santa cruz

Santa Cruz abre la puerta a la celebración de consultas populares

El nuevo Reglamento de Participación Ciudadana permitirá votar a los vecinos sobre un tema que proponga el Consistorio, pero también abrir ellos la votación si obtienen un número concreto de firmas
Javier Rivero confía en que el Reglamento de Participación Ciudadana se pueda aprobar en noviembre. / DA

La Proposición No de Ley es una iniciativa popular que en órganos como el Congreso de los Diputados o el Parlamento de Canarias se ven con relativa frecuencia, siempre que se consiga un número determinado de firmas. Pues bien, el Ayuntamiento de Santa Cruz quiere incorporar a su normativa una figura similar que permita que los vecinos que consigan las firmas necesarias puedan proponer al Consistorio que se abra, por ejemplo, una consulta popular sobre un tema concreto. Así, a través de la iniciativa popular también podrán proponer puntos a tratar en el orden del día de los Plenos; convocar audiencias públicas; proponer la creación de Consejos Municipales; o incluso proposiciones normativas. Todo esto será posible gracias a la reforma del reglamento de Participación Ciudadana que ha iniciado su trámite administrativo, y que, entre sus múltiples novedades incorpora esa figura de la iniciativa popular, que junto a la de la consulta pública, es decir, que los vecinos puedan votar cuando el Ayuntamiento les pregunte por un tema determinado, convierten a la capital en punta de lanza de la participación ciudadana en Canarias.

Tal y como explicó a DIARIO DE AVISOS el concejal responsable del área, Javier Rivero, “confiamos en que, tras el trámite administrativo, en noviembre ya podamos aprobar el reglamento más actual y abierto de toda Canarias”. Según detalló el edil, “la mayor novedad es que se abre a la participación de la ciudadanía en general. Eso quiere decir que potenciamos los procesos participativos de forma que estos se harán a través del área que dirijo, a la que cada concejalía tendrá que pedir un informe de viabilidad, de seguimiento y apoyo técnico con cada uno de los proceso que quieran llevar a cabo”.

Apunta Rivero que otra de las novedades es que, “abrimos el registro a grupos ciudadanos que no estén conformado como asociación. No creemos que sea lógico exigir a grupos organizados que se registren como asociación para un fin que es probable que se disuelva en seis meses”.

En cuanto a la consulta mediante voto, explica Rivero que “se trataría de votaciones abiertas a mayores de 16 años, que iniciaría el Ayuntamiento, con preguntas claras, sin respuestas abiertas, y se podrá realizar por barrios, distritos, o en todo Santa Cruz. No sería vinculante, pero desde el Ayuntamiento deberá expresarse cuál va a ser el compromiso con el resultado, para ello tendrá 30 días”. “Para que esa consulta mediante voto pueda ser tomada en consideración la participación mínima ha de ser del 5% del censo, ya sea de Santa Cruz si la consulta afecta a todo el municipio, o del distrito o barrio en el que se concentre”, añade.
El edil pone como ejemplo el trazado del tranvía por Los Majuelos. “Es el típico tema susceptible de hacer una consulta popular. Se podría haber articulado una consulta con voto para la población de El Sobradillo y La Gallega”.

En cuanto a la iniciativa popular, esta permite a los vecinos iniciar procesos como los ya descritos. Así, para proponer que se lleve a cabo una consulta con voto será necesario lograr firmas equivalentes al 4% del censo (unas 8.000 firmas si es sobre la población total de Santa Cruz). Para aprobar un proceso participativo o crear un Consejo Municipal el límite es del 2% del censo, y del 3% para solicitar una audiencia pública.

Se limita al 40% la presencia de políticos en los Consejos Sectoriales

Según detalla Javier Rivero, “otra de las novedades que incorpora el reglamento es la apertura de los Consejos Sectoriales, de forma que vamos a limitar que el 40% sea personal administración, que sean órganos de participación temáticos que abran más a la ciudadanía y limitemos la participación del políticos y empleados públicos”. “A estos Consejos -continuó además los obligamos a que den una respuesta en 30 días, y que se produzcan comparecencias políticas o técnicas, si así lo demandan los vecinos con las firmas suficientes”.
Otro de los cambios introducidos es que se abre la participación ciudadana de forma aleatoria a todos los vecinos, asociados o no. “Se trata de la selección aleatoria de las personas que previamente hayan manifestado estar interesadas en un tema. Esto ya lo hemos hecho enviado a través del portal de participación ciudadana correos masivos ofreciendo participar en un tema concreto y en base a las respuestas hemos elaborado un listado de las personas que han participado. De esta forma no siempre nos limitamos a las entidades de referencia”.

TE RECOMENDAMOS