SANTA CRUZ

El Ejército empieza a construir un puente alternativo para los vecinos de Anaga

El Batallón de Zapadores construirá en cinco días un nuevo paso para poder acceder desde Santa Cruz a los núcleos del macizo, mientras el Ayuntamiento acondicionará el puente de San Andrés, cerrado por su mal estado

Militares construyendo el puente alternativo en San Andrés. Sergio Méndez

El Batallón de Zapadores de la Brigada Canarias XVI y la Agrupación de Apoyo Logístico 81, con la autorización del Ministerio de Defensa, comenzaron ayer los trabajos de instalación de un puente alternativo al de San Andrés, que se encuentra en situación de emergencia, después de que el pasado viernes, los técnicos del Ayuntamiento de la capital comprobaran que el tablero de esta infraestructura estaba en malas condiciones, mucho peor de lo que esperaban. Algo que obligó al Ayuntamiento de Santa Cruz a decretar su cierre al tráfico de forma inmediata y a decretar una situación de emergencia. También, a solicitar al ministerio de Defensa, la actuación por parte del Ejército de Tierra, preparado para construir un puente alternativo.
El cierre del puente de San Andrés imposibilitaba acceder desde Santa Cruz a los núcleos de población de Anaga localizados al otro lado del barranco. Vecinos que hasta ahora, no tenían otra opción para entrar y salir de Anaga, que hacerlo por la carretera de La Laguna. Un recorrido de alrededor de una hora y media de duración.

Según el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, alrededor de unas 1.000 personas se han visto afectadas directamente por el cierre de esta infraestructura.

“Me preocupaban mucho los vecinos que viven pasado el puente, sobre todo, por si se daba una situación de emergencia en el que se necesitara, por ejemplo, una ambulancia. También me preocupaba que se declarara cualquier incendio en el Parque Rural de Anaga, durante el periodo estival, debido al riesgo existente por las altas temperaturas que se producen en estas fechas. Esto imposibilitaría las labores de contención y sofoco del fuego”.

El alcalde explicó que durante el fin de semana se llevaron a cabo trabajos de señalización vial, labores relacionadas con la retirada de muros, de báculos de iluminación pública y otros elementos para facilitar la instalación, desde primera hora de la mañana del lunes, del puente alternativo por parte de los militares. Unos trabajos decretados por vía de emergencia y coordinados por las oficinas de distrito Anaga, Seguridad Ciudadana, Servicios Municipales e Infraestructuras.

Bermúdez volvió a agradecer a todos los servicios municipales el esfuerzo realizado desde el sábado por la mañana, así como la predisposición de los representantes del Ejército en Canarias “que desde el primer momento se mostraron dispuestos y de manera inmediata empezaron a planificar aquellas actuaciones necesarias, que permitirán tener el nuevo puente en los próximos días”.

Contó el alcalde que a primera hora del lunes recibió además una llamada de la ministra de Defensa, Margarita Robles. “Fue muy agradable y puso a nuestra disposición todos los medios del Ministerio”.

Por su parte, José María Molero, Capitán del Batallón de Zarpadores de la Brigada Canarias XVI, y responsable del equipo de 25 militares que estarán trabajando en dos turnos de doce horas, explicó que el puente que instalarán es “un puente doble de 18 metros con el que esperamos que en un plazo máximo de cinco días se pueda dar movilidad a la población”.

Un puente temporal, explicó Molero, por el que “solo podrán circular vehículos de hasta 10 toneladas de peso”, como turismos, motocicletas y guaguas tipo micro.

A partir de ahora y de forma temporal, las guaguas llegarán hasta el antiguo puente. Una vez ahí, los viajeros tendrán que hacer un transbordo y coger otra guagua, de menores dimensiones, que los trasladará a los distintos núcleos de población de Anaga. Mientras tanto, el consistorio trabajará para acondicionar el puente de San Andrés a Taganana, en el parque rural de Anaga. Una tareas de rehabilitación de la plataforma de dicho puente que se estima que tendrán una duración de dos meses. Una vez que estas terminen, se llevará a cabo la retirada del puente instalado por el Ejército.

Expectación

Muchos vecinos de San Andrés estuvieron pendientes del inicio de las obras por parte de los militares, y se mostraban contentos a pesar de las molestias para el pueblo, con la supresión de aparcamientos y cambios en la circulación. Silvia, vecina del pueblo pesquero, contó a DIARIO DE AVISOS que “no queda otra. El puente de San Andrés está en malas condiciones y había que buscar una solución lo antes posible. Es un problema para la gente de la zona, para los turistas y para negocios de la parte de atrás”. Gonzalo, otro vecino que vive en una de las calles cercanas aseguró que “se ha actuado rápido y bien, y eso es de agradecer”.

Almáciga y Taganana llaman a manifestarse al sentirse “engañados”

La situación que están viviendo los vecinos de Anaga está pasando factura a un lado y otro del puente. Ayer, las asociaciones de Almáciga y Taganana hicieron público un manifiesto en el que pusieron de manifiesto su malestar por lo que entienden es una mala gestión del problema del puente, y convocaron a una manifestación a los vecinos para el próximo 24 de julio.

Las asociaciones firmantes del manifiesto, aunque celebran que se inicie la construcción del puente, entienden que es lo mínimo que podían hacer. Alejandro Sosa, de la Asociación Virgen de Begoña de Almáciga, y Lujan González de La Voz del Valle, son dos de los representantes vecinales impulsores de esta iniciativa. En el manifiesto aseguran “sentirse engañados”, y abordan los dos meses que lleva este asunto coleando, tiempo que, entienden, más que suficiente para haber buscado una vía alternativa distinta. González agradeció la intervención de los militares, “el Ejército de Salvación” lo denominó, pero no dejó de hacer ver que este puente es una solución provisional, igual que la del arreglo del de San Andrés, porque “una vez terminada la reparación seguirán sin poder pasar por él vehículos de más de 12 toneladas, eso supone que las guaguas no podrán pasar”.

Por su parte Alejandro Sosa, expresaba días atrás su malestar por esa falta de previsión municipal. “Han tenido dos meses para buscar una alternativa y no lo han hecho. Nos han dejado incomunicados a los vecinos, y a los negocios le asestan un nuevo golpe, y esperemos que no haya ninguna emergencia”. La manifestacíon, defienden las asociaciones de vecinos en el manifiesto, la convocan porque se sienten “engañados, estafados, y abandonados”

Para la Asociación de Vecinos El Pescador de San Andrés, el comienzo de los trabajos es una buena noticias. “Los trabajos se han iniciado de manera puntual y a buen ritmo y para nosotros eso es importante. El grupo de zapadores comenzó los trabajos desde muy temprano y afortunadamente el ejército una vez más responde a la llamada del pueblo, eso para un colectivo vecinal es siempre de agradecer. Tenemos esperanzas en que este miércoles, tal como está previsto, esté acabado el puente militar y que pueda estar operativo lo antes posible a fin de garantizar de nuevo los accesos por San Andrés al macizo de Anaga y regresar a una normalidad relativa en tanto concluyan los trabajos que ya se han iniciado en el puente de la carretera a Taganana”. La asociación ha puesto a disposición del grupo de zapadores sus instalaciones “al ver cómo los militares estaban comiendo en la calle”. “Hemos habilitado el Salón del Pueblo donde disponen de nevera y microondas y también el baño y estamos a su disposición para todo lo que requieran del pueblo”.