando sabemos que vamos a ser receptores de un volumen importante de inmigrantes. Yo no temo que haya centros en el municipio, sino que otros municipios no quieran albergar a inmigrantes. Los actuales centros no son los adecuados, pero en ese momento de urgencia para buscar acomodo a cerca de 5.000 personas, ante el cierre de puertas de muchas administraciones, el Estado tuvo que recurrir a los espacios donde tenía titularidad y sé que se trabaja para hacer un reparto más equitativo y, sobre todo, para tener en los próximos meses una serie de recursos alojativos que dejen atrás esa imagen de tener a nuestros inmigrantes viviendo a la intemperie”.

-¿A qué se refiere?

“Tanto el Cabildo, como el Gobierno de Canarias y el Estado están trabajando en buscar nuevos recursos alojativos, a menor escala, para no tener que ver nunca más estos macrocentros en nuestras Islas. Que sean espacios multifuncionales que en un momento determinado de llegada masiva de inmigrantes a nuestras costas puedan ser habilitados de manera inminente para albergarlos, y cuando no, puedan ser utilizados por nuestros vecinos y vecinas como espacios multifuncionales”.

-¿Cuáles son sus objetivos para los próximos dos años?

“Para los próximos dos años, lo principal es trasladar a la ciudadanía que este Ayuntamiento va a reimpulsar las actividades en los espacios públicos, queremos trasladar ilusión, que sepan que el municipio está en total transformación y que mira al futuro con muchísimo optimismo, y para eso necesitamos seguir trabajando en todas aquellas demandas que durante muchísimos años se guardaron en un cajón. Queremos trabajar en seguir manteniendo una ciudad que invite a vivirla. Tenemos un proyecto a 10 años para crear un nuevo municipio”.

-¿Algún proyecto en concreto a destacar?

“El proyecto más importante que vamos a impulsar es la recuperación del espacio de la antigua laguna que tiene este municipio, llevar a cabo una obra hidráulica de la conocida laguna por la Vega. Tenemos un proyecto muy interesante de canalización de aguas y, sobre todo, hacer posible que el municipio, de aquí a los próximos años, no tenga ninguna complicación con respecto a las lluvias. Uno de los proyectos que también vamos a impulsar es la nueva comisaría de La Laguna. El Gobierno nos ha trasladado que nos cede el terreno, solo falta la firma”.


TE RECOMENDAMOS