marcas

Toulouse: la historia a través de los colores

Esta ciudad francesa cuenta con una variedad de tonos que también habla de la riqueza de su patrimonio, el arte y el espíritu joven del destino
Muelle del río Garona. Arnaud Späni
Muelle del río Garona. Arnaud Späni

Del rosa al violeta y del violeta al azul. La ciudad de Toulouse parece recorrer una gama cromática que dota a sus calles de una personalidad única. Este territorio, capital de la región de Occitania, se sitúa en el sur de Francia y su vida se desarrolla alrededor del río Garona y sus canales.

Toulouse se conoce como la ciudad rosa debido al tono de sus edificios. El ladrillo de sus fachadas tiñe la ciudad de color. Las fachadas de la Rue Saint-Rome, la Rue des Changes y la Rue Léon Gambetta lo atestiguan, así como el espectacular patio interior del Hôtel d’Assézat, en la Rue de Metz, una de las joyas arquitectónicas de la ciudad.

El río Garona conecta la vida urbana con la naturaleza y, en él, los más aventureros podrán practicar deportes náuticos, como kayak o ski náutico. La urbe también está surcada por otros canales: el Canal de Brienne, el Canal lateral del Garona y el Canal du Midi, inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Siguiendo con otras tonalidades, la hierba pastel fue una revolución para el Toulouse del siglo XVI. De esta planta se extraía un tinte azul que generó una época dorada para el comercio de la zona. Hoy, el azul tiñe los detalles de la ciudad: numerosas mansiones dominan el corazón histórico de Toulouse, junto con otros monumentos imprescindibles, como el Convento de los Jacobinos, el Capitolio o la Basílica Saint-Sernin.

Paseo por la place Sainte-Scarbes en el distrito Saint-Etienne. Arnaud Späni
Paseo por la place Sainte-Scarbes en el distrito Saint-Etienne. Arnaud Späni

Por otro lado, cabe destacar la flor de la violeta. En 1854, un obsequio de amor de un soldado convirtió a la violeta en emblema de esta ciudad. Hoy es posible encontrarla en cada rincón, en forma de cosméticos, de dulces o de recuerdos.

Un lugar peculiar para conocer todos los detalles de esta flor, así como su uso en la gastronomía, es La Maison de la Violette, una embarcación amarrada en el Canal du Midi que hace las veces de taller, exposición, tienda y salón del té y que, desde 1993, busca incentivar la artesanía local.

Toulouse es también una ciudad innovadora y de gran dinamismo económico y científico. Todo esto, sumado a su carácter ameno y hospitalario, su excelente gastronomía y su variada oferta museística convierten a Toulouse en una ciudad cosmopolita y moderna, y el destino perfecto para disfrutar de una escapada con amigos o en familia.

Calle du Taur, con el campanario de la Basílica de San Sernin. Arnaud Späni
Calle du Taur, con el campanario de la Basílica de San Sernin. Arnaud Späni

Vuelos sin escalas y con el mejor servicio

Gracias a la conexión que ofrece la aerolínea canaria Binter, será posible viajar a Toulouse, a partir de julio, en vuelo directo, los martes y sábados desde Gran Canaria. Además, para facilitar el traslado desde cualquier isla, la compañía ofrece el salto interinsular sin coste en los vuelos en conexión.

Los pasajeros de esta nueva ruta disfrutarán de las ventajas diferenciales del producto Binter. Al confort de sus nuevos aviones Embraer E195-E2 -el reactor de pasillo único más silencioso, limpio y eficiente de su clase, con una configuración que permite más espacio entre filas y la comodidad de no tener asiento de en medio-, se suma un servicio a bordo de alta gama, que incluye un catering de cortesía durante el trayecto.

Puedes consultar más información turística de Toulouse en el portal web www.turismo-toulouse.es.

TE RECOMENDAMOS