santa cruz

Santa Cruz abre su primer Centro Comunitario en Barranco Grande

Un proyecto de voluntariado europeo ha transformado el edificio de la Asociación de Vecinos El Molino, que ahora acoge distintas iniciativas
Foto de familia tras la inauguración del nuevo Centro Comunitario Los Molinos. / Sergio Méndez

La Asociación de Vecinos El Molino, de Barranco Grande, con su presidenta al frente, Ana Concepción, ha sido uno de los ejes fundamentales para que este barrio de Santa Cruz se convierta en el primero en contar con un nuevo modelo de participación ciudadana a través de lo que el Ayuntamiento capitalino quiere denominar Centro Comunitario, tal y como reconoció el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, en la inauguración, ayer, de este nuevo espacio. Y es que, en el inmueble gestionado por la asociación, una quincena de jóvenes pertenecientes a un programa europeo de intercambio europeo han llevado a cabo una intervención comunitaria que ha contado con el apoyo de todo el barrio. “Hablamos mucho con los vecinos para ver qué es lo qué querían, qué necesitaban en este espacio, y después empezamos la transformación”, explicó la coordinadora del proyecto Adelina Luntraru.

El resultado es la transformación del espacio, con un salón multiusos, sala de formación, y una azotea que es la envidia de los alrededores. Explicó el concejal de Participación Ciudadana, Javier Rivero, que, “nuestra idea es ir transformando poco a poco los espacios vecinales. Queremos que, al menos, haya uno de este tipo en cada distrito”. El siguiente local que se quiere convertir en comunitario es el de la Asociación de Vecinos 7 Islas, en El Sobradillo. “Lo que estamos haciendo es quitarle un problema a las asociaciones. El Ayuntamiento abre y cierra los locales, se encarga de la gestión, y a cambio el espacio se abre a la participación de todos”, añadió.

El alcalde apuntó, viendo el éxito de la iniciativa, que la Casa Mascareño, aún en obras, podría ajustarse a este modelo participativo, siendo algo más que una Casa de la Juventud. La Dirección General de Juventud, cuya responsable, Laura Fuentes, también asistió a la inauguración, ha apoyado económicamente el proyecto, al igual que Coarco, que ha dotado de material a los voluntarios para que hicieran la transformación del espacio.

TE RECOMENDAMOS