política

Una CC desenfocada le dio ayer un día de asueto parlamentario al Gobierno

Los nacionalistas renuncian a preguntar al presidente Torres por la ausencia del diputado Pablo Rodríguez y luego confunden el objeto de la comparecencia solicitada al vicepresidente del Ejecutivo

Lo mejor que le puede pasar a un país es tener una buena oposición que vaya más allá de cuatro eslóganes manidos y le ponga las pilas al Gobierno. También es conveniente un poco de orden y claridad. Y eso fue precisamente lo que faltó ayer a CC en el Parlamento. Primero, renunciaron a preguntar al presidente Torres porque quien tenía que hacerlo, el diputado grancanario Pablo Rodríguez no estaba ayer en el Pleno. Como si no hubiera otros 19 diputados. Y luego, pidieron una comparecencia del vicepresidente Román Rodríguez para hablar de los fondos europeos ‘React EU’, destinados fundamentalmente a un refuerzo de los servicios públicos y del tejido productivo, cuando en realidad querían preguntar sobre el ‘Mecanismo de Recuperación y Resiliencia’, orientado hacia la transformación y modernización económica. En definitiva, dos tropezones como un día de fiesta, que es lo que tuvo ayer el Gobierno cuatripartito.

Y eso que la sesión empezó con un poco del brío que suele darle la diputada de Cs Vidina Espino, que aprovecha las preguntas para embutir en tres minutos todo lo que puede. En teoría, quería saber la “medidas tomadas [por el Ejecutivo canario] para luchar contra la precariedad laboral y social en las islas”, pero ahí habló de todo, y le dijo a Torres que “sigue sin reaccionar”, que ayuda “a cuentagotas” a pymes y autónomos, que no ha gratificado a los sanitarios que se han dejado la piel contra la covid -como prometió-, que hay huelgas de inspectores de Salud Pública, que si la Consejería de Derechos Sociales es un desastre… Y ahí Torres le respondió con las 28.023 familias que recibieron el Ingreso Canario de Emergencia, los 42.000 complementos a pensiones no contributivas o las14.000 personas que son receptores del Ingreso Mínimo Vital. También hizo un anuncio importante: la aprobación, el próximo lunes, de un fondo de 30 millones de euros para complementar a 40.712 trabajadores canarios que están en ERTE y cobran menos del Salario Mínimo Interprofesional.

Torres también se fajó con Australia Navarro, que ayer iba con el arsenal cargado contra la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, por su gestión de una denuncia anónima sobre una supuesta agresión sexual en un centro de menores migrantes de Mogán, Gran Canaria. Navarro le dijo que él era, en última instancia, responsable, y le preguntó si mantenía “la confianza” en Santana, a la que acusó de ocultar información a Fiscalía. Torres le respondió con ironía, diciéndole que era la primera pregunta que hacía sobre menores migrantes en año y medio, y que el panorama dantesco que describía sobre los centros de Canarias quizá se le atemperaría si fuera a Ceuta, donde gobierna el PP y hay “800 menores en centros deportivos”. También afirmó que, en el caso de Mogán, ha habido dos inspecciones y una investigación de “funcionarios” que no encontraron nada, aunque el tema está en “manos judiciales”. En una respuesta a Hipólito Suárez, también del PP, la propia Santana defendió que ha habido “transparencia” en este asunto.

El resto de las preguntas fue esa especie de diálogo socrático, a veces un poco plúmbeo, que se monta entre los diputados de los grupos que apoyan al Gobierno y los miembros del Ejecutivo. Y del que también emerge algún dato, como el aumento progresivo de las plazas de FP dual, una variedad de formación profesional de dimensión más práctica. De los diez grupos que había en el curso 2013-2014, el próximo habrá 123. O alguna curiosidad, como el hecho de que el secretario general del Partido Comunista de España, Enrique Santiago, también secretario de Estado de la Agenda 2030, haya puesto de acuerdo a todo los partidos canarios con sus torpes declaraciones minusvalorando el esfuerzo que supone para las Islas atender a casi 3.000 menores migrantes.

Tampoco se despeinó ayer el vicepresidente Rodríguez. Primero, en su defensa del bono turístico aprobado por la Consejería de Turismo, que se distribuirá por sorteo, “el sistema más justo”. Y luego, en un debate sobre el reto demográfico de Canarias que ya planteó en el pleno pasado y que ayer retomó Juan Manuel García Ramos, del PNC, afirmando que NC estaba corrigiendo posiciones pasadas. Rodríguez le respondió que el primer estudio sobre esta cuestión lo hizo él de presidente, entre 1999 y 2003, y que los expertos concluyeron que era muy difícil limitar la circulación de personas dentro de la U.E. Pero sí indicaron la vía del cambio de modelo de desarrollo hacia algo con una mano de obra menos intensiva que el turismo o la construcción.

A Rodríguez le tocó hablar también en esa comparecencia que pidió CC sobre unos fondos cuando quería hablar de otros. Y claro, fue un paseo. Pero sí dio algunas cifras. De los 630 millones asignados a Canarias en el ‘React EU’, ya hay 179 destinados a sanidad, 122 a Educación y Cultura, 65 a Servicios Sociales, 20 a Seguridad y Emergencias u 84 para ayudas a pymes y autónomos. Después de disculparse por el error, José Miguel Barragán, de CC, le preguntó por el criterio de asignación del dinero del ‘Mecanismo de Resiliencia’, y si habrá alguna “singularización” para Canarias. Rodríguez reconoció que tampoco sabe demasiado, la información es aún escasa. De los 69.500 millones que le tocan a España para ejecutar de aquí a 2026, este año se asignan 24.000, un 52% para fondos cuyo uso decidirá el Estado, un 42% que se distribuirán entre las comunidades. Y un 6% para administraciones locales. La orientación de los que gestionarán las comunidades se decide en una mesa sectorial de cada consejería con el ministerio del ramo. Pero aún hay muchas incógnitas.

También hay preguntas sobre la manera de enfocar algunas cuestiones de la violencia machista, que ayer volvió al debate parlamentario tras los últimos asesinatos. En el fondo del debate hay un elemento muy perturbador: ¿cómo es posible que esta situación de violencia continúe así a pesar del aumento en los recursos presupuestarios para igualdad o atención a las víctimas? Casi todo el mundo apuntó a la educación, desde la más tierna infancia.

Un anuncio importante: el servicio de comedor escolar permanecerá en funcionamiento este verano para 14.928 alumnos de familias con una situación económica delicada. Eso suponen 3.500.000 euros del presupuesto que van a aliviar a muchas personas en estas vacaciones escolares que ya llegan.

TE RECOMENDAMOS