güímar

Gustavo Pérez Martín, primer alcalde nacionalista de Güímar

Atendiendo al pacto 'time-sharing' suscrito con el PSOE, esta tarde tomó posesión del bastón de mando para los próximos dos años con el objetivo de "arrimar el hombro por el municipio, con más debate y consenso"
Airam Puerta cedió el bastón de mando a Gustavo Pérez, cumpliendo el acuerdo de alternancia / SERGIO MÉNDEZ

Gustavo Pérez Martín se convirtió esta tarde en el primer alcalde nacionalista de Güímar – desde 1979 lo han sido cinco socialistas y dos populares – cumpliendo el pacto de alternancia en el cargo que firmaron en junio de 2019 el PSOE y Coalición Canaria, que con cinco y cuatro concejales respectivamente sumaron la mayoría necesaria para desbancar a la exalcaldesa Carmen Luisa Castro, con seis concejales.

Gustavo Pérez asume la Alcaldía hasta mayo de 2023, tras oficializarse la renuncia de Airam Puerta en el pasado pleno del día 24, pese a los intentos de la cúpula socialista por romper el pacto firmado que en su día, que paradójicamente no contó con el visto bueno de Coalición Canaria a nivel insular, aunque ayer se mostraban eufóricos, pronosticando que Gustavo Pérez “será un gran alcalde”, dijo el secretario insular, Francisco Linares.

El pleno de elección del nuevo alcalde, presidido por la edil más joven, la nacionalista Haridiam Martín, apenas duró una hora. Cualquier duda sobre quién sería el alcalde quedó despejada nada más comenzar la sesión, votando a favor de Gustavo Pérez los cinco ediles socialista y los cuatro nacionalistas, mientras que los populares votaron por Carmen Luisa Castro y la edil de Ciudadanos, Raquel Díaz, por ella misma. No estuvo presente Ruymán Expósito, de Sí se puede, que ya renunció a su acta para que entre en su lugar, también en otro acuerdo de alternancia, Nayra Caraballero (Izquierda Unida).

Raquel Díaz fue breve, pidiendo al nuevo alcalde “la participación a la oposición que el anterior alcalde nos ha negado”. Más extenso fue el discurso de Carmen Luisa Castro, que recordó que fue la ganadora de las elecciones y que su partido (PP) siempre ha apostado por el gobierno de la lista más votada, calificando lo ocurrido en Güímar como “un injusto juego democrático” y más cuando todo ha sido “una pirueta de ponte tu dos años y luego me pongo yo. Solo se explica por el ansia de poder de Gustavo Pérez por tener el bastón de mando”, recordándole que “tan mal no lo hicimos cuando gobernamos juntos”. De Airam Puerta dijo que “lo ha tenido fácil con la excusa de la pandemia, pero no se puede gobernar con fotos en el Facebook”, calificando al pacto de Gobierno como “un elefante en una cacharrería”. dejando al pueblo “triste y sucio”.

Beatriz Perdomo (PSOE) dijo que “Airam Puerta ha dejado el listón muy alto” y luego le pasó la palabra al exalcalde, que reconoció que “llegué a la Alcaldía por sorpresa” y valoró el cumplimiento del acuerdo, porque “no soy de los que van dando golpes para mantenerme a codazos como líder del partido”. Después de exponer una larga lista de acciones bajo su mandato, terminó diciendo que “me llevo dos grandes años”.

A continuación se procedió al juramento del cargo por parte de Gustavo Pérez y la entrega del bastón de mando de manos de Airam Puerta. El nuevo alcalde, en su primer discurso como tal, agradeció el apoyo de los ediles socialistas y nacionalistas y de “todo mi entorno”, para trabajar “las 24 horas del día aunque estará al 95% de ocupación por el municipio de Güímar”, exponiendo las necesidades básicas del municipio: “mejora de la movilidad y aparcamientos, nuevo concurso de recogida de residuos sólidos y limpieza viaria y que los agricultores puedan seguir plantando”, comprometiéndose a”arrimar el hombro” para que en el Ayuntamiento “haya más debate y mayor consenso” y “convertir este pleno en el espejo de Güímar”.

Gustavo Pérez estuvo arropado por CC en Tenerife, con Francisco Linares y Rosa Dávila, entre otros dirigentes / DA

Arrope nacionalista y casi nula presencia socialista

Al pleno asistió la cúpula de CC en Tenerife, con Francisco Linares y Rosa Dávila, entre otros, aparte del alcalde de Arafo, Juan Ramón Martín. Llamó la atención la casi nula representación del PSOE insular, más allá de la presencia de dos consejeros del Cabildo. Ni siquiera estuvo la alcaldesa vecina de Candelaria y presidenta de la Fecam, Mari Brito.

El secretario general insular de CC de Tenerife, Francisco Linares, destacó que “Gustavo es un hombre joven, pero con experiencia en tareas de gobierno, una persona seria, trabajadora y responsable y no tengo dudas que será un gran alcalde para el municipio de Güímar”. Por su parte, Dávila destacó el trabajo y esfuerzo de Gustavo Pérez en el municipio durante estos años, “una persona que vive por y para sus vecinos y vecinas, buscando su bienestar e intentando siempre resolver los problemas de la ciudadanía”.

TE RECOMENDAMOS