arico

Diez días sin rastro de Francis, el pescador de Tajao que cayó al mar enredado en una nasa

Se está la espera que se quite el viento del mar para que en la búsqueda intervenga un robot privado traído de El Hierro ; reunieron 4.000 firmas para pedir el Ángeles Alvariño, pero este ya abandonó la Isla
El Punta Abona, el barco donde faenaba Francis junto a su hermano, el domingo 20 / DA

Francis, de 47 años, desapareció el domingo 20 por la mañana en el mar, a una milla de distancia entre el puerto de Granadilla y Montaña Pelada, cuando su cuerpo se hundió con una nasa que se enredó en sus pies cuando comenzaba a desplegarla con la máquina del Punta Abona, el barco atunero que gobernaba su hermano, que nada pudo hacer por impedir un suceso, que diez días después, mantiene en vilo a toda su familia y los pescadores y residentes de Tajao, en Arico.

Desde ese mismo domingo comenzó la búsqueda que hasta hoy ha sido negativa, cuando ya todos dan por fallecido al conocido pescador, como afirma Loly Díaz, la portavoz de la familia: “Solo queremos que aparezca el cuerpo para darle cristiana sepultura y que este dolor no nos siga atormentando”, comentó.

Al día siguiente se marcó con una boya el lugar exacto donde Francis cayó al mar y desde ese momento se ha buscado por mar, tierra y aire, sin resultado alguno. Incluso se ha utilizado buzos que han podido bajar hasta 40 metros y fotografiar el fondo, situado a poco más de 100 metros, “en una zona de barrancos de corales”, señala Loly, donde se cree “se pudo quedar atascado Francis”, por lo que la familia, junto a los ayuntamientos de Granadilla de Abona y Arico solicitaron la semana pasada la presencia, al menos un día, del Ángeles Alvariño, para tratar de encontrarlo, como hicieron con el cuerpo de la pequeña Olivia y diez veces más profundidad. Pero las cuatro mil firmas que reunieron para solicitar el barco oceanográfico no han bastado, porque este abandonó ayer la Isla.

No obstante, a la espera de que hoy o mañana se quite el viento del mar, la familia ha contratado a un robot privado que se encuentra en El Hierro que es capaz de sumergirse a esos 100 metros y fotografiar la zona donde se presume podría estar atrapado el cuerpo de Francis, pues casi descartan que las corrientes pudieran arrastrarlo a la costa en dirección sur cuando ya han pasado diez días del trágico suceso.

TE PUEDE INTERESAR